Informacion economica sobre Cuba

Daily Archives: April 7, 2013

Cuba, An Island of the Aged / Ivan Garcia
Posted on April 6, 2013

The statistics are troubling. For more than thirty years the average
Cuban woman has given birth to less than one daughter during her entire
reproductive life. A population that does not regenerate gets old. And
decreases. This means that in absolute terms Cuba has begun to lose
inhabitants.

There was a report issued by the National Office of Statistics in 2011
which notes that the cumulative age of the country's three strongmen -
Fidel Castro, his brother Raúl and José Machado Ventura – is 250 years.

More dramatically, more than twenty thousand people between the ages of
10 and 45 emigrate each year. One of the government's solutions to
counteract the aging and decline of the population has been to raise the
retirement age to 60 for women and 65 for men.

A pension in Cuba – between 150 and 300 pesos (6 to 12 dollars) — barely
covers even 25% of a retiree's basic needs. If a citizen hopes to have
breakfast and two decent meals a day, he will need at least 2,600 pesos
(100 dollars) a month.

Added to this is the serious housing problem. Some 62% of homes in Cuba
are in a fair to poor state of repair. Three or four generations must
live together under the same roof. When more space is needed, it is
often the aged person who is displaced. The best option is for
grandparents to live with their grandchildren. The worst is for families
to send them to some decrepit state institution.

With its lack of sanitation, poor treatment and even worse food, death's
worst waiting room is a state-run hospice.

By 2012 more people were dying than were being born in the country. The
weak economy does not guarantee a comfortable life for the two million
people over the age of sixty. Today the median age is 38 years. By 2025
it will rise to 44 and almost 26% of the population will be over the age
of 60. By 2030 more than 3.3 million people will 60 or older.

Currently, the percentage of Cubans over the age of 60 is 17.8%. The
segment of the population 14 years or younger is 17.3%. The ideal
solution would be to adopt policies that encourage women to have two or
more children.

European countries with a welfare state pay a stipend to mothers who
have more than one child, but public funds for this in Cuba are minimal.

Since Raúl Castro inherited power from his brother, the number of
construction projects that do not turn a profit, such as social service
and leisure facilities, has declined to almost zero. Investments are
made only in buildings that generate hard currency, like those in the
tourism industry, or which are strategically important, such as
petrochemical plants and waterworks projects in the eastern region.

We should not have to wait for a session of the one-note national
legislature to announce financial incentives to encourage women to have
more than one child. Otherwise, Cuba's accelerated aging problem will be
an issue that a future government will have to address.

Life dictates that by 2025 the Castros will be either resting in some
mausoleum or will be two very sickly old men nearing the century mark.
In addition to encouraging spectacular economic growth, the next
president will also have to renegotiate the country's external debt and
try to create a coherent, inclusive and democratic society

All such efforts will have to be taken up with an aging human capital. A
growing segment of women, both professional and non-professionals, are
postponing starting families due to material shortages. Convincing them
that Cuba needs to rejuvenate itself by increasing the number of girls
will be a vital task.

It is yet to be seen if within ten years leaving for Florida will still
be the chief priority for many Cubans. We hope not. Otherwise, if you
are the last one to leave, please turn out the light in El Morro.*

Iván García

Photo from 100 Photos of the Older Generation

*Translator's note: The iconic lighthouse at the Morro fortress
overlooks the Havana harbor.

2 April 2013

http://translatingcuba.com/cuba-an-island-of-the-aged-ivan-garcia/ Continue reading
Cuba, a las puertas de la unificación monetaria
Publicado el Domingo, 07 Abril 2013 04:31
Por Emilio Morales*

Entonces, ¿se termina por fin la dualidad monetaria cubana con el valor
único del peso convertible?

Funcionarios y expertos cubanos de instituciones estatales lanzaron esta
semana la "noticia" de que en el período 2013-2014 está prevista la
unificación gradual de las dos monedas que circulan en la isla, de
manera que funcione únicamente el peso cubano (CUP).

Las declaraciones -aunque imprecisas y sin confirmación oficial- han
dado una señal de alarma en el seguimiento de los próximos pasos en la
transformación del modelo económico. En Cuba, este tipo de afirmaciones
suelen ser el tanteo que antecede al anuncio de la puesta en marcha de
una decisión trascendente.

La eliminación de la doble moneda -un fenómeno vigente desde agosto de
1993- es uno de los cambios estructurales que más urge la economía del
país. Sin embargo, figura a la vez como el más complejo y profundo de
los que va a tener que enfrentar el gobierno cubano, sobre todo por los
riesgos latentes en las actuales condiciones económicas y sociales de la
isla.

Proceso gradual

La tarea de unificar las dos monedas no puede convertirse en terapia de
choque, pues sería un suicidio político de incalculables consecuencias.

El proceso deberá realizarse por etapas y escalonadamente, de manera de
ir haciendo cortes trimestrales, evaluar el impacto en el mercado e
implementar medidas correctoras que permitan rediseñar las acciones en
el tránsito gradual hacia la unificación monetaria.

La fecha más razonable para concluir el proceso es el 2014.

Actualmente el mercado cubano presenta un excedente de dos millones de
trabajadores en el sector estatal. Para ellos, las medidas implementadas
hasta el momento en aras de desarrollar el sector privado han sido
limitadas y poco atractivas como para atraerlos. Eliminar el lastre que
significa el salario mensual de esos dos millones de personas es un
primer paso inevitable del gobierno si quiere salir airoso en el proceso
de unir las monedas.

Para lograrlo resulta necesario estimular el mercado. ¿Cómo? Abriendo
las oportunidades a los profesionales, al sector de la construcción, al
sector de la producción de materiales para la construcción y la
distribución de mercancías. También permitiendo la importación de
productos al sector privado y eliminando el monopolio del Estado,
eliminando las limitaciones que existen en el sector de la agricultura,
abriendo la industria azucarera a la inversión de capital extranjero y
al sector privado cubano, entregando las tierras a perpetuidad y no en
usufructo y restableciendo la confianza en los agricultores como
verdaderos dueños.

Evitando el colapso

En otras palabras, implementar los mecanismos y leyes necesarias que
permitan crear oportunidades de empleos en el sector privado.

Esa es la única forma de poder incrementar la productividad del trabajo
en todos los sectores de la economía, aumentando las exportaciones y
disminuyendo las importaciones. De manera que se permita garantizar una
reserva para respaldar la unificación de la moneda y evitar el colapso
que provocaría una inflación incontenible.

Pero no hay indicios de que eso suceda a corto plazo.

Por tanto, hacer la unificación monetaria en las condiciones actuales
entraña mucho riesgo y genera incertidumbre en el horizonte actual de
los cubanos.

Si el gobierno cubano anunciara mañana que elimina el peso convertible
cubano (CUC) y que pone el CUP a una tasa de cambio de 1 x 1 con
respecto al dólar norteamericano, el salario promedio actual de 455
pesos se convertiría automáticamente en 455 dólares, creando un poder
adquisitivo ficticio en el mercado.
Significaría que la alta demanda del mercado agotaría los inventarios de
las tiendas recaudadoras de divisas en solo 48 horas, dejando al país
con una escasez nunca antes vista en las últimas dos décadas y sin
fondos en divisas para reponer los abastecimientos, con un mercado negro
controlando el cambio de divisas a precios exorbitantes.

Escenario poco realista

El sentido común nos dice que este escenario no es realista y parece
imposible. Aunque con Cuba nunca se sabe.

Encontrar el mecanismo acertado para lograr la unificación de las dos
monedas en las condiciones actuales es como caminar por la cuerda floja.

El gobierno cubano ha implementado ya algunas medidas encaminadas a
crear las condiciones más propicias para la unificación monetaria, lo
que nos hace pensar que la transición será a marcha lenta y con fases
bien delimitadas.

Entre las medidas anticipadas podemos mencionar la autorización para
comprar artículos en las tiendas recuperadoras de divisas en pesos
cubanos al cambio actual del mercado, usando las tarjetas magnéticas en
CUP; el pago de impuestos de los cuentapropistas en pesos cubanos; las
transacciones bancarias correspondientes a las ventas de casas y autos
en pesos cubanos; y el incremento de los precios en el mercado mayorista.

Sin embargo, los pasos no son suficientes. El mercado requiere de otras
acciones, como ir disminuyendo paulatinamente la tasa de cambio del CUC
con respecto al CUP.

Actualmente la tasa de cambio está fijada a 24 CUP x 1 CUC para la
venta, y 25 CUP x 1 CUC para la compra de la moneda dura.

Ajustes impostergables

Al mismo tiempo, se requiere de un ajuste de los precios de los
productos y servicios que se ofertan en las distintas cadenas del
comercio minorista.

Otra de las variables a tener en cuenta es la reacción de las personas
que tienen cuentas de ahorro en CUC y las que tienen cuentas de ahorro
en pesos cubanos (CUP). ¿Se afectarán los saldos de las cuentas de
ahorro de ambas monedas cuando se varíe la tasa de cambio? ¿Se
convertirán las cuentas en CUC en cuentas de USD o en pesos cubanos? ¿Se
disparará el mercado negro de la compraventa de dólares?
¿Qué pasará con las cuentas corrientes en CUC de las empresas
extranjeras que operan en la isla? ¿Significará el cambio un nuevo
corralito financiero?

Por lo pronto, las campanas están sonando y ya se observa una caza
desesperada en la compra de dólares y euros en la Habana, el mercado más
dinámico de la isla, con un poder adquisitivo que alcanzó los $1,621
millones de dólares en el 2011.

Los próximos meses servirán de termómetro para monitorear los efectos de
las medidas paulatinas y medir las consecuencias en el mercado. La
reforma monetaria en Cuba está en conteo regresivo hacia la meta y la
población debe prepararse para este nuevo encuentro con la realidad.

*Economista cubano. Ex jefe de planeación estratégica de mercadotecnia
en la corporación CIMEX y autor de los libros Cuba: ¿tránsito silencioso
al capitalismo? y Marketing without Advertising, Brand Preference and
Consumer Choice in Cuba. Es presidente de Havana Consulting Group, en Miami.

http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/economia-y-negocios/2744-cuba-la-doble-moneda-o-la-cuerda-floja Continue reading
8 de abril de 2013 | 00:00:00
Buscarán mercado para al menos 18 productos
Managua, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

Misión Comercial de Nicaragua rumbo a Cuba
Ricardo Guerrero Nicaragua | Economía

Una misión de empresarios nicaragüenses, liderada por miembros de la
Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, buscará próximamente nuevas
oportunidades de negocios en Cuba, país al que ofrecerán carne bovina,
textiles, embutidos, cerámica y productos agrícolas como frijol, raíces
y tubérculos, ajonjolí y mangos.

La delegación nicaragüense tiene previsto permanecer en Cuba entre el 12
y 17 de mayo próximo, explicó Oscar Alemán, experto en negociaciones
comerciales y consultor de Cadin.

Añadió que representantes del Gobierno, empresarios y productores
tendrán "la oportunidad de ofertar sus productos y dialogar sobre
coinversiones" con el Gobierno de Cuba.

En 2012 las exportaciones nicaragüenses a Cuba alcanzaron los US$1.02
millones, menos que los US$2.1 millones en 2011, según cifras del
gubernamental Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Los empresarios y productores nicaragüenses que participarán en el
encuentro comercial en Cuba ofrecerán unos 18 productos, incluidos loza
sanitaria, muebles, café oro y procesado, cacao, mieles y mermeladas,
entre otros, dijo Alemán.

La fuente destacó que la delegación nicaragüense lleva como objetivo
realizar encuentros con "empresarios y personeros del Gobierno cubano",
para promover y comercializar sus productos, además de buscar convenios
para fortalecer las relaciones comerciales entre ambas naciones.

Impulso del Sucre

Alemán indicó que con el mecanismo conocido como Sistema Unitario de
Compensación Regional de Pagos, Sucre, las relaciones comerciales con
Cuba se podrían materializar de manera más rápida.

A finales de febrero, Nicaragua realizó su primera operación en Sucre,
con la venta de 500 toneladas métricas de frijol rojo a Venezuela.

"Esperamos que con la apertura que está ocurriendo en Cuba, las
relaciones que existen entre los dos gobiernos, más la implementación
del Sucre, las relaciones comerciales se dinamicen", explicó Alemán.

Aunque algunos exportadores nicaragüenses aún no están convencidos de
que comercializar con el Sucre les resulte en alguna ventaja.
Trámites

Oscar Alemán, experto en negociaciones comerciales y consultor de Cadin,
señaló que actualmente se encuentran tramitando a través de la Embajada
de Cuba y la Cámara de Comercio de ese país, la visita comercial de los
empresarios nicaragüenses.

Cuba atraviesa por una serie de reformas económicas que impulsa su
presidente, Raúl Castro.

http://www.elnuevodiario.com.ni/economia/282364-mision-comercial-de-nicaragua-rumbo-a-cuba Continue reading
La verdadera orientación de los cambios económicos que necesita Cuba
[06-04-2013]
Elías Amor Bravo
Economista

(www.miscelaneasdecuba.net).- Una posición que ya se ha interpretado
como una llamada de atención de los sectores más reaccionarios del
régimen, y la demostración pública de que en la Isla aparecen posiciones
distintas respecto a la marcha de los acontecimientos, al menos en
política económica.

De un lado, los que según palabras de Raúl Castro, "pretenden ir más
rápido", de otro los que creen que se "avanza a buen ritmo, pero la
magnitud y complejidad de los problemas no permiten que podamos
resolverlos de un día para otro". Entre estas dos posiciones no es fácil
encontrar un equilibrio, y el éxito de las actuales reformas en curso,
va a depender de que se alcance una posición sostenible que permita la
continuidad.

Estamos, qué duda cabe, ante una novedad en el pétreo sistema político
ideado por los hermanos Castro hace más de medio siglo. El
reconocimiento de la existencia de posiciones distintas sobre un mismo
tema, en este caso, sobre el ritmo de aplicación de medidas de política
económica, es muy relevante.

Moviéndose en el filo de una navaja, tal vez para intentar liderar las
dos posiciones aparentemente enfrentadas, Raúl Castro defendió que su
régimen cuenta con una serie de guías para emprender las reformas
necesarias para mejorar la economía de la isla, pero añadió
posteriormente que esas medidas no pueden convertirse en "una camisa de
fuerza", en cuanto que deben estar sometidas a críticas y a su
flexibilización.

En un determinado momento de su intervención, el dirigente comunista
requirió a diferentes organizaciones a que presenten propuestas para
mejorar el proceso de reformas en el que se encuentra inmerso el régimen
para sacar la economía de su postración de medio siglo. Una declaración
que bien podría interpretarse como una oferta de "diálogo social" si
bien, los interlocutores son inexistentes o pertenecen todos a la esfera
de control del partido único que dirige los destinos del país, lo que
podría interpretarse como una nueva demora del proceso.

Si complicado fue el proceso de elaboración de la agenda, no conviene
olvidar que los primeros debates públicos sobre la necesidad de cambios
se pusieron en marcha al poco de llegar Raúl Castro al poder en 2006,
luego son más de siete años que es tiempo más que suficiente para
observar resultados concretos, más complicado puede ser el proceso de
aplicación de las medidas contenidas en los Lineamientos.

Como cabía esperar de todo proceso de cambio, aparecen los que se
sienten satisfechos de lo realizado, y reivindican su labor, y por otro
lado, surgen posiciones que entienden que se podría haber alcanzado un
mejor resultado yendo más rápido.

Pero, ¿es tan complejo lo que se tiene que hacer y que no queda más
remedio? La pregunta tiene una respuesta simple. La reestructuración de
la economía existente en la Isla pasa por un giro de 180º en las
relaciones económicas y sociales de producción, situando al sector
privado y los derechos de propiedad en el eje del sistema económico, y
situando a la planificación estatal en los ámbitos regulatorios, en
línea con lo que se realiza en otros países de economías mixtas.

La creación de zonas de desarrollo económico, como el Puerto del Mariel
o la política de entrega de tierras y la autorización al ejercicio por
cuenta propia de una serie de oficios, no son más que parches que
pretenden aportar oxígeno a una economía ineficiente y gris. Pero no son
la solución de futuro, y eso lo saben las autoridades, los dirigentes y
el pueblo cubano.

Los enunciados de política económica del régimen que se realizan en
estos consejos de ministros por los responsables, como "potenciar las
exportaciones y desacelerar el crecimiento de las importaciones,
favoreciendo la producción nacional", las mejoras del "sistema
empresarial (la venta de inventarios ociosos o de lento movimiento, la
actualización de los objetos sociales y el mejor aprovechamiento de las
energías renovables)", "trabajar para garantizar los ingresos externos
seguros que provienen del turismo, la industria de medicamentos, la
producción de níquel y el azúcar", o "dar prioridad las inversiones que
generen ingresos en el corto plazo y propicien la sustitución de
importaciones" son en cierto modo correctos, pero no van a resolver el
origen del problema, que es la inadecuada estructura económica, en la
que no existe un marco jurídico para los derechos de propiedad y la
asignación de recursos se realiza por medio de la planificación central
y no el mercado.

Ni siquiera, propuestas como que "las empresas, a partir de las
utilidades después de impuesto, cumplidos los compromisos con el Estado
y los requisitos establecidos, puedan crear fondos para el desarrollo,
las inversiones y la estimulación a los trabajadores", o "la aprobación
del primer grupo de 126 cooperativas no agropecuarias (111 mercados
agropecuarios; cinco estarán asociadas a servicios de transporte de
pasajeros; seis a servicios auxiliares del transporte; dos para el
reciclaje de desechos y 12 relacionadas con actividades de la
construcción)" tienen sentido porque nos devuelven a la misma filosofía
de parches que no vienen a resolver el problema general de una economía
que posee una estructura inadecuada para funcionar con eficiencia.

Las autoridades deben ser conscientes de que este tipo de medidas no
conducen a ningún sitio. El problema no es de velocidad ni de análisis o
formulación de actuaciones. El verdadero problema es que no se sabe bien
a donde se quiere llegar. O si se sabe, es más de lo mismo, y ahí están
los últimos 55 años para saber que nada bueno cabe esperar de reparar
algunas piezas de la vieja maquinaria. Hay que construir una nueva
máquina en la que se tiene que devolver el poder de elegir y la
propiedad a todos los cubanos para que puedan elegir libremente y
decidir lo que consideren más adecuado para sus vidas y haciendas.
Mientras no se asuma que esta es la dirección, poco importan velocidades
o presiones.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=38972 Continue reading
Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives