Informacion economica sobre Cuba

CAFE, Cambios, Bruno Rodríguez

Canciller cubano desprecia a inversionistas del exilio por "pobres"

Al responder una pregunta sobre la participación de emigrados en el

sector privado, Rodríguez señaló que, a pesar de que existe "la base

legal para que los cubanos de la emigración inviertan", al Gobierno

cubano no le interesan aquellos que aporten "100 mil, 200 mil, 300 mil

dólares", porque lo que "demanda" la Isla son miles de millones de dólares

Redacción CE, Madrid | 02/10/2012 7:38 am

El Canciller cubano Bruno Rodríguez respondió negativamente a la agenda

de la organización CAFE (Cuban Americans for Engagement) en una reunión

celebrada el pasado viernes en la que participaron funcionarios del

Gobierno cubano y un grupo de cubano-americanos, informó este lunes el

sitio digital de la organización.

En artículo divulgado este lunes en el sitio, la profesora María Isabel

Alfonso, de la directiva de CAFE, dio detalles de la reunión, celebrada

en la misión diplomática de Cuba ante las Naciones Unidas.

Según la información, en el encuentro, iniciado con una intervención del

Ministro de Relaciones Exteriores de la Isla, CAFE hizo una serie de

sugerencias basadas en el programa de la organización.

Si bien, según se deduce del artículo, CAFE fue extremadamente cauto en

sus propuestas, el Canciller cubano respondió a cada una negativamente,

aludiendo a elementos que pudieran ser vistos como ajenos al intercambio

entre ciudadanos cubanos de la Isla y los emigrados.

"Partiendo de que la emigración es parte esencial de la nación, de su

vida económica, política, y social", según el artículo, CAFE recomendó

un cambio de nombre de las reuniones llamadas "Diálogo de la Nación y la

Emigración", que el régimen lleva a cabo con escogidos miembros de la

comunidad cubana en el exterior.

CAFE sugirió se les denominara "Diálogo Nacional", "Diálogo Cubano" o

"Diálogo entre el gobierno cubano y ciudadanos cubanos residentes en el

exterior", con el propósito de "establecer los principios ciudadanos y

patrióticos en los cuales una conversación constructiva debe basarse",

asegura Alfonso, a fin de abrir espacios para que la comunidad de

emigrados participe en los cambios que están desarrollándose en la Isla.

La organización propuso además, como establece en sus objetivos

iniciales, otros puntos esenciales:

– Abrir el mercado de la iniciativa privada en la Isla, sobre todo en

los sectores de la pequeña y mediana empresa, a cubanos residentes en el

exterior.

– Ajustar las prácticas migratorias cubanas a los estándares

internacionales, en particular los precios de los pasaportes y los

permisos de entrada y salida.

– Iniciar un proceso de reconciliación, con la "creación de comisiones

para reconocer abusos a grupos específicos" de emigrantes cubanos, que

pueden haber provocado su salida del país.

– Dar pasos para "eliminar prejuicios, trabas y paranoias" que impiden

el intercambio cultural de artistas y profesionales emigrados con sus

pares en la Isla.

Respuestas de Bruno Rodríguez a cada punto adelantado por CAFE, según

recoge el artículo de Alfonso:

Respecto a la participación de emigrados cubanos en la toma de

decisiones en el llamado "proceso de actualización", el Canciller dijo

que "sería positivo" que ustedes (CAFE) opinaran, pero rechazó que "los

malos cubanos que apoyan el embargo" lo hicieran. Con esas excepciones,

dijo, el concepto esencial es "con todos y para el bien de todos".

En el segundo punto relacionado con la participación de emigrados en las

inversiones privadas, Rodríguez señaló que, a pesar de que existe "la

base legal para que los cubanos de la emigración inviertan", al Gobierno

cubano no le interesan inversores que aporten "100 mil, 200 mil, 300 mil

dólares", porque Cuba lo que "demanda" son miles de millones de dólares.

"Cuba anda buscando inversiones que son de magnitud a las que no llega

como regla la emigración", expresó Rodríguez.

Sobre la política migratoria, el Ministro acotó que si bien es necesario

acercarla a los estándares internacionales, primero se requiere de "una

estandarización de las políticas migratorias de EE.UU. hacia Cuba", señaló.

Luego de aludir a la Ley de Ajuste Cubano, inexistente para mexicanos,

dominicanos o haitianos, Rodríguez indicó que "nosotros tenemos un

sistema de habilitación de pasaporte que como regla permite a cualquier

cubano viajar, entrar y salir y permanecer períodos de tiempo dado en

Cuba sin hacer ningún trámite específico y creo que eso abarca a la

inmensa mayoría de los cubanos que viven en cualquier parte del mundo".

"Fue un salto de la política migratoria" cubana, "la eliminación del

permiso de entrada que era masivo", añadió.

En cuanto al precio de los pasaportes, que dijo se podría discutir,

"obedece a determinadas razones", indicó. "Nadie va a financiar con los

pasaportes el desarrollo económico de Cuba", agregó.

Respecto al tema de la reconciliación tratado durante el encuentro, que

fue calificado de "positivo" por Alfonso, el Canciller cubano evitó

expresarse sobre la posibilidad de crear comisiones para "aquellas

personas perjudicadas injustamente por el proceso revolucionario, pero

expresó puntos que consideramos legítimos e importantes a tomar en

cuenta en el debate sobre pasadas injusticias y las políticas

actualmente vigentes".

"Es responsabilidad nuestra diferenciar la parte de la emigración que ha

sido víctima de esas políticas que han llegado a atentar sin pudor hasta

contra nuestros vínculos familiares, de los perpetradores terroristas y

pro-embargo, cuyos abusos y agresiones al pueblo cubano, no justifican

ni son equiparables a los errores y abusos cometidos por el gobierno

cubano contra segmentos no pequeños de emigrados", dice la autora del

artículo.

Según Alfonso, Rodríguez indicó: "Reconciliación no puede ser amnesia,

no puede ser olvido ni puede ser equiparación simplificadora", para

luego referirse, por un lado, a la "emigración inicial", de criminales,

torturadores, represores y corruptos; a grupos cómplices que "intentaron

e intentan hasta este minuto provocar una invasión militar

norteamericana que costaría un baño de sangre, y que colocaron a Cuba al

borde de un holocausto nuclear durante la Crisis de octubre"; así como a

las "insuficientes medidas" de flexibilización del embargo promovidas

por el presidente estadounidense Barack Obama.

"No hay hoy mayor obstáculo a un cambio de política hacia Cuba que

determinados Comités de Acción Política y determinados congresistas cuyo

sentido de sus vidas políticas es esto. Me dicen que hoy por hoy están

siendo bloqueadas las licencias de los viajes de contacto pueblo a

pueblo", añadió el Canciller.

Por último, Alfonso subrayó en su artículo el carácter "positivo" del

encuentro, en el que participaron también otros miembros de la comunidad

cubano-americana en Nueva York, Miami y otros estados, y consideró que

"Juntos dimos otro paso para continuar un diálogo de buena voluntad

entre cubanos nacionalistas, de diversa ideología, pero comprometidos a

derrotar el odio, los rezagos de las circunstancias geopolíticas de la

Guerra Fría, y los errores cometidos por ambas partes".

http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/canciller-cubano-desprecia-a-inversionistas-del-exilio-por-pobres-280501


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives