Informacion economica sobre Cuba

Publicado el sábado, 06.23.12

Diplomáticos destacan secretismo de bancos en Cuba

Juan O. Tamayo

jtamayo@elnuevoherald.com

Dos reportes cuidadosamente redactados por diplomáticos estadounidenses

en La Habana señalan que, aunque no había "evidencia directa" de lavado

de dinero en Cuba, la isla tenía uno de los sistemas bancarios "más

reservados" del mundo, y su gobierno no da información sobre estos delitos.

Uno de los reportes contiene además una vaga referencia a lo que parece

ser el caso de los tres hermanos Benítez, cubanos de Miami encarcelados

en la isla y buscados en el sur de la Florida por fraudes al Medicare

por valor de $119 millones.

La fiscalía federal presentó el lunes cargos contra Oscar Sánchez,

vecino de Miami, por una operación de lavado de dinero que envió $31

millones en fondos estafados al Medicare a la isla. Las autoridades

añadieron más tarde que no había pruebas de que el gobierno cubano

estuviera detrás de estas operaciones.

Algunos ex funcionarios del gobierno cubano han alegado que es imposible

que las autoridades de la isla no estén al tanto de transferencias

sospechosas de dinero porque controlan todos los bancos de la isla y

tienen uno de los sistemas de seguridad nacional más estrictos del mundo.

"Todo dinero que pase por los bancos cubanos es investigado,

especialmente dinero extranjero", dijo Marzo Fernández, quien trabajó en

la sección financiera de la oficina del gobierno que coordinaba la

planificación económica con los países del bloque soviético y quien

desertó en 1996.

Los dos reportes diplomáticos de Estados Unidos fueron respuestas a

preguntas enviadas por el Departamento de Estado a todas sus embajadas

en el 2008 y el 2009 sobre cómo los gobiernos de los países en que

estaban tomaban medidas para luchar contra el lavado de dinero y

combatir el financiamiento del terrorismo, conocidas como "AML/CFT".

Ninguno de los dos reportes estaba clasificado, lo cual indica que no

contenían información que la Sección de Intereses considerara como delicada.

Hechos públicos por el grupo Wikileaks, los dos cables diplomáticos usan

un lenguaje virtualmente idéntico para reportar la ausencia de

información alguna sobre casos de lavado de dinero en la isla, gobernada

por un régimen comunista.

"El gobierno de EEUU no tiene evidencia directa alguna de actividades de

lavado de dinero o financiamiento del terrorismo en Cuba en el 2009",

dice uno de los despachos, añadiendo que el gobierno cubano no "reportó

públicamente arrestos, confiscaciones o enjuiciamientos significativos".

Ambos reportes añaden que Cuba cuenta con "uno de los sistemas bancarios

nacionales más reservados y menos transparentes del mundo", y que no

existe evidencia "de que se halla implementado alguna medida de tipo

AML/CFT, o de que infractor alguno haya sido enjuiciado".

"Se debe señalar, sin embargo, que los medios de prensa nacionales en

Cuba están completamente controlados por el estado, el cual sólo permite

una cobertura de prensa laudatoria sobre sí mismo", añadieron. El

gobierno "no publica o da publicidad habitualmente" a actividades de

tipo AML/CFT.

Un tercer cable estadounidense desde La Habana señaló que Cuba había

dado permiso en el 2009 para presentar una orden judicial emitida por un

tribunal federal de Miami a "tres hermanos cubanoamericanos" sospechosos

de fraude al Medicare por más de $100 millones.

El cable no los identificó, pero es casi seguro que se refería a José,

Luis y Carlos Benítez, que huyeron a Cuba para no enfrentar su acusación

oficial en el 2008 por cargos de presentar reclamaciones falsas al

Medicare por $119 millones.

La citación judicial estaba "dirigida contra propiedades y pertenencias

personales, aunque ninguna de las propiedades identificadas están en

Cuba", añadió el cable, sin dar más explicaciones.

Los hermanos "estaban detenidos en una cárcel cubana por cargos no

especificados" según el cable, que no daba más detalles. Familiares

suyos dijeron este año a sus amigos que los hermanos estaban todavía en

la cárcel, presumiblemente por violaciones de inmigración, pero no han

sido llevados a juicio.

Un cuarto cable con fecha del 25 de abril del 2007 señaló que el

gobierno cubano se había ofrecido a deportar a un ciudadano

estadounidense "que estaba cumpliendo una condena por un caso de lavado

de dinero que había languidecido por mucho tiempo", pero no dio más

detalles.

En su mayor parte, los dos cables estadounidenses sobre lavado de dinero

se dedicaron a informar en detalle sobre las leyes y regulaciones

cubanas sobre el tema, mostrándolas como estrictas en el papel pero sin

confirmación independiente.

Cuba "en general alega estar cumpliendo a plenitud con las convenciones

de lavado de dinero y antiterrorismo internacional", señaló un cable,

pero no pertenece al Grupo de Acción Financiera, la principal

organización global contra el lavado de dinero.

Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores en La Habana,

respondiendo a la alegación de que Oscar Sánchez enviaba dinero del

Medicare a Cuba, dijo el miércoles que el país tenía controles estrictos

para evitar el lavado de dinero y colabora estrechamente con los bancos

para detectar y evitar las transacciones ilegales.

Resoluciones gubernamentales de 1997 establecen pautas para la

"detección y prevención de movimientos de capital ilícito" y estableció

una Central de Información de Riesgos (CIR) para compilar y procesar

información sobre sospechas de violaciones, señalaron los cables

estadounidenses.

Pero los diplomáticos estadounidenses "carecen de información en cuanto

a la capacidad (de personal o de otro tipo) de la CIR para supervisar o

examinar el cumplimiento por parte de instituciones financieras de las

leyes y regulaciones de tipo AML/CFT", añadió uno de los despachos.

Otra resolución del 2004 estableció la Oficina de Supervisión Bancaria

dentro del Banco Central de Cuba para "procesar información brindada por

la (CIR) y otros acerca de actividades delicadas e ilegales, corrupción

y posibles operaciones de lavado de dinero", señalaron los cables.

La Ley 87 aprobada en 1999 añadió el lavado de dinero al código penal,

con condenas penitenciarias de 10 a 30 años, y órdenes del Banco Central

en 1998 y 2002 dejaron en claro que las leyes de secreto bancario no se

aplican a los investigadores del gobierno.

"Toda institución financiera tiene un funcionario designado que reporta

directamente al ejecutivo principal" las transacciones sospechosas,

señalan los cables, y se exige a los bancos que reporten toda

"transacción compleja de una cantidad inusual" a la CRI y al Ministerio

del Interior.

También se exige a los bancos que reporten transacciones de $10,000 o

más y que determinen si una transacción dada "se corresponde al

propósito corporativo o social aprobado de una compañía (estatal o

privada)", según los despachos.

Los bancos pueden además bloquear las cuentas sospechosas, y el código

penal establece que toda persona hallada culpable de lavado de dinero

será privada de todas sus ganancias, así como toda propiedad "esencial a

la ofensa, o resultado de la misma", según los despachos.

http://www.elnuevoherald.com/2012/06/23/v-fullstory/1235724/diplomaticos-destacan-secretismo.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
June 2012
M T W T F S S
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives