Informacion economica sobre Cuba

Petróleo, Economía

Petróleo

La Isla enfrenta una ecuación compleja durante los próximos cinco años,

que dependerá de que se asegure una gobernabilidad que podría

desmoronarse con la ausencia de Chávez y sus subsidios energéticos

Luis Manuel García Méndez, Madrid | 22/05/2012 12:25 pm

Los voceros de la compañía Repsol acaban de declarar a la Agencia EFE

que la primera perforación realizada por la plataforma Scarabeo-9 en

aguas ultraprofundas del Golfo de México —pertenecientes a la Zona

Económica Exclusiva cubana (112.000 kilómetros cuadrados)—, no ha dado

resultados, y que se apresta al cerramiento del pozo para evitar daños

ecológicos.

Aunque algunos medios, como Europa Press, han anunciado la retirada de

Repsol del área, lo más probable, como indica el cable de EFE, es que

los geólogos de la compañía "estudien ahora los pasos a seguir en

relación con otras perforaciones", y no que se retiren al primer

intento, habiendo pasado, incluso, el trámite de la inspección de la

plataforma en Trinidad y Tobago por especialistas de Seguridad y Medio

Ambiente y del Servicio de Guardacostas estadounidense, para garantizar

su seguridad y que menos del diez por ciento de los componentes sean de

origen estadounidense, como estipulan las restricciones fijadas por la

ley federal en el caso de Cuba.

El inicio de las perforaciones ha sido precedido por un largo análisis

estructural de la zona y prospecciones magnetométrica, gravimétrica y

sísmica detalladas, lo cual conlleva unos costos importantes, más los $

175 millones que ha costado la perforación; costos que no deberán

anotarse a la ligera en la columna de las pérdidas, sobre todo si

consideramos que los cálculos más moderados sitúan las reservas entre

5.000 y 9.000 millones de barriles, aunque el gobierno de la Isla ha

hablado de 20.000 millones.

A menos que existan otros factores no estrictamente técnicos que inviten

a Repsol a la retirada.

Hace un mes, en relación con la expropiación de Repsol YPF por la

Presidenta argentina, el Gobierno cubano, en un comunicado oficial leído

por la televisión, reiteró "su plena solidaridad con la República

Argentina y afirma que a dicha nación le asiste todo el derecho de

ejercer la soberanía permanente sobre todos sus recursos naturales".

Aunque así sea, en tiempos de raulismo (la incontinencia verbal del

fidelismo es caso perdido), debieron noticiar el suceso sin pronunciarse

oficialmente, considerando que Repsol es, de momento, su socio más

activo en la prospección petrolífera, aunque de los 59 bloques, haya 22

cedidos no solo a Repsol, sino a la venezolana Pdvsa, la noruega

Statoil, ONGC, de la India, la china CNOOC, y a PetroVietnam, entre otras.

Considerando, además, que Cuba produce unos cuatro millones de toneladas

anuales y depende de los 100.000 barriles diarios de crudo que llegan

desde Venezuela, algo que podría cambiar drásticamente de empeorar la

salud de Chávez o en caso de producirse deceso, o a partir de las

elecciones venezolanas del próximo octubre si Henrique Capriles se alza

con el poder. Sin paliativos, dado que la Isla no ha desarrollado

energías alternativas, fundamentalmente las renovables: biocombustibles,

eólica, etc.

De momento, la prensa cubana no da noticias ni del fracaso del pozo ni

de las actuaciones perspectivas de Repsol, pero que no haya noticias de

algo crucial para los cubanos no es noticia.

Petronas, de Malasia, en asociación con la rusa Gazprom Neft, comenzará

a perforar en breve en un bloque situado a 150 kilómetros al oeste del

abandonado por Repsol. Y la venezolana PDVSA perforará el tercero.

Difícilmente estos pozos, y los que seguirán, obtendrán idéntico

resultado al que Repsol acaba de concluir. Pero, incluso de confirmarse

las mejores perspectivas, Cuba no será energéticamente autosuficiente en

menos de cinco años, y algunos más para convertirse en un exportador

significativo de crudo.

De modo que la ecuación del próximo quinquenio es compleja. Dependerá de

cuan aceleradas sean las reformas en la Isla y se asegure una

gobernabilidad que podría desmoronarse con la ausencia de Chávez y sus

subsidios energéticos. Dependerá de a qué acuerdos estén dispuestos a

llegar los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos para derogar, o en su

defecto acribillar a excepciones el embargo hasta convertirlo en un

colador intrascendente. Porque Estados Unidos es, sin dudas, el primer

importador potencial del petróleo cubano y dispone de la más alta

tecnología extractiva. Y lo anterior dependerá también del factor

biológico. Dada la edad de los principales líderes cubanos, la nómina

del poder dentro de cinco años podría ser muy diferente, y con ello, las

políticas en curso.

El siguiente factor será la distribución social de los ingresos

petroleros. Dada la evolución de la nomenklatura militar cubana, el

modelo ruso me parece el más probable: una aristocracia verde olivo que

transitará sin cargos ideológicos de conciencia de administrar los

bienes que teóricamente pertenecen al pueblo, a apropiárselos en una

reedición de la piñata sandinista. Aunque hay otras posibilidades: un

sultanato caribeño que mantenga la gobernabilidad mediante dosis

equilibradas de represión y subvenciones. El petróleo como arma

geopolítica al servicio de un sistema o de un líder (la URSS,

Venezuela). O el más deseable, el sistema noruego, donde los recursos

energéticos son patrimonio de toda la población y se revierten en

investigación, desarrollo y en sostener las garantías sociales que

componen el mejor estado del bienestar del planeta. Lamentablemente,

aunque en Cuba es habitual hacerse el sueco, no hay salmones ni fiordos

ni noruegos.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/petroleo-276934


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives