Informacion economica sobre Cuba

150 años de éxito, resistencia y crecimiento

La burla de Bacardí a la dictadura cubana

EUROPA PRESS / PRNEWSWIRE. HAMILTON (Bermuda)

En sus 150 años, Bacardi celebra el éxito, resistencia y crecimiento

desde la confiscación ilegal de los activos cubanos hace 52 años.

En su año de celebración del 150 aniversario, Bacardí celebra su enorme

éxito como mayor compañía mundial de propiedad privada dedicada a las

bebidas alcohólicas y el impresionante impulso y perseverancia de la

compañía para salir tras la confiscación ilegal de sus activos en Cuba

el 15 de octubre de 1960 – hace 52 años.

Aunque ese hecho supone un extraordinario evento en la historia de la

compañía tras casi 100 años de estancia en Cuba, se convirtió en un

punto de inflexión vital para propulsar la compañía de propiedad

familiar y la marca del ron homónimo Bacardi® con un perfil

internacional superior.

Esto convirtió a Bacardí en la marca con reconocimiento mundial que es

en la actualidad. De hecho, a los 20 años de perder sus activos en Cuba,

el ron Bacardí se convirtió en la marca de bebidas alcohólicas premium

número uno en Estados Menos de un año después de esto, se convirtió en

la marca de bebidas alcohólicas número uno en ventas en todo el mundo.

"El hecho de que Barcardí haya perseverado para convertirse en un marca

de reconocimiento mundial, además de ser líder dentro de la industria de

las bebidas alcohólicas, no debería ser sorprendente para cualquiera que

conozca tato la cultura como el espíritu de la compañía", afirmó Facundo

L. Bacardí, presidente de Bacardí Limited.

"La resistencia y perseverancia son parte de nuestro ADN de 150 años, no

solo como familia, sino también como compañía. Hemos sobrevivido a la

bancarrota, rebeliones, terremotos devastadores, la era de la

prohibición en Estados Unidos, la Revolución de Cuba y el exilio de

nuestra tierra natal, y a través de todo ello, hemos aprendido que nada

puede romper el espíritu indomable de la familia o del disfrute de las

bebidas alcohólicas en todo el mundo. Podrían volver los tiempos

difíciles, pero las lecciones del pasado de nuestra compañía están lo

suficientemente claras como para excluirnos".

Rápida acción para enfrentarse a la adversidad

La historia de Bacardí en Cuba ha vuelto a demostrar la capacidad de la

compañía para adaptarse, permanecer siendo relevante y seguir

floreciendo entre las enormes dificultades. Bacardi se enorgullece de su

herencia únicamente cubana, incluyendo el honor del año 1920 de ser la

primera compañía multinacional de Cuba. Desde sus humildes orígenes en

Santiago de Cuba en 1862, Bacardi – la familia, compañía y marca – ha

conseguido el éxito pese a las agitaciones enormes de personal y

políticas en sus 100 primeros años, incluyendo eventos como guerra,

bancarrota y prohibición.

De hecho, las amenazas del Gobierno de Fulgencio Batista durante las

décadas entre 1940 y 1950, que incluyeron la decisión de nacionalizar

Bacardi durante un día, llevaron a los ejecutivos de Bacardi a

salvaguardar la propiedad intelectual del ron Bacardi, la fórmula

secreta y la levadura propia vital para hacer el ron Bacardí, sacándola

fuera de Cuba.

Estos pasos clarividentes ya se habían llevado a cabo cuando, el 13 de

octubre de 1960, el nuevo Gobierno Revolucionario de Cuba, que había

llegado al poder en 1959, aprobó la Ley 890, nacionalizando las

principales industrias y poniendo fin a la propiedad privada en Cuba.

Además de la propiedad extranjera y las entidades, casi 400 compañías de

propiedad privada, incluyendo los bancos e instalaciones de fabricación,

fueron tomadas también de forma ilegal.

Error del régimen comunista

El 14 de octubre, los responsables del ejército del régimen cubano se

dirigieron a la oficina de ventas de Bacardí en la Habana con un

documento de una sola página, haciéndose con el control de la compañía

cubana. Pero el nuevo gobierno de Cuba había tenido un error garrafal, y

las repercusiones se mantienen en el mundo del ron en la actualidad. Los

responsables se dirigieron al edificio equivocado y a la ciudad

equivocada, la Habana. La sede central de Bacardí e instalaciones de

producción estaban situadas en Santiago, al otro lado del país. Los

responsables de la toma de Bacardí tuvieron que tomar un avión para

llegar a Santiago. Esto dio a Bacardi 24 horas para destruir toda la

levadura de la marca Bacardi – que proporciona al ron Bacardí su sabor

suave y consistencia, sin tener en cuenta en qué lugar del mundo se

disfrute – previniendo así que cualquier otro pudiera fabricar ron

Bacardí en Cuba.

Al día siguiente, el 15 de octubre, los responsables del gobierno

revolucionario se revelaron en la sede central de Bacardí situada en

Santiago, forzando a los ejecutivos de Bacardí a firmar un "documento de

expropiación". Se confiscaron los activos cubanos de la compañía con el

trazo de un bolígrafo, y la familia Bacardi perdió lo que le había

costado conseguir 98 años.

Bacardi ya tenía operaciones establecidas en otros cuatro mercados –

Estados Unidos, México, Puerto Rico y las Bahamas – y las marcas

registradas y la levadura Bacardi ya estaban a salvo fuera de Cuba antes

de que las fuerzas revolucionarias se hicieran con el control. Esta

previsión salvo tanto a la compañía como al ron Bacardi. La codiciada

variante de levadura sigue proporcionando al ron Bacardí su sabor

característico, capacidad de mezcla y equilibrio único actual, al igual

que hace 150 años, además de seguir bajo una férrea seguridad.

Crecimiento internacional y éxito

Gracias a su previsión y rápida acción, lo que debería haber sido una

pérdida devastadora para Bacardí en realidad permitió a la compañía

seguir siendo de propiedad familiar y reagruparse para convertirse en la

tercera mayor compañía de bebidas alcohólicas a nivel internacional con

reconocimiento mundial y de marcas icónicas y etiquetas en más de 150

países. El ron Bacardí por su parte se ganó sus títulos como ron más

vendido y con más premios en el mundo, además de la bebida alcohólica

con más premios en el mundo, con cerca de 600 por su sabor, calidad e

innovación.

"En caso de no haber llevado a cabo estos pasos para la protección de

nuestros activos, no habríamos podido establecer unas bases en otros

mercados que nos ayudaron a propulsar al ron Bacerdí al frente de la

industria de las bebidas alcohólicas. Estas decisiones tomadas por los

ejecutivos de Bacardi hace más de cinco décadas ayudaron a llevar a la

compañía a nuevas cotas y la posicionaron de forma estratégica para la

adquisición de una cartera internacional de bebidas alcohólicas de gran

sabor, incluyendo Grey Goose, Bombay y Sapphire, Dewar's y Martini",

comentó Ed Shirley, director general y consejero delegado de la compañía

de propiedad familiar Bacardí Limited, con su sede mundial situada en

Bermuda.

Bacardi sigue estando orgullosa de su herencia cubana, y está impaciente

por la llegada de una época en la que pueda volver y reinvertir en su

tierra natal y ayuda a Cuba a avanzar hacia el mundo moderno.

http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/empresas/burla-bacardi-dictadura-cubana-20121019


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives