Informacion economica sobre Cuba

Economía

No va bien el turismo
Elías Amor | Valencia | 5 Mayo 2013 – 10:56 am.

El primer trimestre del año, considerado temporada alta, ha sufrido un
descenso del 0,5% con respecto al año pasado.

No son buenas las perspectivas del turismo en Cuba en 2013. Los últimos
datos oficiales proporcionados por la Oficina Nacional de Estadística,
ONE, relativos a los tres primeros meses del año, muestran un descenso
del 0,5% en términos acumulados con respecto al año anterior.

En el mes de marzo es cierto que llegaron a la Isla 354.000 turistas,
unos 4.000 más que en el mismo mes del año anterior, pero el descalabro
sufrido en febrero, con un descenso relativo de casi un 3%, y el
estancamiento previo de enero, provocan esta reducción en el acumulado
del trimestre.

Los datos, objetivamente, no son buenos y deberían preocupar a las
autoridades del ramo.

¿La razón? La perspectiva de la dinámica del turismo en la Isla muestra
la existencia de una marcada estacionalidad en los tres primeros meses
del año, en los que se concentra lo que los expertos denominan la
“temporada alta”. Si se analiza el perfil mensual de la llegada de
turistas a la Isla en los últimos cinco años, se observa que en el
primer trimestre se acelera la entrada, para mostrar un descenso
posterior que se extiende prácticamente hasta septiembre, ocupando los
meses centrales del año en los que el turismo internacional se mueve
hacia otros destinos. A partir de septiembre, la llegada de turistas a
la Isla vuelve a registrar un aumento, pero sin alcanzar los niveles del
primer trimestre.

Esto quiere decir que en el período del año en que crece con más
intensidad la actividad turística en la Isla, este año 2013 se ha
producido un descenso del 0,5% que va a pesar sobre los resultados del
conjunto del ejercicio si la cosa no mejora.

¿Qué ha sucedido para que el turismo registre este deficiente
comportamiento que tropieza con las expectativas de las autoridades
castristas de finales del pasado año? La respuesta se podría situar en
la perspectiva de una inadecuada política turística, pero hay mucho más.

Los datos ofrecidos por la ONE permiten observar que se están
produciendo cambios muy relevantes en la composición de los viajeros
procedentes de las distintas zonas del planeta.

En una perspectiva temporal, dos son las principales zonas de emisión de
turistas a la Isla. Así, por ejemplo, en el año 2006, los turistas
procedentes de Europa eran prácticamente los mismos que los que tenían
su origen en los países de América. Una diferencia de apenas 100.000
distanciaba los dos principales mercados de emisión.

Seis años después, y sobre todo, con la información del primer trimestre
de 2013, los viajeros europeos han experimentado una notable disminución
en términos absolutos y relativos. De los 1.014.000 que llegaron en
2006, se ha descendido de forma muy importante hasta los 852.000 en
2012. Esto significa que de un 45% del total, han pasado a suponer un
31% y en el primer trimestre, apenas representan un 30%. Esta tendencia
se puede calificar como alarmante, porque perder en tan poco tiempo más
de 300.000 turistas anuales, o el equivalente a un 30% del total
registrado en 2006 no se puede explicar solamente en términos de la
crisis económica que sacude a los países europeos, donde subsisten
importantes diferencias entre las distintas economías. Y lo que es
evidente: el crecimiento del mercado de América es el que está
sosteniendo los débiles crecimientos del turismo en la Isla, con una
notable concentración de los mercados de procedencia, que en el caso
concreto de Canadá se ha dejado sentir de forma muy notable en este
primer trimestre, representando solamente los turistas de este país un
48% del total.

Cualquier política turística que se precie de acertada debe tratar de
diversificar la procedencia de los viajeros. Las tendencias en los
mercados se deben anticipar para adoptar las decisiones adecuadas para
captar los que proceden de otros. No es buena una excesiva dependencia
de una sola zona, porque puede acarrear graves problemas. En ese
sentido, la posición de partida en 2006, con una distribución bastante
equiparada entre América y Europa parecía mucho más favorable que la
actual, que esconde no pocas amenazas.

Las autoridades, ya que las empresas privadas tienen poca capacidad para
hacerlo de forma efectiva e independiente, deberían investigar cuál es
la razón que explica que canadienses, mexicanos o chilenos se conviertan
en los principales países de emisión de turistas a la Isla, en tanto que
españoles, italianos, franceses, británicos, incluso Rusia, hayan dejado
de interesarse en el producto turístico que ofrece la llamada “revolución”.

Tal vez, la respuesta sea muy sencilla, y reside en que una vez que se
ha viajado al “paraíso de los Castro”, deja de tener interés el retorno.
Ahí puede estar el problema. Mientras los destinos turísticos
consolidados del Caribe, Cancún, República Dominicana, incluso Jamaica,
registran tasas de repetición elevadas de los turistas, a Cuba se viaja
una vez o a lo sumo dos, y no se repite.

Sería conveniente que las autoridades traten de buscar una explicación a
este fenómeno que está provocando una reducción sistemática en la
procedencia de viajeros de los principales mercados turísticos del
mundo. Porque sería una lástima que el producto turístico de la Isla
entre en crisis antes de haber alcanzado una etapa de desarrollo.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1367744192_3100.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
May 2013
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives