Informacion economica sobre Cuba

Carteles publicitarios en La Habana

Jueves, 03 de Mayo de 2012 10:43

Escrito por Ramón Díaz Marzo

Cuba actualidad, Habana Vieja, La Habana, (PD) Un proceso parecido al

que ocurrió en la Unión Soviética cuando tuvo que reducirse a ser la

Federación Rusa y abandonar su arcaico totalitarismo sobre los países de

Europa del este para darle paso a la iniciativa privada -léase

"capitalismo controlado"- es lo que está ocurriendo ahora mismo en Cuba.

Como es sabido que una imagen vale por mil palabras tuve la idea de

fotografiar los carteles publicitarios de la calle San Rafael (mal

nombrada Bulevar) en el tramo comprendido desde avenida de Galiano hasta

Paseo del Prado.

Estos carteles, proporcionalmente del mismo tamaño, promocionan los

negocios de los nuevos cuentapropistas y las tiendas patrocinadas por el

estado, tanto en moneda nacional como en la moneda libremente convertible.

Los productos que el estado oferta en tiendas que responden a

corporaciones de capital mixto tienen mejor calidad. Pero el precio de

los productos aún no está al alcance de la mayoría de los cubanos de a pie.

Llama la atención el hecho de esta mezcla de productos de los

cuentapropistas y de las llamadas shoppings. Se da poco a poco, y casi

por sí misma, en una suerte de praxis natural. Que el Gobierno haya

tenido que cederle terreno a la libre iniciativa, nos demuestra que,

aunque lentamente, el cambio hacia un modelo económico sostenible,

avanza. De manera que pensamos que el cambio hacia una nueva Cuba será

menos traumático que cuanto ocurrió en la Unión Soviética cuando se

desmembró.

Si bien es cierto que muchos cubanos pasan las de Caín, a otros en

cambio les va bien y se están haciendo ricos rápidamente, especialmente

aquellos que le roban al Estado.

La diferencia se nota, por poner un ejemplo, entre quienes toman el café

de la bodega y los que pueden tomar el café que se vende en las shoppings.

El gobierno cubano ha tenido que soltar las amarras de un barco que se

hunde por falta de capital y por la indisciplina de los "pillos

revolucionarios" que con el burocratismo, el tráfico de influencias, y

la desorganización en la planificación del trabajo no supieron (o no

tenían condiciones espirituales para comportarse como buenos dirigentes

estatales y políticos) hundieron a Cuba durante más de medio siglo y la

convirtieron en las ruinas que ahora padecemos.

Hoy en La Habana se mezclan anuncios, tanto de empresas que responden al

Estado como de los nuevos cuentapropistas, cuyo trabajo y sacrificio

para vencer las mil y una dificultades que enfrentan es digna de encomio.

Los que hemos tenido la oportunidad de ver el excelente documental de

factura española "Los oligarcas rusos" podemos especular que la

transición hacia una sociedad más democrática en Cuba será menos

traumática que la ocurrida en la Rusia de los años 90 del siglo pasado.

También suponemos que no habiendo peligro de invasión armada de los

EE.UU contra Cuba el cacareado "baño de sangre" tampoco ocurrirá, no

porque los cubanos sean menos proclives a la violencia que en otros

países, sino por la férrea vigilancia de Seguridad del Estado, que tiene

puestos los ojos y oídos en todos los grupos e individuos que se han

atrevido a disentir del régimen de los hermanos Castro.

Nuestra personal opinión es que el desmontaje del socialismo en Europa

del este fue una obra de teatro hábilmente preparada. Pero fue real y no

ficticia. La glasnost y la perestroika siempre estuvieron bajo el

control del KGB. Cuando Moscú comprendió que no podía continuar su

sistema anacrónico sobre otros países y que económicamente no podía

competir con Occidente ni continuar invirtiendo fondos en una carrera

armamentística contra los Estados Unidos.

Ahora, la recesión económica se ha globalizado y los Estados Unidos no

viven el mejor momento de su historia.

En el caso de Cuba creemos que el cambio se hará realidad pacíficamente

y que el baño de sangre, la Guerra de Todo el Pueblo entre los propios

cubanos, no tendrá lugar, precisamente por el control que la dictadura

ejerce sobre la nación cubana, y porque algunos de los que ahora ocupan

puestos secundarios en el poder y de la mayoría de nuestros disidentes

saben que el camino de la violencia no es la solución.

Podrán haber algunos forcejeos y tal vez algunos cubanos pierdan sus

vidas en el empeño, pero el río de lo necesario volverá a coger su cauce

natural.

"El dinero es el sustituto técnico de Dios" Edmund Burke (1729-1797).

Para Cuba actualidad: ramon597@correodecuba.cu

http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/4016-carteles-publicitarios-en-la-habana.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives