Informacion economica sobre Cuba

Daily Archives: March 25, 2013

Inspectores corruptos en Santiago de Cuba
[25-03-2013]
Aurora Sancho Gutiérrez
Hablemos Press

(www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba. Policías e inspectores
integrales, amenazan e imponen arbitrariamente multas excesivas a
vendedores de productos alimenticios.
Desde el 19 de marzo, en la ciudad de Santiago de Cuba, se ha
incrementado el patrullaje de operativos integrados por dos agentes de
la Policía Nacional y dos inspectores integrales.

En las calles reina el acoso de que son víctimas los vendedores
particulares de productos alimenticios y de productos agrícolas por
parte de estas nuevas brigadas represoras.

"Estos inspectores son tan corruptos como desvergonzados. Delante de
todas las miradas cargan sus maletines, con viandas y productos cárnicos
suministrados por los mercados estatales, mientras a los particulares
les imponen multas que van desde 500 a 1500 pesos moneda nacional", dijo
un anciano a esta reportera.

El comentario en la población es totalmente en contra de todas estas
medidas arbitrarias, y los afectados se están manifestando públicamente
con críticas fuertes contra ese vandalismo de las autoridades que se
empeñan en continuar violando los más elementales derechos ciudadanos.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=38903 Continue reading
"Los Castros aspiran seguir usando a Venezuela" dice Ledezma
Alcalde Mayor solicitó apoyo a la lucha democrática en Perú
EL UNIVERSAL
lunes 25 de marzo de 2013 12:00 AM

"Capriles apoyado por la Unidad sigue dando una lucha desigual frente al
muchacho de los Castro que aspiran seguir administrando la riqueza
petrolera nacional", afirmó el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma
durante el Seminario Internacional "América Latina: Oportunidades y
Desafíos", que se llevó a cabo en Perú, por invitación de la Fundación
Por la Libertad.

"En Venezuela los pobres ponen los muertos ante la inseguridad, los
pobres sufren la más alta inflación, los pobres reciben salarios
devaluados, los pobres sienten como se endeuda la nación y se regalan
nuestros petrodólares. Son más de 200 mil millones de dólares, estamos
comprometidos hasta el alma con gobiernos extranjeros, tenemos los
galpones llenos de armas de guerra, pero las neveras y cocinas vacías de
alimentos", dijo.

Por su parte, el escritor Mario Vargas Llosa aprovechó la oportunidad
para hacer un llamado al pueblo de Venezuela a no rendirse y manifestó
su admiración por la resistencia de los venezolanos durante estos 14
años. Aseguró que tiene razones para ver con optimismo el futuro de
Venezuela.

http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/130325/los-castros-aspiran-seguir-usando-a-venezuela-dice-ledezma Continue reading
ABC: Pocas esperanzas de que Díaz-Canel sea el Gorbachov cubano

El diario español ABC señala que él no pertenece al grupo que controla
el país y ni siquiera se le ubica en el ala 'liberal' de la
nomenklatura, sino como un ortodoxo algo más moderno.
Martinoticias.com
marzo 24, 2013

"Un reducido grupo de militares constituye una junta militar invisible
para la comunidad internacional y para la mayoría del propio pueblo
cubano", señala un escrito publicado por el diario español ABC,
titulado: Los que realmente Mandan en Cuba; en el que enfatiza que
aunque Miguel Díaz-Canel podría ser el Nuevo jefe de Estado si Raúl
Castro muriese o quedase incapacitado, "no conviene hacerse ilusiones",
porque es poco probable, como desearían algunas personas, "de que pueda
convertirse en el Gorbachov cubano".

Miembros de llama junta militar cubana, según ABC:
- Leopoldo Cintras Frías, general de cuerpo de ejército. Ministro de las
Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y miembro del Buró Político.
- Abelardo Colomé Ibarra, general de cuerpo de ejército. Ministro del
Interior y miembro del Buró Político.
- Álvaro López Miera, general de cuerpo de ejército. Viceministro
primero de las FAR y Jefe del Estado Mayor General y miembro del Buró
Político.
- Ramón Espinosa Martín, general de cuerpo de ejército. Viceministro de
las FAR y miembro del Buró Político.
- Ramiro Valdés, Comandante de la Revolución. Vicepresidente de los
Consejos de Estado y de Ministro y miembro del Buró Político.
- Marino Murillo, coronel. Vicepresidente del Consejo de Ministros.
- José Amado Ricardo Guerra, general de brigada. Secretario Ejecutivo
del Consejo de Ministros
- Carlos Fernández Gondín, general de división. Viceministro primero del
Interior;
- Joaquín Quintas Solá, general de cuerpo de ejército. Viceministro de
las FAR;
- Alejandro Castro Espín, coronel, hijo de Raúl Castro y jefe de
Coordinación e Información de los Servicios de lnteligencia y
Contrainteligencia de las FAR y el Ministerio del Interior.
- Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, coronel, jefe de la actividad
empresarial de las FAR. El diario ABC ponen en entredicho su permanencia
en ese grupo tras el divorcio con Deborah Castro Espín, hija de Raúl
Castro.
​​El diario indica que "todo es aparente, no real. El primer
vicepresidente del Consejo de Estado (Díaz-Canel) no tiene la fuerza
política que sugiere el nombre de su cargo. La razón es simple, no forma
parte de la élite militar que en verdad ostenta el poder en el país".

ABC agrega que "la ascensión de Díaz-canel no significa el inicio del
postcastrismo (al menos con Raúl vivo), ni el es el 'número dos' del
régimen. Es el Segundo de a bordo del aparato estatal, que no es lo
mismo. Además, ni siquiera se le ubica en el ala 'liberal' de la
nomenklatura, sino como un ortodoxo algo más moderno".

Como la constitución en Cuba establece que el Partido Comunista es la
máxima autoridad, el diario español constata que José Ramón Machado
Ventura "sigue siendo el jefe de Díaz-Canel, y no a la inversa".

​​Inclusive para el ABC, el Buró Político del Comité Central no es la
"creme de la creme" del poder verdadero en Cuba, sino lo que denomina
una "junta militar" que no es percibida por la opinión pública
internacional ni por muchos de los cubanos de la Isla y lo compara con
el Grupo de Apoyo al Comandante en Jefe, cuando Fidel Castro era la
autoridad máxima en la Isla.

El diario español presenta una lista de militares cubanos, de diferentes
rangos, tanto del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarios
(MINFAR) como del Ministerio del Interior (MININT) que integran la junta
militar, dirigida por Raúl Castro.

http://www.martinoticias.com/content/article/20797.html Continue reading
¿Quiénes Mandan de Verdad en Cuba?
ROBERTO ALVAREZ QUIÑONES

Es sin duda positivo que Miguel Díaz-Canel, un civil que nació ya con
los Castro en el poder y no forma parte de la gerontocracia militar de
los "históricos", haya sido elevado a Primer Vicepresidente del Consejo
de Estado de Cuba en sustitución de José Ramón Machado Ventura, uno de
los más reaccionarios pilares de la línea dura estalinista.
Roberto Alvarez Quiñones

Creo, como dijo Yoani Sánchez en La Habana cuando ya se rumoraba el
posible encumbramiento de Díaz-Canel, que tener en Cuba un
Vicepresidente con menos de 80 años ya es algo.

Sin embargo, aunque es lógico que el nombramiento de Díaz-Canel suscite
cierto optimismo y aliente las esperanzas de algunos de que pueda
convertirse en el Gorbachov o el Adolfo Suárez cubano, no hay que
hacerse ilusiones. A decir verdad, la única relevancia de este "dedazo"
–que no elección—radica en que él podría ser el nuevo Jefe de Estado si
Raúl Castro muriese o quedase incapacitado para el cargo antes de 2018,
cuando se vence su último período presidencial de cinco años.

Por lo demás, todo es aparente, no real. El Primer Vicepresidente del
Consejo de Estado cubano no tiene la fuerza política que sugiere el
nombre de su cargo. La razón es simple, no forma parte de la élite
militar que en verdad ostenta el poder en la isla.

La ascensión de Díaz-Canel no significa el inicio del postcastrismo (al
menos con Raúl vivo), ni de reformas políticas, ni él es el "número dos"
del régimen, como dicen algunos analistas. Es sólo el segundo de a bordo
del aparato estatal, que no es lo mismo. En Cuba una cosa es administrar
(algo que podrá hacer Díaz-Canel hasta donde le permitan) y otra muy
diferente es gobernar.

Además, ni siquiera se le ubica en el ala liberal de la nomenklatura,
sino como un ortodoxo obediente, afable, algo más moderno. Y en caso de
que sorpresivamente tuviese veleidades reformistas reales correría la
misma suerte que Roberto Robaina, Carlos Lage, Felipe Pérez Roque y
otros jerarcas civiles que fueron borrados del escenario político por
pretender tímidamente salirse del carril.

La clave aquí en este asunto es que la Constitución actual establece que
institucionalmente la máxima instancia de poder no es el Estado, sino el
Partido Comunista de Cuba (PCC), que está encabezado por un Primer
Secretario (Raúl Castro) y un Segundo Secretario, que es precisamente
Machado Ventura, y un Buró Político (BP) sometido a la voluntad del
dictador y la cúpula militar.

La comunidad internacional no acaba de procesar que el general Castro es
el "número uno" de Cuba, no por ser presidente del Consejo de Estado,
sino porque es el Primer Secretario del PCC, y que Machado Ventura es el
segundo al mando de la nación porque es el vicejefe de dicha
organización. O sea, "Machadito" (como le llaman los Castro) sigue
siendo el jefe de Díaz-Canel, y no a la inversa.

No obstante, hay aquí una incongruencia no prevista por Castro cuando se
proclamó en 1976 la actual Constitución socialista. Esta señala que el
presidente del Consejo de Estado es el Comandante en Jefe de las Fuerzas
Armadas Revolucionarias (FAR). Así lo concibió el comandante cuando era
un "mozalbete" de 50 años de edad y su hermano tenía 45. Ambos tenían
décadas por delante como Presidente y Primer Vicepresidente.

Y así fue. Pero ya estamos en 2013 y si Raúl Castro no llega a 2018,
Díaz-Canel sería el nuevo jefe de Estado. ¿Aceptarían a un civil como
jefe supremo de las FAR las decenas de generales de tres y dos estrellas
(con cicatrices y experiencia en el campo de batalla en Angola, Etiopía,
Siria, Argelia, Congo, Guinea Bissau, Bolivia y Nicaragua), y los
restantes generales, así como los cientos de coroneles y demás altos
jefes militares, algunos de los cuales fueron guerrilleros en Bolivia,
Argentina y Venezuela? Es muy poco probable.

En términos constitucionales el derecho a elegir al núcleo institucional
de poder en Cuba, es privilegio de una versión moderna de patriciado
romano al que pertenece sólo el 7% de la población, es decir, los
800,000 militantes del PCC. Los millones de adultos restantes no tienen
ese derecho. Constituyen la plebe, son ciudadanos de segunda clase.

O sea, en la isla el poder no emana de la voluntad del pueblo soberano,
como lo llamaba Jean-Jacques Rousseau. Podrá ser muy constitucional,
pero legítimo no es. Los cubanos no eligen a sus gobernantes desde 1948,
cuando se celebraron las últimas elecciones democráticas. Fulgencio
Batista dio un golpe de Estado en marzo de 1952, tres meses antes de los
siguientes comicios, y luego fue derrocado por Fidel Castro. Por tanto,
durante 61 años Cuba ha tenido sólo tres gobernantes, y militares los
tres (récord absoluto en Occidente).

'Creme de la creme' del poder

Pero hay más, el máximo poder –el "mero- mero" --como dicen en México--
realmente no radica tampoco en el Buró Político del PCC como reza la
Constitución, sino en un reducido grupo de militares, algunos de los
cuales no integran el BP. Ellos constituyen de hecho una Junta Militar
invisible para la comunidad internacional y para la mayoría del propio
pueblo cubano, pues opera tras bambalinas y ningún medio habla del
asunto. Y, ojo, Díaz-Canel no pertenece a esa "creme de la creme" que
controla el país.

Con 14 miembros y encabezado por los hermanos Castro y por el comandante
(hoy equivalente al grado de general) Machado Ventura, el selecto grupo
lo conforman además los cuatro generales más poderosos de la isla:
Leopoldo Cintras Frías, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias
(FAR); Abelardo Colomé, ministro del Interior; Alvaro López Miera,
viceministro primero de las FAR y Jefe del Estado Mayor; y Ramón
Espinosa, viceministro de las FAR; así como el Comandante de la
Revolución Ramiro Valdés, y el coronel de inteligencia Marino Murillo,
vicepresidente del gobierno a cargo de la "actualización" del
socialismo. Todos integran el BP.

Los no miembros del BP son el general José Amado Ricardo, Secretario
Ejecutivo del Consejo de Ministros (primer ministro en funciones, cargo
que ejercía Carlos Lage); general Carlos Fernández Gondín, viceministro
primero del Interior; general Joaquín Quintas Solá, viceministro de las
FAR; y el coronel Alejandro Castro Espín, hijo del dictador y Jefe de
Coordinación e Información de los Servicios de lnteligencia y
Contrainteligencia de las FAR y el Ministerio del Interior. El otro
integrante ha sido hasta ahora el coronel Luis Alberto Rodríguez
López-Callejas, ex yerno de Raúl, a cargo de la actividad empresarial de
las FAR. Pero al divorciarse recientemente de Deborah Castro Espín, no
se sabe si continuará en tan privilegiada posición.

Estos son los 14 hombres más poderosos de Cuba y que junto a los Castro
toman las decisiones más importantes. Ese fue el estilo de poder
paralelo impuesto por Fidel, quien creó el todopoderoso Grupo de
Coordinación y Apoyo del Comandante en Jefe, y que durante décadas fue
el verdadero gobierno ejecutivo de la nación, por encima del Consejo de
Ministros, el Estado, y del propio PCC. Recuerdo que en la isla se
comentaba que cuando algún miembro de ese Grupo telefoneaba a un
ministro, o a un alto dirigente del PCC de nivel nacional o provincial,
a éstos les temblaban las piernas.

Y para ir al seguro, también 8 de los 15 miembros del Buró Político son
militares (la mayoría), y 4 de los 7 vicepresidentes del Consejo de
Ministros son igualmente militares.

Por eso Cuba es el único país del mundo que teniendo una cúpula de poder
militar la presenta como civil, y así es aceptada. Si un general es
presidente de una nación sin haber sido elegido nunca en unos comicios
democráticos, y gobierna rodeado de generales y coroneles, eso se conoce
como dictadura militar, excepto si se trata de Cuba, que ahora incluso
preside la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

En cuanto a Díaz-Canel, más allá de insuflar algún "aire fresco" a la
vetusta cúspide totalitaria, no es de esperarse que inicie una
transición en la dirección aperturista que necesita la nación. En todo
caso, parece ser que él es la primera ficha importante del "raulismo"
para transitar hacia una dictadura con una mejor imagen, mientras los
descendientes de los Castro, los generales, los coroneles, los
burócratas más conspicuos, y sus familiares, consolidan su
posicionamiento económico como nueva burguesía criolla y echan las bases
del postcastrismo.

Roberto Alvarez Quiñones, autor de este artículo, es un veterano
periodista, experto en temas económicos con gran conocimiento de la
realidad política, económica y social de Cuba y América Latina. Ha
trabajado en periódicos, revistas y programas de televisión durante más
de tres décadas. Sus artículos se publican en varios medios de
comunicación de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa.

http://www.contactomagazine.com/articulos/quienesmandanencuba0313.htm Continue reading
Publicado el lunes, 03.25.13

El lujo en Cuba
Alejandro Armengol

El lujo parece haber regresado a la isla, no sólo como parte de los
privilegios de la élite política sino para disfrute de algunos
ciudadanos particulares, que están aprovechando para enriquecerse, tanto
de los pequeños cambios producidos en el país como del caos imperante.
Pero vale la pena preguntarse si se trata de una avanzada en la vuelta
al capitalismo o solo una situación temporal, que más que una señal de
cambio es un indicador de la inseguridad social y económica.

Un cable de la agencia AFP señala que el lujo reaparece tímidamente en
Cuba, tras medio siglo de igualitarismo y austeridad, gracias a las
reformas económicas del gobernante Raúl Castro.

La información menciona que por las calles de La Habana se ven vehículos
Audi, Mercedes Benz, BMW y Hummer que pertenecen a particulares. Agrega
que hay restaurantes que venden platos de tortuga o ciervo, que no
figuran en la carta, porque su venta es ilegal, sino que se ofrecen
verbalmente a clientes habituales. También describe la existencia de
gimnasios que cobran a sus socios una mensualidad anual de al menos 700
dólares, así como la posibilidad de pasar la luna de miel en un hotel de
cinco estrellas.

En gimnasios de hoteles de cinco estrellas de La Habana, ahora solo la
mitad de los usuarios son huéspedes extranjeros.

"De los socios, son más los cubanos que los extranjeros" residentes,
dice a la AFP el entrenador del gimnasio de un hotel de una cadena española.

En los hoteles también hay clases privadas de tenis (10 a 15 dólares la
hora), a las que asisten cada vez más cubanos, tanto adultos como niños,
ya no sólo huéspedes extranjeros.

La oferta de estos establecimientos ya no está dirigida exclusivamente a
extranjeros, sino también a cubanos con mayores recursos económicos, con
dinero suficiente para darse esos lujos, de acuerdo a los estándares de
Cuba.

Es posible que en algunos casos se trate de dinero proveniente de Miami,
sea mediante remesas familiares o a través de las visitas, en las que
resulta usual que los familiares que viven en el exterior aprovechen la
ocasión para llevar a sus parientes de la isla a restaurantes y hoteles
que están fuera de su alcance.

Sin embargo, a pesar de la falta de cifras concretas, el volumen de los
negocios independientes del Estado y los trabajos por cuenta propia
permite afirmar que en la esfera privada ya se están produciendo
historias de éxitos en que las ganancias superan los niveles de
supervivencia y permiten una acumulación de capital.

La cuestión aquí es si el régimen de La Habana va a permitir el continuo
crecimiento de este sector, sin otro freno que las excesivas tasas
tributarias y las repetidas inspecciones, formas de control que son
habitualmente violadas debido a la corrupción imperante en el país.

En este sentido, estas señales de lujo –que por otra parte en muchos
casos no rebasan el nivel anecdótico y no están ampliamente extendidas,
lo cual no impiden que sean un indicador del inicio de un cambio social–
serían también una muestra de desconfianza e inseguridad: un vivir al
día lo mejor posible, sin perspectivas de futuro.

En la práctica en Cuba hay dos modelos de supervivencia en competencia.
Por una parte la economía socialista clásica, que combina la propiedad
estatal con la coordinación burocrática, no importa lo disfuncional que
sea su labor. Por la otra, una economía capitalista elemental, que une
la propiedad privada con la coordinación de mercado.

Uno de los aspectos negativos de la mezcla de ambos sistemas en una
misma nación es el aumento del desperdicio de recursos. Mientras que un
sector privado vive constantemente amenazado en un sistema socialista,
al mismo tiempo se beneficia de un aumento relativo de ingresos al poder
fácilmente satisfacer necesidades que el sector estatal no cubre.

Sin embargo, buena parte de esos cuentapropistas y propietarios de
restaurantes y cafeterías no están motivados en acumular riquezas y
darles un uso productivo, debido a que la existencia prolongada de su
empresa es bastante incierta. Como resultado, muchos emplean sus
ingresos en un mejoramiento de su nivel de vida mediante un consumo
exagerado.

Esta actitud y conducta no difiere de la del burócrata que sabe que sus
privilegios y acceso a bienes y servicios escasos dependen de su cargo.

Aunque las agencias de noticias gustan de enviar informaciones en que se
muestra la mejora casi cotidiana de los establecimientos privados más
visibles, en especial los restaurantes conocidos por "paladares", lo que
impera en la isla son actividades propias de una economía informal en
que impera la sobrevivencia, junto a otras ilícitas que caen dentro del
mercado negro y la corrupción.

Está por verse si esas tímidas manifestaciones, de lo que podría
considerarse lujo para la mayoría de los cubanos, contribuirán al
desarrollo del capitalismo o se quedarán en un simple alarde del momento.

http://www.elnuevoherald.com/2013/03/25/1437409/alejandro-armengol-el-lujo-en.html Continue reading
Empresarios del PTA se interesan por Cuba
R. L. málaga | Actualizado 25.03.2013 - 01:00

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) acogió recientemente la visita
del cónsul de Cuba en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, Ulises
Arranz, junto con el consejero comercial de la Embajada de Cuba en
España, José Antonio Fernández Estévez, quienes se reunieron con más de
una decena de empresarios del parque interesados en conocer las
posibilidades de inversión y negocios con el país caribeño.

Durante la reunión mantenida, los representantes cubanos presentaron a
los asistentes las actuales relaciones comerciales entre Cuba y España,
especialmente con Andalucía. En este sentido, abordaron los principales
sectores que incluyen ventajas a la hora de establecer relaciones
comerciales internacionales. Principalmente, Fernández destacó el sector
de las energías, de la biotecnología, de la agroalimentación y de las
TIC. Posteriormente, empresarios del parque pudieron realizar reuniones
individuales con los representantes cubanos, con el objetivo de
presentar propuestas concretas de internacionalización de sus servicios
en Cuba. Antes de finalizar la jornada, la delegación hizo un recorrido
por el entorno del parque con el fin de conocer sus instalaciones y
algunos sus edificios.

El parque cumplió en diciembre su vigésimo aniversario y lo pudo
celebrar con los mejores datos de su historia.Uno de sus principales
hitos ha sido la atracción o la consolidación de grandes
multinacionales. En 2012 echó raíces el Centro de Tecnologías
Ferroviarias de Adif, que agrupa a 37 empresas especializadas en la
investigación sobre el ferrocarril.

http://www.malagahoy.es/article/malaga/1488754/empresarios/pta/se/interesan/por/cuba.html Continue reading
Reducirán México y Cuba aranceles a medicamentos
24 Marzo, 2013 - 19:16
Roberto Morales / El Economista

México y Cuba están por concluir las negociaciones para reducir los
aranceles a cientos de productos que comercian entre sí, una apertura
que incluirá destacadamente a los medicamentos en ambas vías.

Rosaura Castañeda, jefa de Unidad de Negociaciones Internacionales de la
Secretaría de Economía, afirmó que el proceso para ampliar y profundizar
el Acuerdo de Complementación Económica entre México y Cuba (ACE 51)
terminará en los próximos meses, sin que se prolongue más allá del 2013.

Entre las industrias competitivas de las dos naciones está la
farmacéutica, con nichos de especialización complementarios, además de
que México ha fortalecido su producción de instrumentos médicos en los
últimos años y Cuba posee una amplia base de doctores.

Desde el 2008, ambos países se otorgan preferencias arancelarias para un
listado de unos 850 productos, con beneficios para los puros y el
alcohol originarios de la isla y para los abonos y polietilenos
fabricados en México, por ejemplo.

En el comercio bilateral del 2012, las exportaciones cubanas sumaron
sólo 17.1 millones de dólares, con un alza interanual de 3.9%; mientras
que las ventas mexicanas llegaron a 387.1 millones de dólares, un
aumento de 8.6 por ciento.

En La Habana, se celebró la primera ronda de negociaciones en octubre
del 2012, encabezada por Francisco de Rosenzweig, subsecretario de
Comercio Exterior de México, e Ileana Núñez, viceministra de Comercio
Exterior y Extranjería de Cuba.

Los temas abordados durante la negociación para la profundización del
ACE 51 fueron: acceso a mercados, reglas de origen, obstáculos técnicos
al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, así como solución de
controversias.

Como parte de sus debilidades y fortalezas, Cuba recibe de Venezuela
unos 5,000 millones de dólares al año en petróleo casi gratuito y, a
cambio, el gobierno isleño envió 40,000 doctores y expertos al país
sudamericano para apoyar programas sociales desde el 2000.

En los últimos meses, algunos legisladores estadounidenses han propuesto
quitar el embargo comercial, económico y financiero a Cuba, vigente
desde febrero de 1962, y uno de los sectores en los que sugieren bajar
aranceles es el farmacéutico.

México inyectó capitales productivos en el país isleño por alrededor de
730 millones de dólares, mientras que la inversión de Cuba en la
economía mexicana sumó 7 millones de dólares en el periodo 1999-2012,
según datos de la Secretaría de Economía.

rmorales@eleconomista.com.mx

http://eleconomista.com.mx/industrias/2013/03/24/reduciran-mexico-cuba-aranceles-medicamentos Continue reading
24 de marzo de 2013 • 15:34

Máximo líder sindical cubano deja su cargo tras ser electo vicepresidente

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única) aprobó "por unanimidad"
liberar de su cargo de secretario general a Salvador Valdés, elegido en
febrero como uno de los cinco vicepresidentes del Consejo de Estado,
informaron este domingo medios locales.

Valdés, de 67 años, miembro del selecto Buró Político del gobernante
Partido Comunista (único) y quien estaba al frente de la CTC desde 2006,
"pasará a cumplir otras funciones desde instancias superiores de
dirección del país, pero sin desvincularse del trabajo sindical",
dijeron los medios.

Destacaron que su liberación fue aprobada el sábado "por unanimidad" en
un pleno del Consejo Nacional de la CTC, organización que dirigirá la
segunda secretaria, Carmen Rosa López, también miembro del Consejo de
Estado (ejecutivo), hasta la celebración en noviembre de su vigésimo
congreso.

Valdés fue elegido vicepresidente durante la sesión constitutiva del
nuevo Parlamento, realizada el pasado 24 de febrero y durante la cual el
presidente Raúl Castro, de 81 años, fue reelegido para su último mandato
de cinco años y el ingeniero Miguel Díaz-Canel (52), nombrado como
primer vicepresidente.

http://noticias.terra.es/mundo/latinoamerica/maximo-lider-sindical-cubano-deja-su-cargo-tras-ser-electo-vicepresidente,cc342c9d5839d310VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html Continue reading
Los cubanos se mueven ante el auge del mercado inmobiliario
Reuters
Domingo, 24 de Marzo de 2013 - 16:21 h.

LA HABANA (Reuters) - Renaldo Belén intenta vender una casa a un posible
comprador en la histórica avenida del paseo del Prado de La Habana,
donde en un mercado informal de vivienda se promueven hogares en oferta
con carteles escritos a mano.

La casa, que está cerca de Boyeros, la avenida que va al aeropuerto de
la ciudad, se ofrece por el equivalente de 120.000 dólares
estadounidenses (unos 92.000 euros), con todas las comodidades.

"La casa está bella, con cuatro dormitorios, piscina con bar y una
fuente que en la parte superior tiene la cabeza de un león. Mire, el
agua sale por la boca del león", dice Belén, mostrando fotos de la
escultura.

Belén, que hace una pausa en la conversación para darle dramatismo, es
uno de los muchos vendedores o "corredores" que trabajan en el mercado
inmobiliario y ofrece lo que espera sea un argumento decisivo.

"En este lugar (la casa) no hay que hacer nada. Es de construcción
capitalista", dijo, en alusión a la vivienda que se construyó antes de
la revolución cubana de 1959 y por tanto considera es de calidad superior.

"Capitalista" ha sido una palabra oscura en el último medio siglo en
Cuba, por lo que la descripción tal vez ponga los nervios de punta a los
funcionarios cubanos, pero su uso generalizado es una señal de que los
tiempos cambian.

En la isla caribeña, el presidente Raúl Castro ha flexibilizado las
cosas en su intento por modernizar la economía del país, pero
preservando el sistema socialista establecido por su hermano mayor,
Fidel Castro.

VENTA DE CASAS REEMPLAZA AL INTERCAMBIO

En noviembre de 2011, el Gobierno cubano permitió la compraventa de
viviendas por primera vez desde los primeros años de la revolución,
abriendo el camino a un mercado inmobiliario que se ha convertido en un
ejercicio de capitalismo descarnado.

Antes, los cubanos sólo podían intercambiar viviendas, lo que se conoce
como "permutas".

Los carteles de "se vende" son ahora algo común en las casas y
departamentos de todo el país, donde más de 100.000 propiedades se
publican para vender en Internet; incluso la televisión local dedica a
diario parte de un programa a ventas promovidas por los telespectadores.

Según el Gobierno, unas 45.000 viviendas habían cambiado de mano en los
primeros ocho meses de 2012, en parte mediante las ventas, pero
principalmente a través de "donaciones".

Los cubanos, acostumbrados a encontrar formas para burlar las reglas del
Gobierno, buscan efectuar ventas disfrazadas de donaciones para paliar
los pagos por las transacciones y los impuestos.

El nuevo mercado, a pesar de su aparente vitalidad, está lastrado por
varios problemas aún sin solucionar. El principal es que muchas personas
están tratando de vender y pocos cubanos, que reciben beneficios
sociales, pero ganan de promedio 19 dólares al mes, tienen dinero para
las compras.

"Con la nueva ley se puede vender su casa, pero no hay dinero, no hay
quien compre. Hay más oferta que demanda", dijo el economista jubilado y
profesor de matemáticas Raúl Cruz, quien tiene en el mercado su
apartamento del Vedado desde hace cinco meses.

Un estudio de un grupo con sede en Miami encontró que los precios de las
ventas de las casas en Cuba oscilan entre el equivalente de 5.000
dólares estadounidenses a un millón, con un promedio de 25.000 a 40.000
dólares.

Cuba tiene dos monedas en circulación, el peso (moneda nacional) y el
peso convertible. Este último se usa en la mayoría de las transacciones
de viviendas y está en paridad con el dólar de Estados Unidos.

La Habana fue considerada una vez como una joya arquitectónica con una
mezcla ecléctica de casas de estilo colonial y construcciones modernas
Art Deco, pero gran parte de la ciudad fuera del área turística de la
Habana Vieja se encuentra en estado de deterioro tras décadas de
abandono y la corrosión por la humedad, el viento y el salitre del mar.

¿COMPRADORES EXTRANJEROS?

Lo que se ha desarrollado en Cuba es un mercado de dos niveles, dicen
los "corredores" del paseo del Prado, con la mayoría de los cubanos
comprando casas más pequeñas entre 5.000 y 10.000 dólares, mientras que
los extranjeros con conexiones cubanas compran las propiedades más costosas.

Un diseñador gráfico que dijo llamarse Pepín, de 60 años y no quiso
revelar su nombre completo, ha estado tratando durante seis meses de
vender su centenaria casa en el Vedado de dos pisos y pintada de azul en
130.000 dólares.

Hasta el momento casi todos los que han visto su casa son extranjeros o
cubanos con familia en el exterior que proporciona el dinero, según
dijo, y todos han tratado de negociar un precio más bajo.

"Un chino, por ejemplo, me ofreció 80.000, pero no estoy desesperado ni
nada. Si me da lo que quiero, bien, si no me quedo", dijo Pepín relajado
en una silla en la terraza de su casa.

Por la ley cubana, el mercado está abierto sólo a los cubanos residentes
en la isla o a los que viven temporalmente en el extranjero. Pero los
extranjeros, incluidos los cubanos que viven en Estados Unidos o en
otros países, están comprando propiedades a nombre de sus esposas,
familiares o amigos.

Empresas con oficinas en el extranjero han surgido para atender a los
compradores, publicar fotografías y descripciones de las propiedades a
través de Internet. Los intentos para hablar con una de ellas,
Point2Cuba, quedaron sin respuesta.

Las razones para las compras de los extranjeros son variadas, dijo
Emilio Morales, presidente de Havana Consulting Group en Miami.

"He oído hablar de personas que están comprando casas y convertirlas en
empresas. Algunos están buscando inversión, otros lo hacen por su
familia (en Cuba)", dijo.

El Gobierno cubano ha sentado las bases para permitir que los
extranjeros compren propiedades en la isla, pero solamente en
urbanizaciones de lujo cuya aprobación está pendiente desde hace años.

Si el Gobierno abriera el mercado inmobiliario a los extranjeros podría
inyectar miles de millones de dólares a la economía cubana que
actualmente sufre problemas de liquidez, dijo Morales.

/Por Jeff Franks/

http://www.invertia.com/noticias/cubanos-mueven-auge-mercado-inmobiliario-2833798.htm Continue reading
Sistematizando la miseria
Lunes, Marzo 25, 2013 | Por Miriam Celaya

LA HABANA, Cuba, marzo, www.cubanet.org -Escucho a la vecina del
apartamento de los altos dando voces a la de la planta baja: "¡llegó el
pollo por pescado… y vence mañana!". El grito interrumpe mi trabajoy
despierta mi memoria: este jueves 21 de marzo se cumplieron 51 años de
la instauración de la cartilla de racionamiento, un sencillo adminículo
que todavía cumple relativamente sus funciones como instrumento de
control oficial, procurando igualarnos en la pobreza.

"La libreta", como popularmente se le conoce, desempeña la doble misión
de aliviar las crónicas carencias alimentarias de la familia cubana
distribuyendo algunos productos básicos a precios subsidiados, y a la
vez, de servir al gobierno como un instrumento más de dominación sobre
la sociedad. No es una exageración, la Historia está repleta de ejemplos
que ilustran cómo los pueblos despojados de derechos y de la capacidad
de producir y ganar su propio sustento, pierden también su condición de
individuos libres y, como animales de corral, se someten a la voluntad
de quien les procuran lo mínimo indispensable para no morir de hambre.

La cartilla, que según las propias declaraciones oficiales provoca
gastos astronómicos al Estado en su celo por garantizar al menos una
parte de la alimentación del pueblo, es –más que un bondadoso subsidio–
una inversión política. En realidad, casi podría asegurarse que de no
ser por la cartilla que administra el hambre evitando la hambruna, este
país hubiese sido ingobernable.

La importancia que el régimen otorgó al sistema de racionamiento se
refrenda en multitud de ejemplos que persisten. Toda una institución
administrativa creada para tales efectos, con oficinas municipales
–antes OFICODA, actualmente ORC (Oficina de Registro del Consumidor) –,
empleados, archivos, almacenes y centros de distribución y venta,
encargada de velar porque se cumpla la asignación de consumo exacta para
cada cubano, incluyendo la concesión de exiguos productos "extra" para
enfermos crónicos validados por certificados médicos, e incluso el
control de campañas como la llamada "revolución energética" –con la
entrega a nivel nacional y el control del pago de los equipos eléctricos
chinos durante uno de los últimos delirios del deteriorado Comandante en
Jefe.

Así, la mal llamada "libreta de abastecimientos", en cuyos inicios y por
varias décadas cubrió una lista considerable de productos racionados,
tanto alimenticios como otros de uso doméstico, comenzó a contraerse sin
llegar a desaparecer a medida que los efectos del fracaso del sistema se
sucedían uno tras otro. Fue, probablemente, el auxiliar más efectivo del
gobierno para contener el descontento popular bajo los embates de la
crisis de los ´90, cuando se comenzaron a racionar incluso las
almohadillas sanitarias femeninas; y en los últimos años, con el
advenimiento del "raulismo", ha sufrido drásticos recortes al mantener
subsidiados solo algunos productos básicos, pese a que los cubanos no
han recuperado la autonomía productiva y el salario medio no llega a un
dólar diario.

La cartilla se ha convertido en un documento que forma parte inseparable
de cada familia, a tal punto que a cualquier cubano humilde,
principalmente del amplio sector de la tercera edad, le preocupa más la
pérdida de la cartilla que la de su documento de identidad. Porque no
solo se siente parcialmente protegido en sus necesidades de consumo,
sino que ésta ha propiciado todo un mecanismo de trueques ideados por la
creatividad popular para suplir otras carencias. De esta manera, los
productos asignados que algún miembro de la familia no consume son
utilizados para intercambiarlos o venderlos y así adquirir otros
necesarios. Por demás, también se ha desarrollado un mercado
subterráneo, tanto con la certificación ilegal de "dietas" con tarifas
fijas como con los productos propiamente dichos, que escapa por completo
al control de las autoridades, incapaces de cubrir las necesidades
básicas de la población y de eliminar la corrupción que es fuente de
subsistencia para la mayoría de los cubanos.

La cartilla además ha dado origen a nuevos vocablos y frases que algún
día formarán parte del lexicón socialista que alguien habrá de escribir.
Solo los nacidos y crecidos bajo un sistema que tiene el discutible
mérito de haber sistematizado la miseria, sembrándola como si de una
virtud se tratase en la conciencia de una parte significativa de sus
víctimas, conocemos el significado de frases que, en buena lid, resultan
ofensivas y humillantes para la dignidad de las personas. Quiénes, si no
nosotros, sabrían interpretar el lenguaje cifrado de la pobreza
estandarizada: plan jaba, pollo por pescado, pollo de población,
picadillo de niño, pescado de dieta, lactoso y para viejitos, café
mezclado, arroz adicional… ; o las ya desaparecidas picadillo extendido,
carne rusa, fricandel, masa cárnica, perro sin tripa y otras lindezas
por el estilo.

Pero en estos tiempos difíciles el sostenimiento de la cartilla por
parte del gobierno se hace prácticamente imposible. He aquí que esa
herramienta de control debe desaparecer, tal como ha anunciado directa o
veladamente el General-Presidente en más de una ocasión, porque –otrora
instrumento utilísimo para el gobierno– se ha tornado un lastre
insostenible en medio de la crisis final del sistema. Por otra parte, el
régimen no puede darse el lujo de despojar de subsidios a una mayoría
pobre que escasamente sobrevive con la ayuda de la cartilla. Al menos no
puede hacerlo sin pagar un alto costo político por ello, además de la
amenaza de enfrentar un probable aumento del descontento y el desorden
social. La cartilla, pues, se ha trocado en un bumeran para el sistema.

No obstante, la asignación de alimentos se ha seguido contrayendo, como
parte del plan gubernamental de eliminar gradualmente los subsidios. En
la actualidad, la cartilla es una magra libretita con 10 pequeñas hojas
para marcar lo que "le toca" mensualmente a cada persona: 7 libras (lb)
de arroz, 3 lb de azúcar blanca, 2 lb de azúcar morena, ¼ lb de aceite,
10 onzas de granos, 11 onzas de pollo que sustituye la antigua cuota de
pescado, 1 lb de pollo "de población" o picadillo, 10 huevos, 400 gramos
de espaguetis, un minúsculo pan de 80 gramos y, de vez en vez, media
libra de mortadella con soya. Los niños de 0 a 3 años reciben una
limitada cantidad de compotas y leche en polvo hasta los 7 años, de los
7 a los 14 reciben una cuota de yogurt de soya. Tal es la canasta básica
oficial.

Por el momento, aunque escuálida y en merma constante, la cartilla
permanece entre nosotros. Esperemos que su desaparición, como la de
otros signos del totalitarismo, siga marcando también los momentos
finales del sistema que la creó.

http://www.cubanet.org/articulos/sistematizando-la-miseria/ Continue reading
Cuba remains trapped between isolation and revival
March 24
BY STEVE PAUL
The Kansas City Star

HAVANA — Ten years ago, on my first journey to Cuba, I listened as a
friend drove around Havana and spoke about the challenges of the
"special period." That phrase seemed a choice piece of Orwellian
euphemism for the hard times that had beset Cuba since the collapse of
the Soviet Union a decade earlier.

The Russians had unplugged the cord that powered the Communist-led
island nation for so long, tightening the economic clamp imposed by the
perennial U.S. trade embargo.

It seemed obvious, in my travels around Havana then, that many Cuban
people were unemployed or underemployed or struggling to get by with a
ration book for staples and a monthly salary of about 18 U.S. dollars.
The decayed beauty of this city of 2 million — endless colonial
streetscapes of faded pastels, peeling paint and mold — was overwhelming.

Fast-forward to mid-February 2013. Cuba remains a land of — pardon the
cliche — mystery, where everyone seems to be waiting for better times
ahead. Yet Venezuela's Hugo Chavez is in a Havana hospital, and when he
dies of cancer a few weeks later, back home in Caracas, speculation
arises that his friendly economic largesse toward his mentor Fidel
Castro's Cuba will come to an end, prompting perhaps an even more
special period.

But that's all background context. To the casual traveler, the
foreground experience — seeing Havana on foot and by tour bus — involves
mostly pleasurable encounters with people and with what seems like a
newly efficient travel economy. The Cubans seem to have figured out that
the only real revenue stream they can count on is tourism. So the
Europeans, Americans (North and South) and Asians who travel here have
more refurbished and freshly scrubbed hotels and a wider array of
restaurants to choose from, many of them operated by an arm of Havana's
city government. The food was certainly somewhat better than we had 10
years earlier. And the music, as it always has, seemed to erupt
everywhere. The downside to this new-and-improved tourism effort could
be the loss of authenticity: A once-scruffy waterfront bar and grill
called Dos Hermanos has recently been prettified, surely beyond
recognition by the ghosts of patrons past, who purportedly included the
likes of Ernest Hemingway, Marlon Brando and one of Cuba's great
writers, Alejo Carpentier.

Around the edges of the central city, daily life of Cubans seems as
unclear as ever. The dreary old buses we saw packed with commuters 10
years ago have been replaced by newer models, though diesel-spewing
jalopies and who knows what else still perfume the air when you take a
morning stroll. Cubans who have managed to accumulate savings have been
given new opportunities to buy their own homes, and private enterprise
has become an option for those engaged in dozens of fields and various
types of businesses.

The tour I'd joined was oriented toward art and artists, and we were
somewhat surprised to learn that in the upper echelon of the art world,
among those who have a global footprint or show their works in the U.S.
and elsewhere, artists make more money than just about anyone else. They
are not subsidized, one artist told me, they pay taxes on their income,
and they are free to travel where and when they need to. Of course, now
it seems as if every young person thinking about college wants to be an
artist.

You can stand in the Museum of Decorative Arts, a palace filled with
French, English and Italian antiques, and wonder why the revolution
didn't stash this bourgeois stuff in a warehouse decades ago. You will
learn, though, that Cubans seem to enjoy showing off these treasures as
a kind of cultural patrimony. The sculptures and paintings and opulent
torchieres remain in place here because the wealthy family who once
occupied this mansion, like everyone else with money, took off after the
rise of Castro. They expected the revolution would be over in a couple
of months and they'd come back, one of our guides told us. That was 50
years ago, of course. "They're still waiting," she added.

U.S. citizens can travel to Cuba legally on licenses issued by the
Treasury Department's Office of Foreign Asset Control. Professional
researchers, including academics, can obtain a general license for
individual travel. Most people travel under a license issued to tour
operators for "people-to-people" journeys with humanitarian, religious,
educational or cultural missions. Our group flew to Havana on a charter
flight from Miami. According to our tour operator, about 350,000
Americans went to Cuba under such programs in 2012, and this year that
number is expected to double.

Bits of Cuban history and other factlets emerge in encounters with
historians and others. Christopher Columbus may have "discovered" the
island in 1492, but the Taino people preceded him, and most perished not
long after. The French arrived in Cuba after the Haitian revolution and
after Napoleon sold Louisiana territory to Thomas Jefferson's United
States in 1803; they started coffee plantations in the hills and kept
slaves, 12 to a stone-walled room no larger than the double-wide cubicle
in which I'm now writing. Slavery in Cuba ended in 1886, more than two
decades after the U.S. Civil War. The Partagas cigar factory makes five
of the best-known Cuban brands — Cohiba, Montecristo, Romeo y Julieta,
etc. — each a product of a secret blend of five different kinds of
leaves of varying character and quality; depending on the finished size,
a veteran roller in the plant turns out an average of 80 to 120 cigars a
day.

I walked with my significant other, who'd lined us up with this
painter-led tour, down the Calle Obispo, a pedestrian spine of Habana
Vieja, toward a group dinner one night. I stopped to peer into a
bookstore window, and was soon joined by a woman who sneered, in
English, that nobody reads books any more. "They can't afford it," she
said. I don't know whether she was trying to get my goat or lure a coin
from my pocket, but I let it slide and sauntered on. Down the way, the
Plaza de Armas is lined most days with vendors selling used books and
old movie posters. I'd swear I saw the very same books 10 years ago —
the many biographies of revolutionary hero Ché Guevara, the faded
Spanish translations of "The Old Man and the Sea." Maybe the woman had a
point; maybe the Cubans are bored with the same old books.

One must be patient on a packaged tour, especially one that, to satisfy
two antagonistic governments, requires your attendance at all events,
including forced marches through tchotchke land. (My first experience of
this was in Russia, after the putsch in 1991, where, in my memory, our
strict, gray-haired-matron of a tour guide wouldn't let me skip the
opportunity to browse yet another display of matryoshka dolls.) Habana
Vieja is dotted with souvenir vendors, many of whom sell the same Ché
T-shirts, wooden trinkets and Havana street-scene paintings. We were
impressed by a visit to the Taller Gallery and Studio, where a dozen or
so printmakers were at work, turning out a higher level of art than you
tend to see on the streets or that we saw at the Mercado, an indoor mall
of art, souvenirs and bric-a-brac.

We did manage to play hooky one morning to make a visit I'd arranged to
the Finca Vigia, the longtime home of Ernest Hemingway. It's in San
Francisco de Paula, a village about 12 miles southeast of Havana's
center. Someone lined us up with a driver, who'd agreed to take us out
there, wait a couple of hours, and return us to our hotel for the
equivalent of $25. Deal. When I noticed the baseball bat on the floor
next to his seat, I asked, stupidly, whether he played, and when I saw
his awkward smile in the rear-view mirror, I quickly realized why he had
it. Even a Lada is worth protecting when you need to.

The Cuban government has owned and operated Hemingway's house as a
museum for half a century. It is filled with Hemingway's library of
thousands of books, artworks, locally made furniture, big-game trophies,
bull-fighting posters and other personal effects the writer and his wife
left behind, circa 1959, in the wake of Fidel Castro's revolution. After
Hemingway's suicide in 1961, his widow, Mary Hemingway, was allowed (by
the Cubans and the Kennedy administration) to return for a few days to
retrieve manuscripts, correspondence, some paintings and other items,
most of which are now housed in the Hemingway Collection at the John F.
Kennedy Library and Museum in Boston. But everything else remained, and
the trays of liquor bottles, the racks of magazines, the typewriter, the
record player and Hemingway's collection of Bach and big band music
speak to a leisurely way of life.

We had toured the house 10 years ago, not long before it was closed for
a much-needed restoration project. Most visitors can see it only through
an open front door and windows, which these days stay closed except when
the humidity cooperates. A onetime guest house is awaiting a renovation;
a conference center is under construction nearby; and Hemingway's
refurbished 34-foot Wheeler fishing boat, the Pilar, sits in drydock on
the grounds. The museum's director, Ada Rosa Alfonso, is looking forward
to the day when the museum can display one or more of the Buicks and
other vehicles that Hemingway drove while living in Cuba in the 1940s
and '50s, longer than anywhere else he lived.

Alfonso had sent us inside the house with a staff member and translator,
Tatiana Mena, who gave us a room-by-room, item-by-item tour. When we got
back to the museum office, we were trailed by a quartet of Argentinian
tourists who had concluded, as we emerged from inside the Finca, that I
was a VIP of such significance that they wanted to have their pictures
taken with me. Go figure.

As we left, we were surprised by the rumble of a couple of dozen
motorcycles coming up the Finca Vigia's drive. It was a tour group, from
the U.S., of course, and the bikers were spending two weeks riding from
one end of the island to the other. One of them told us of her daily
chore required by their "people-to-people" license: she had to keep a
journal. Wink.

Is Cuba on the verge of serious change? Will Raul Castro serve the
entirety of his last five-year term as el jefe? Will his successor open
the door to warmer relations with the evil empire to the north? How and
when will the U.S. reverse its policy toward Cuba and its people? What
is the statute of limitations for the revolution's nationalization of
private property and corporate? When will Cuban agriculture expand
enough to supply the nation's people and restaurants with adequate
supplies of fresh produce? (I saw one tour bus with a sign indicating
its occupants were involved in urban agriculture. Who would be learning
from whom?) How eager are American corporate interests to help redevelop
the Cuban landscape? How soon before Habaneros get used to a Starbucks
and McDonald's on every block? In Cuba, there are, of course, more
questions than answers. And waiting is a special way of life.

To reach Steve Paul, senior writer and editor, call 816-234-4762 or
paul@kcstar.com. Twitter: @sbpaul.

http://www.kansascity.com/2013/03/24/4140911/cuba-remains-trapped-between-isolation.html Continue reading
Venezuela

Oposición: Caracas paga a La Habana 130.000 dólares anuales por cada médico
DDC | Caracas | 24 Mar 2013 - 4:26 pm.

La cifra representa 27 veces el salario de un profesional venezolano de
la medicina, según la Mesa de la Unidad.

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón
Guillermo Aveledo, afirmó en Caracas que La Habana se "embolsilla"
130.000 dólares anuales por cada médico que envía a Venezuela, como
parte del convenio suscrito por ambas naciones desde 2000.

Aveledo emitió su denuncia en un acto de la campaña juvenil de Copei,
donde informó además que Venezuela ha entregado a Cuba un total de
13.500 millones de dólares, reportó el diario Tal Cual.

"Tomando en cuenta que cada médico gana 1.200 bolívares, lo que equivale
a 230 dólares, el gobierno cubano se queda con un total de 130.000
dólares por cada médico enviado anualmente", dijo Aveledo.

Esto representa "27 veces el salario de un profesional de la medicina
criollo, por lo que no entendemos las loas que hizo el [presidente]
encargado sobre este tema. Primero tienen que ser los venezolanos y sus
necesidades", sentenció el político opositor.

Señaló que no está en desacuerdo con que Venezuela coopere con otras
naciones, siempre y cuando, estén siempre por delante las necesidades
del país.

Aseguró que Venezuela merece tener un gobierno que priorice y coloque a
los venezolanos en primer lugar.

"Ya sabíamos que el Encargado no sabía gobernar, desde ayer sabemos que
se sabe el himno de Cuba y que coloca las necesidades de otra nación
primero que las nuestras", denunció Aveledo.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1364138779_2322.html Continue reading
Calendar
March 2013
M T W T F S S
« Dec   Apr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives