Informacion economica sobre Cuba

Publicado el martes 08 de abril del 2008

Discretos turistas nacionales arriban a Varadero

ANETT RIOS / EFE
VARADERO

Tras reabrir su paraíso de hoteles y excursiones al turismo nacional, el
balneario cubano de Varadero ha visto desempacar maletas a los primeros
huéspedes de la isla, un discreto grupo de avanzada que paga feliz por
servicios entre los que, sin embargo, aún no se encuentra el poder
abordar un barco.

Las nuevas ofertas para los cubanos, que prefieren moverse de incógnito,
incluyen desde safaris y alquiler de autos y motos hasta boletos para
bañarse con los delfines y pases para jugar en los campos de golf del
emplazamiento turístico más famoso de Cuba, situado a unos 150
kilómetros de La Habana.

La luz roja ha desaparecido definitivamente para todas esas opciones,
después de que el pasado 31 de marzo las cadenas de hoteles de la isla
recibieron la orden del Gobierno de Raúl Castro de dejar de aplicar la
prohibición nunca escrita que impedía a los cubanos hospedarse en sus
instalaciones.

No obstante, los paquetes de ocio para nacionales aún excluyen los
servicios de marina o cualquier oferta con travesía por mar, sobre los
que aún pesan múltiples

restricciones.

''No hemos recibido ninguna orientación, quizás en un futuro se autorice
el uso de lanchas con motores pequeños pero todavía no se ha
analizado'', indicó uno de los empleados de la Marina Chapelin, tras
aclarar que “ningún servicio de ninguna marina está abierto a los
cubanos''.

Pero esa prohibición es para muchos una reminiscencia insignificante en
medio del nuevo panorama del balneario, donde algunos empleados
investigan la nacionalidad de los huéspedes para luego felicitarlos con
alegría si son compatriotas.

El episodio de, en palabras de cubanos, ''humillación'' y ''privación''
que significó no poder alojarse libremente en sus propios hoteles
durante un periodo de 15 años es sustituido ahora por una nueva
contradicción: las habitaciones esperan, pero no alcanza el dinero.

En Varadero no hubo este fin de semana un maratón de cubanos haciendo
colas en las recepciones ni desplazando a los turistas internacionales.

Las habitaciones hay que pagarlas en la moneda fuerte de la isla, el
peso convertible en divisas (CUC), que equivale a $1.08 estadounidenses
y 24 pesos cubanos, en un país donde el salario promedio es de 408
unidades de esta última moneda (unos $17).

Precios de extra lujo al margen, una habitación puede costar entre 125 y
400 CUC (entre $135 y $430).

En la piscina del Club Kawama, Dania Foss, una cubana residente en
Noruega desde hace ocho años, indicó que pagó en esa instalación unas
vacaciones de una semana para su familia.

Según Foss, en sus viajes anteriores el dinero nunca fue un problema,
pero es la primera vez que lo puede gastar para los suyos en un lugar
como Varadero, en cuya entrada, como un centinela, aún se levanta un
cartel que reza: “Lo que aquí se recauda es para el pueblo''.

“Cuando llegué aquí, al lobby, y aceptaron a mi familia, casi se me
aguaron los ojos, esto es buenísimo''.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/cuba/story/186585.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
April 2008
M T W T F S S
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives