Informacion economica sobre Cuba

Publicado el lunes, 11.02.09
Verdaderas causas de la vagancia
By JORGE OLIVERA / Cubanet
LA HABANA

Un cubano de apellido Fernández sigue creyendo que la revolución es algo
salvable y afín a otros valores cercanos al entusiasmo. Este ciudadano
pertenece a ese territorio donde convergen utópicos y cándidos, tontos y
dogmáticos. Allí todos coinciden en que el socialismo cuenta con los
méritos para ingresar en la nómina de las maravillas del mundo.
Identifican la cadena de fallos como tropezones que pasan inadvertidos
en la carrera hacia la excelencia.

Fernández es lector del diario Granma, preocupado por la proliferación
de la vagancia entre la población. En su carta enviada a la dirección
del periódico se centra en las consecuencias del asunto y elude las causas.

En su visión crítica, no aparecen referencias a los culpables. Va por
las ramas. Opta por la vía menos problemática. Pide, con insistencia que
se corrijan las anomalías a través del uso de la fuerza.

No cree necesaria la reestructuración de los modos de producción, ni en
la urgencia de otras rectificaciones de índole económica, laboral,
social, para propiciar una dinámica de desarrollo sostenible, que ayude
la erradicación de conceptos y estilos de vida crecidos a partir de la
aplicación de políticas obsoletas.

Fernández es un observador parcializado. Puede que no tenga el coraje
para abordar el asunto en toda su dimensión. También es posible que haya
cumplido una orientación del partido, con tal de crear la apariencia de
que los ciudadanos de a pie pueden expresarse con cierta libertad sobre
temas incómodos, o es uno de esos ancianos acostumbrados a una pobreza
tolerable, y que prefieren convivir con sus rutinas antes que soportar
los efectos de un cambio en el ocaso de sus vidas.

Lo cierto es que los vagos van a seguir siendo parte de nuestra
cotidianidad. ¿Qué joven puede sentir deseos de trabajar con un salario
que no sobrepasa los $25 mensuales? ¿Por qué el gobierno no acaba de
descentralizar la economía para dar paso a la actividad productiva
particular, con lo que esto representaría en términos de eficiencia,
creación de empleos mejor remunerados y notable mejoría en los servicios?

La gente no trabaja en Cuba por razones obvias. El sistema es
disfuncional y sólo puede mantenerse a partir de los subsidios externos,
la plena competencia de los mecanismos represivos, el racionamiento
utilizado como una ilusoria fuente de igualdad, unido al acceso
“gratuito'' a los servicios de educación y salud, ambos muy deteriorados.

El vago es un producto de este engendro que de socialismo no tiene un
pelo.“En Cuba es donde la gente que mejor vive es la que no trabaja'',
se dice. A Fernández le resulta indignante que esa realidad se conserve
intacta. El detonante para desatar su irritación debería resumirse en el
hecho de que los principales responsables continúan en sus puestos.

A esa gente las absuelve con la omisión. Quizás no los ve. El poder está
demasiado alto. Es cierto que desde el diario Granma se hace difícil
encontrar el ángulo para una observación objetiva. No obstante, el tal
Fernández es uno de esos cubanos que dice haber descubierto rosas
impolutas entre los escombros del socialismo real.

Armados con fábulas estos personajes quieren salvar a toda costa un
proyecto político que, según el epitafio, murió en 1968. El año en que
las credenciales del totalitarismo se asomaron a los destinos de la
república con el nombre de Ofensiva Revolucionaria.

Verdaderas causas de la vagancia – Cuba – El Nuevo Herald (2 November 2009)
http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/cuba/story/578929.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
November 2009
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives