Informacion economica sobre Cuba

Posted on Sun, Jan. 28, 2007

Mal de salud el sistema cubano de atención médica
JOHN DORSCHNER
The Miami Herald
NESTOR VIAMONTE, quien administró una clínica de cuidado médico básico
en Ciego de Avila, ganaba 575 pesos, o unos $25 al mes. Ahora es técnico
hematológico en el Mercy Hospital.
MARICE COHN BAND / The Miami Herald

Cuando el huracán Katrina azotó a Nueva Orleans, Fidel Castro estaba tan
orgulloso de su sistema de salud que ofreció mandar a cientos de médicos
para que ayudaran. ''Cuba tiene autoridad moral para expresar su opinión
sobre este asunto, y para hacer esta oferta'', declaró.

“Hoy Cuba es el país con el mayor número de médicos per cápita en el
mundo, y ningún otro país coopera con otras naciones en el sector de la
salud tan ampliamente como Cuba''.

Ambos pronunciamientos podrían ser ciertos, pero lo que eso significa
para los cubanos en cuanto a la atención médica es objeto de una amplia
disputa.

Seis médicos cubanos, dos de ellos en la isla y cuatro en Miami, dicen
que nadie debe fiarse de las estadísticas que Cuba reporta ante la
Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hilda Molina, una neurocirujana de La Habana que una vez administró un
centro de cirugía de renombre internacional en esa ciudad, dijo a un
grupo de estudios latinoamericanos que está segura de que “se ha
manipulado los índices de salud en función de los intereses
políticos-ideológicos''.

Carmelo Mesa-Lago, profesor retirado de la Universidad de Pittsburgh que
ha estudiado la economía cubana durante décadas, indicó: ''Las
estadísticas de Cuba eran confiables hasta la crisis'' causada por el
colapso de la Unión Soviética en 1990. Pero desde entonces, los expertos
dudan de su veracidad, con los serios problemas económicos que ha tenido
el país. “No tenemos modo de verificar las cifras''.

Un portavoz de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), división
de la OMS que recoge estadísticas sobre las Américas, dijo que el grupo
no trata de verificar las cifras independientemente. “Nos basamos en
las que los ministerios de Salubridad nos envían, indicó el portavoz
Daniel Epstein.

Néstor Viamonte, que administraba una clínica de atención médica básica
en Ciego de Avila, declaró que ganaba lo que la mayoría de los médicos
en el 2003: 575 pesos, o aproximadamente $25 al mes, y tenía que vender
carne de cerdo en su casa para poder cubrir sus gastos.

Ni siquiera un médico de alta posición puede sobrevivir con su sueldo
del gobierno solamente. Roberto Ortega, que fue jefe de servicios
médicos de las fuerzas armadas de Cuba durante 10 años antes de desertar
en el 2003, dijo al Miami Herald que tenía que alquilar su Lada de 1996
como taxi los fines de semana para cubrir sus necesidades. “Todo el
mundo trata de subsistir''.

Eso también se aplica a los pacientes, y muchos están descontentos con
el cuidado que reciben. ''El servicio es de muy baja calidad'', declaró
Darsi Ferrer, médico disidente de La Habana, en entrevista telefónica.

Ferrer dijo que se dificulta conseguir medicinas, e incluso análisis
diagnósticos básicos como rayos X. ''Un solo médico tiene que encargarse
de cuatro o cinco oficinas, y es responsable de unos 2,000 pacientes'',
lo cual podría ser la práctica de un médico de cabecera del sur de la
Florida excesivamente recargado de trabajo.

Ferrer y otros indicaron que el sistema cubano ha estado en un serio
declive en años recientes, en parte al menos porque se está enviando a
tantos médicos a ultramar. Según el órgano oficial comunista Granma,
Castro dijo en septiembre del 2005 que una quinta parte de todos los
profesionales de salud con educación universitaria (25,845) cumplían
misiones internacionales en 66 países. De éstos, 17,651 eran médicos.

Según Alcides Lorenzo Rodríguez, jefe de atención médica primaria del
país antes de desertar en el 2005, alrededor del 60 por ciento de los
médicos generalistas de Cuba ahora están trabajando en Venezuela.

Esa escasez ha generado un sistema de mercado negro para los que están
muy desesperados por recibir atención. ''Si uno va a hacerse un
análisis, si uno quiere prioridad para ingresar a un hospital, puede
pagarlo. Es como una especie de atención médica clandestina'', indicó
Molina, el neurocirujano de La Habana que rompió con el gobierno cubano
en 1994. Según dijo, algunas personas han tenido que pagar el
equivalente de $50 o $60 para que les tomen rayos X.

También es difícil conseguir medicinas recetadas. ''Un niño con fiebre
no consigue medicinas'', declaró Viamonte, que se fue de Cuba en el 2003
y ahora es técnico hematológico en el Mercy Hospital.

Ferrer indicó que muchas personas en La Habana están usando remedios de
yerbas desarrollados hace siglos por africanos o por indios del Caribe,
conocidos como “medicamentos verdes''.

''Aquí es muy difícil conseguir cualquier clase de medicina'', declaró
Molina, y existe un mercado negro también. Una tableta del relajante
muscular meprobamato cuesta entre $1 y $5.

Desde la perspectiva de los que trabajan en el giro médico, sus carreras
están ''totalmente controladas'' por el Estado, según Viamonte. En el
2003, le ordenaron que se fuera a Venezuela con las ''brigadas de
salud'', y sabía que si no iba lo castigarían. Fue, y huyó a EEUU un año
después.

La redactora de The Miami Herald Elaine De Valle contribuyó a esta
información.

jdorschner@MiamiHerald.com

http://www.miami.com/mld/elnuevo/news/world/cuba/16563142.htm?source=rss&channel=elnuevo_cuba


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
January 2007
M T W T F S S
« Dec   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives