Informacion economica sobre Cuba

Boxeo

Púgiles cubanos, entusiasmados por la posibilidad de participar en

eventos semiprofesionales

Agencias | La Habana | 22 Mar 2013 – 12:54 pm.

'Me motiva mucho, es algo nuevo, un reto', dice el campeón mundial

Lázaro Álvarez. 'Quisiera participar para demostrarle al mundo lo que soy'.

Peleas sin protectores en la cabeza y por dinero. Es una idea que sonaba

descabellada en Cuba, donde se abolió el boxeo profesional hace cinco

décadas, pero que podría hacerse realidad pronto y entusiasma a los

pugilistas de la Isla, reporta la AP.

Muchos en Cuba están convencidos de que las autoridades deportivas

pronto aceptarán participar en una nueva competencia internacional por

equipos de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA), a la que

la Isla está afiliada, en la cual las peleas serán a cinco rounds —y no

tres como en el boxeo amateur tradicional—, sin protector para la cabeza

y, lo que es más importante, dará premios monetarios.

El torneo, llamado Serie Mundial, ofrecería a los cubanos una

competencia de mayor nivel que las justas amateurs, con miras a

recuperar parte del prestigio perdido en tiempos recientes, a raíz de la

fuga de algunas de las mejores figuras.

"Me motiva mucho, es algo nuevo, un reto. Quisiera participar para

demostrarle al mundo lo que soy, lo que realmente es el boxeo cubano,

nuestro nivel", expresó Lázaro Álvarez, campeón mundial amateur de los

pluma.

La Serie Mundial reúne a 12 conjuntos que se enfrentan en series de

cinco combates. La puntuación es similar a la del profesionalismo (diez

puntos al ganador del round, nueve al perdedor, o incluso menos si la

diferencia es abismal). Los ganadores avanzan a la siguiente fase.

Los pugilistas cobran un salario mensual de entre 1.000 y 3.000 dólares,

más un premio de entre 500 y 2.000 dólares, según los resultados que

obtengan.

La AIBA está sumamente interesada en contar con un equipo, o franquicia,

cubano en la Serie Mundial y su presidente Wu Ching-Kuo visitó en enero

la Isla para promover su incorporación.

"Cuba es uno de los mejores países de boxeo y su participación en la

Serie Mundial le dará otro gran impulso a la competición después de la

adhesión reciente de países como Ucrania y Gran Bretaña", dijo Wu en esa

ocasión.

Wu desearía que los cubanos participasen asimismo en otra justa de la

AIBA, con premios para boxeadores individuales, llamada AIBA Pro-Boxing

(APB).

Las autoridades cubanas no han dicho si se incorporarán a las dos

competencias, aunque el presidente de la Federación Cubana de Boxeo,

Alberto Puig, dio a entender que lo considera seriamente, al decir que

"todo indica que la Serie Mundial es muy parecida al boxeo olímpico con

la diferencia de los cinco asaltos".

Puig agregó que el monto de las franquicias le parecía "fabuloso".

"Vida para el boxeo"

En el mundo del boxeo cubano hay muchas esperanzas de que la federación

acepte competir en las dos justas nuevas de la AIBA, alentada en parte

por el hecho de que no solo no inhiben a los boxeadores de ir a las

olimpiadas, cerradas a los amateurs, sino que clasificarán pugilistas a

esas justas. La Serie Mundial otorgará 30 boletos a los Juegos Olímpicos

del 2016 en Río de Janeiro y la APB 70.

"Trabajamos en base a los cambios que se avecinan", expresó Rolando

Garbey, de 66 años y quien conoció el boxeo rentado, aunque su éxitos

los consiguió en el boxeo amateur, donde obtuvo medallas olímpicas de

plata en 1968 y bronce en 1976.

Los púgiles deberán "revisar la táctica en el ring, habrá que cuidar más

la defensa, pulir la técnica para evitar los nocauts a los que se

expondrán más los boxeadores", indicó.

Julio César La Cruz, campeón mundial semicompleto amateur, no le teme a

los cambios. "No es un problema", aseguró. "Hay que entrenar más y en

función de los cambios. En mi caso tengo buena defensa, dependo de los

movimientos y los golpes limpios, pero me falta capacidad en el

contragolpe. Tendré que mejorarlo porque sin la cabecera uno estará más

expuesto a los nocauts".

La Serie Mundial "va a ser una competencia fundamental y creo que sin

boxeadores de Cuba no sería un gran campeonato por el valor que tiene

nuestro país en esta disciplina", afirmó La Cruz.

La Serie Mundial "sería parte de mi arsenal, sería bueno medirme ahí,

pero con el mismo objetivo, que es ser campeón olímpico en Río", indicó

La Cruz, que se fue sin medalla de los Juegos de 2012 en Londres.

"Cuba parece estar cerca de participar en la Serie Mundial", comentó

Juan Hernández, cuatro veces campeón mundial amateur de los wélter. "A

mí me hubiese gustado participar en un torneo como ese, es un gran reto

y oportunidad para los boxeadores de hoy".

Hernández, en la actualidad entrenador de 44 años, opinó que esta

"apertura le va a dar vida al boxeo".

El boxeo rentado "se ha dado en el mundo entero y pienso que el boxeo

cubano no debe pasar por alto esta etapa. Los cubanos somos grandes

boxeadores y queremos estar ahí para brillar y hacer lo mejor por

nuestro país", señaló Álvarez a la AP después de un entrenamiento en el

gimnasio Trejo del municipio Habana Vieja.

Cuba, que fue una potencia mundial del boxeo amateur se quedó sin

preseas de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing-2008. Cuatro años

después, en Londres, tuvo una pobre cosecha de dos preseas doradas.

Una de las razones de la caída de la disciplina son las fugas de

deportistas que buscan probar suerte en el profesionalismo.

En la Isla, en todos los deportes, tanto colectivos como individuales,

los atletas representan a su provincia o a su país, pero no compiten por

un patrocinador, como se haría en las dos justas de la AIBA. Además

ganan un salario mensual equivalente a unos 20 dólares, en tanto los

medallistas olímpicos y mundiales tienen un estipendio de 300 dólares

como máximo a 50 como mínimo, de acuerdo al mejor resultado de por vida

y sin posibilidad de cumular.

Wu dijo que busca "iluminar las vidas y los sueños de muchos boxeadores"

dándoles un mejor futuro económico y la posibilidad de ganar medallas

olímpicas. Y la inyección de los cubanos a la Serie Mundial y la APB

sería decisiva en el propósito de la AIBA de frenar la hemorragia de

boxeadores talentosos que saltan al profesionalismo después de la cita

olímpica.

El boxeo cubano ya demostró su valor en el profesionalismo.

Guillermo Rigondeaux, bicampeón olímpico de los gallo, huyó de la Isla

en 2009 y es en la actualidad campeón mundial súper gallo en el boxeo

rentado, en tanto que Yuriorkis Gamboa, titular olímpico de los mosca,

se consagró campeón mundial profesional de los pluma en 2010.

http://www.diariodecuba.com/deportes/1363953280_2155.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
March 2013
M T W T F S S
« Dec   Apr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives