Informacion economica sobre Cuba

Publicado el jueves, 05.10.12

Policía política de Cuba y Alemania Oriental labraron acuerdo que

incluyó el de IKEA

Juan O. Tamayo

jtamayo@elnuevoherald.com

El polémico contrato para usar mano de obra penitenciaria cubana para

hacer muebles para IKEA fue parte de un acuerdo más amplio entre firmas

controladas por los servicios de seguridad de Cuba y Alemania Oriental,

que incluía además antigüedades, tabacos y armas cubanas, según un

investigador en Berlín.

Documentos sobre el acuerdo, encontrados en los archivos de la STASI, la

tristemente famosa agencia de seguridad de Alemania Oriental, hacen

referencia también a mano de obra penitenciaria cubana e indican que

Fidel Castro había aprobado en persona el acuerdo general, afirmó el

investigador Jorge Luis García.

García indicó el miércoles a El Nuevo Herald que publicó un artículo

sobre el acuerdo en el 2006 que mencionaba la manufactura de muebles

"para Suecia" y publicó una nota sobre el asunto en su blog,

STASI-MININT Connection, a principios del año pasado.

Pero el acuerdo estalló la semana pasada en escándalo luego de que un

periódico alemán reportó que una sucursal de IKEA en Berlín y una

compañía de Alemania Oriental habían hecho un contrato para usar mano de

obra penitenciaria cubana para hacer 45,000 mesas y 4,000 juegos de sofá

en 1987.

El Muro de Berlín fue derribado dos años después, y Alemania Oriental

—oficialmente la República Democrática Alemana— desapareció en 1990 al

fundirse con la República Federal de Alemania, llamada también Alemania

Occidental.

No está claro todavía hasta dónde se cumplió el acuerdo de 1987, afirmó

García, nacido en Cuba, quien fuera interrogado en las celdas

subterráneas de la STASI en Berlín Oriental en 1987. En la actualidad

sirve de guía en visitas dirigidas a las celdas e investiga los archivos

de la agencia.

Tampoco se sabe si reclusos cubanos fueron usados en la elaboración de

los otros productos mencionados en el acuerdo.

Un documento encontrado por él en los archivos muestra que las firmas de

Alemania Oriental involucradas en el acuerdo fueron Delta GmbH y

Comercio de Arte y Antigüedades, conocida como KuA, ambas controladas

por el Ministerio del Interior, encargado de la seguridad nacional. La

STASI, que vigilaba y reprimía a la disidencia interna, era una muy

temida sección del ministerio.

Pero las compañías eran oficialmente ramas de la agencia de comercio

exterior del gobierno, Kommerzielle Koordinierung. La agencia era

dirigida por el notorio negociante Alexander Schalck-Golodkowski,

funcionario de STASI que desertó en 1989.

El documento muestra que la agencia de La Habana en el acuerdo era

EMIAT, y la describió como propiedad del Ministerio del Interior de Cuba

(MININT). Lo mismo que su contraparte de Alemania Oriental, el MININT

está a cargo de la seguridad nacional y administra las cárceles de Cuba

así como la Dirección General de la Seguridad del Estado, la cual vigila

y reprime a la disidencia.

García amplió que el documento, escrito en alemán, muestra que tres

directivos de KuA y Delta visitaron Cuba y se encontraron con

funcionarios del MININT y EMIAT entre el 17 y el 26 de septiembre de

1987 para discutir una serie de acuerdos.

"Se realizaron visitas a los centros de producción. Parcialmente, estos

centros se encuentran en establecimientos penitenciarios del MININT",

indica el documento, según la traduccion de García. "EMIAT desea

aumentar el uso de estas instalaciones para la fabricación de productos

para la exportación".

El mismo documento reportó que el ministro de Comercio Exterior de Cuba,

Ricardo Cabrisas, se había reunido con los visitantes alemanes y les

dijo: "Esta cooperación ha sido autorizada por el compañero Fidel Castro".

García agregó que el documento reportó también que EMIAT "abastece las

casas de visita del gobierno y del Comité Central" del Partido Comunista

de Cuba. "Es además una rama comercial del MININT".

Un documento separado, en español, con fecha del 26 de septiembre de

1987, es un memorándum de entendimiento que enumera los acuerdos a que

llegaron los visitantes de Alemania Oriental y sus huéspedes cubanos,

pero no brinda todos los detalles de todos los acuerdos.

Otro documento señala que los acuerdos incluyen la producción de muebles

para IKEA con un valor total de 12 millones de marcos. Pero no menciona

específicamente la mano de obra penitenciaria.

Los documentos parecen indicar que Delta estaba representando a la

cadena sueca de muebles y artículos para el hogar en los negocios con Cuba.

También se mencionan en el memo acuerdos sobre productos textiles así

como 10,000 toneladas de jugo de toronja, valorado en 4.5 millones de

marcos, 200,000 botellas de ron y 200,000 tabacos, tres productos

altamente codiciados en Alemania Oriental por su imagen "tropical".

KuA ordenó además tres contenedores de "muebles antiguos", añadió el

memo. El gobierno de Castro confiscó decenas de miles de antigüedades,

pinturas y esculturas cuando familias adineradas huyeron al extranjero

en los primeros años de la revolución y tuvieron que dejar atrás sus

propiedades.

Los cubanos pidieron además ayuda a KuA para exportar al mundo no

comunista lo que el documento llamó Oldtimers: los autos y camiones

estadounidenses antiguos que se ven en las calles cubanas hasta el día

de hoy. "Hay 400 Oldtimers listos para exportar", precisó el documento.

También se mencionan en el memo ventas a Alemania Oriental de

crustáceos, café, metales preciosos y hasta ataúdes cubanos, explicó

García por teléfono desde Berlín. Facilitó además copias digitales de

algunos de los documentos.

Pero no había indicación alguna de cuales acuerdos fueron convertidos en

contratos legales, o cuáles fueron llevados a cabo finalmente. La

economía cubana se desplomó a finales de la década de 1980 cuando el

presidente soviético Mijail Gorbachov empezó a recortar los subsidios a

la isla.

Otros documentos publicados en Alemania la semana pasada mostraron que

el lote inicial de sofás de IKEA hechos en Cuba tuvieron problemas de

calidad, y que un grupo de funcionarios de Alemania Oriental tuvieron

que viajar a la isla para resolver el problema. No hubo indicación

alguna de qué sucedió.

El memorándum de entendimiento está firmado por tres representantes de

Delta y KuA así como el jefe de EMIAT, el teniente coronel Enrique

Sánchez, el primer secretario de la embajada cubana en Alemania Oriental

y el general Santiago Borges. García afirmó que otros documentos de la

STASI muestran que Borges dirigía la logística en el MININT.

García amplió que otro documento de los archivos de la STASI, que

informa sobre el viaje de los alemanes a Cuba, mostró que las

autoridades de La Habana estaban tan contentas que habían hecho al

presidente de KuA Axel Hilpert coronel honorario del MININT y mejoraron

a primera clase su viaje de vuelta.

A su regreso a Berlín Oriental, Hilpert también sirvió de mediador en la

venta de 2,200 pistolas Colt de fabricación estadounidense en los

almacenes cubanos —al parecer un remanente de la época previa a Castro—

a un negociante de armas de Los Angeles, según documentos citado por García.

Hilpert, veterano agente de STASI cuyo nombre de código era "Monika", se

hizo rico tras el colapso de Alemania Oriental, argumentando que había

hecho lucrativos contactos con empresarios occidentales durante sus años

en Kommerzielle Koordinierung.

Fue investigado en los años 90 en un caso relacionado con sellos de

correo cubanos falsificados, así como el mal manejo de ciertos fondos

durante los días finales de Alemania Oriental, y en estos momentos está

en la cárcel bajo investigación por otras acusaciones.

Pero sigue siendo el copropietario oficial del centro turístico de

cuatro estrellas Resort Schwielowsee, en la antigua Alemania Oriental,

que sirvió de sede a un encuentro de ministros de Finanzas del Grupo de

Ocho en el 2007.

Una habitación de una sola cama en la instalación turística, situada

junto a un lago cerca de Berlín, cuesta alrededor de $160 por noche.

Vea en elnuevoherald.com copias de los acuerdos.

http://www.elnuevoherald.com/2012/05/10/v-fullstory/1199120/policia-politica-de-cuba-y-alemania.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives