Informacion economica sobre Cuba

Horas de angustia en Cuba

Para La Habana, un triunfo de la oposición venezolana sería el fin de

una ayuda millonaria

Sábado 06 de octubre de 2012 José Meléndez Corresponsal | El Universal

SAN JOSÉ.— A casi 104 años de que Estados Unidos la separó de España por

la vía armada, y tras depender, primero, de Washington de 1899 a 1958 y

luego de la ya desintegrada Unión Soviética por más de tres décadas,

Cuba tiene ahora su futuro atado al destino político del venezolano Hugo

Chávez y del músculo petrolero y financiero de Venezuela, que gira unos

5 mil millones de dólares al año en subsidios a La Habana.

A sabiendas de que los resultados electorales de mañana en Venezuela

serán esenciales para su subsistencia, el régimen cubano confía en el

triunfo de Chávez para sostener una estructura socioeconómica que sigue

sin recuperarse del impacto por la caída de sus antiguos aliados del

desaparecido bloque soviético, entre 1989 y 1991.

"Cuba ha estado acostumbrada a vivir del cuento", aseguró la disidente y

ex prisionera política cubana Martha Beatriz Roque, en una entrevista

telefónica con EL UNIVERSAL desde La Habana. "O sea, a vivir de la URSS

todo el tiempo que vivió del campo socialista, hasta que ahora encontró

a Hugo Chávez. Y antes de la involución (en 1959), casi todos los

presidentes cubanos estaban muy vinculados con Estados Unidos", subrayó.

"No quisiera que Cuba dependiera de ningún país", declaró el opositor

cubano Dagoberto Valdés, director de Convivencia, revista digital de un

sitio de internet de España. "El mundo de hoy es globalizado e

interdependiente, pero una cosa es interdependencia y otra es que la

economía cubana dependa de una economía extranjera", dijo.

El candidato opositor venezolano Henrique Capriles ya anunció que, en

caso de ganar las presidenciales del domingo, toda la cooperación de

Caracas con La Habana será revisada y que se detendrá el flujo

subsidiado de petróleo y de dólares hacia Cuba, porque sus prioridades

serán las necesidades internas.

Por eso, el régimen cubano ha dicho que los comicios venezolanos son

algo más que una batalla de política interna en Venezuela.

Una jornada "decisiva"

Las elecciones venezolanas "serán decisivas para el destino común de la

región", dijo el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ante la Asamblea

General de Naciones Unidas el 1 de octubre. "Al pueblo venezolano y a su

líder, el presidente Chávez, expresamos toda nuestra solidaridad ante

los intentos de desestabilización que se avizoran", añadió.

Cuba, que se independizó de España en 1902 y desde 1959 mantiene un

choque político con EU que llegó a desbordarse a escenarios bélicos y

diplomáticos, se volvió el principal aliado de Chávez en el

enfrentamiento que éste abrió con Washington al asumir el poder, en

enero de 1999, en un bloque en el que La Habana y Caracas reclutaron a

Nicaragua, Ecuador y Bolivia.

Luego de que en la década de 1990 se despojó del pasado de "socio único"

de la primera mitad del siglo XX o del mundo bipolar de la Guerra Fría

—Washington o Moscú— con su imposición política y aglutinó y diversificó

variedad de aliados económicos de Europa, América y Asia con gobiernos

del más diverso signo ideológico, Cuba comenzó desde 1999 a ligar su

futuro al de Chávez. El cambio se registró luego de que México dejó de

ser ese año el más importante e histórico aliado político de La Habana

en el Hemisferio Occidental.

"El régimen cubano ha estado acostumbrado a vivir de alguien que lo

sostenga. Indiscutiblemente, ese alguien hace algunos años ya es Hugo

Chávez, que le tiene un gran agradecimiento a Fidel Castro. En estos

momentos, hay una gran tensión en el país esperando los resultados del

domingo", dijo Roque.

Pero a casi 14 años de establecida una estrecha alianza entre el

presidente de Venezuela y sus aliados de Cuba, los gobernantes cubanos

"como es natural, están convencidos de que Chávez va a ganar… de una

forma u otra", puntualizó la disidente.

Aunque otros países latinoamericanos y caribeños también tienen una

dependencia externa histórica de Washington, Londres o París, entre

otras metrópolis, la diferencia es que en Cuba hubo una revolución

socialista que triunfó en 1959 con la proclama de que la isla dejaría de

ser un peón al servicio de EU o de cualquier otra potencia.

El periódico oficialista cubano Granma advirtió en un artículo publicado

el 3 de octubre que medios internacionales de comunicación pronostican

un triunfo de Capriles y descartan que Chávez gane, porque es "la matriz

que justificará el posterior grito de 'fraude' de la oligarquía, cuando

se contabilicen los votos y las autoridades electorales anuncien la

victoria" del presidente.

Cerrar la llave

Según el rotativo, "los seguidores de Chávez" están decididos a "no

entregar el poder a los que antaño subastaron y empobrecieron a una de

las naciones más ricas del continente".

El triunfo de Chávez será "una victoria" para América Latina y

"significará un duro revés para el régimen norteamericano, el cual ha

apostado y se ha empeñado a profundidad para impedir que Chávez continúe

al frente del gobierno venezolano, lo cual representa para Washington

una gran espina en su garganta", aseguró un artículo de Cubadebate, una

página del gobierno de Cuba en internet que se dedica a combatir al

"terrorismo mediático".

Al preguntársele si una derrota de Chávez sería positiva para Cuba,

Roque respondió que "depende de como se vea. Para el régimen sería

tremendamente negativo. Y para los que luchamos por libertad, democracia

e instauración de un régimen de derecho en el país, pensamos que sería

una posible oportunidad en el sentido de que se le acabaría al régimen

este apoyo (venezolano)".

A inicios de este mes, el periódico El Nuevo Herald, de Miami, detalló

que, según documentos en su poder, Venezuela paga a Cuba cerca de 5 mil

100 millones de dólares al año por los servicios de 30 mil miembros del

personal médico cubano y los 15 mil maestros, entrenadores y otros

asesores enviados a suelo venezolano.

Los pagos, precisó, corresponden a una "asombrosa suma" de 113 mil 333

dólares anuales por cada cubano enviado a Venezuela y equivalen al 4.4%

del PIB de Cuba en 2010, que ascendió a 114 mil millones de dólares.

Los recursos venezolanos "llegan a La Habana en forma de más de 100 mil

barriles de petróleo al día", así como "dinero en efectivo y acciones"

de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), el monopolio petrolero del país,

informó el rotativo, que sigue de cerca los asuntos cubanos.

http://www.eluniversal.com.mx/internacional/79650.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives