Informacion economica sobre Cuba

El agonizante símbolo del igualitarismo populista
MARTES, 23 DE JULIO DE 2013 00:43
ESCRITO POR OSMAR LAFFITA

Cuba actualidad, Capdevila, La Habana, (PD) Por su impacto negativo en
el bienestar de la población, la existencia de la libreta de
abastecimiento pone en la picota pública la lamentable gestión económica
del gobierno cubano.

Ante tal realidad, el régimen apela a su eficaz arma del secretismo y ha
ordenado a sus empleados de la prensa oficial que pasen por alto el
cumpleaños de la libreta para que no les recuerde a los cubanos las
dificultades de todo tipo que han atravesado y todo lo negativo que
enfrentan en su vida diaria.

El 12 de julio se conmemoraron los 50 años de la creación de la libreta
de abastecimiento. Por iniciativa del entonces primer ministro, el Dr.
Fidel Castro, fue implantada como reacción ante la escasez de alimentos
y la precipitada subida de precios en el mercado informal.

Transcurridas cinco décadas se mantiene todavía vigente. Es el peor
símbolo del destructor igualitarismo. Pone al desnudo el pésimo
desempeño del gobierno cubanos en la economía.

El gobierno cubano no ha sido capaz de lograr la venta liberada de los
alimentos que diariamente consume la población cubana.

Abuelos, padres e hijos, la familia cubana toda, los cubanos nacidos y
crecidos y muertos en este medio siglo han vivido bajo el estigma más
vergonzoso de la libreta de abastecimiento.

El gobierno cubano, en su falso papel de Gran Hermano le dice a la
población que nadie está desamparado, que cada mes les garantiza la
canasta básica normada con productos subsidiados, pero oculta que estos
alimentos cuyo valor per cápita ronda los 0.76 centavos de dólar solo
alcanza cuando más para 10 días: el resto del mes cada cual se las tiene
que arreglar como pueda…

Los gobernantes cubanos consideran que la implantación hace 50 años de
la libreta de abastecimiento fue un acto de justicia igualitaria, al
poner fin a la especulación y el acaparamiento con la distribución
normada y subsidiadas de los alimentos de la canasta básica. Pero al
mismo tiempo, fue la firma de una especie pacto social en que la
población “agradecida” les brindaba el apoyo político que necesitaban
para su larga permanencia en el poder.

Igual que su predecesor, Raúl Castro, en los seis años que lleva como
jefe de Estado y de Gobierno, ante los acusados incumplimientos de la
producción agrícola ha continuado con la negativa política de importar
arroz, leche en polvo, pollo congelado, granos, trigo, maíz, café,
azúcar, aceite comestible, entre otros alimentos.

El pasado año se destinaron 2000 millones de dólares para adquirir estos
alimentos para garantizar en gran parte su distribución normada. La
mayoría de estos alimentos, sin mayores problemas se pudieran producir
en Cuba.

Fue en el gobierno de Raúl Castro que se inició la despiadada política
de eliminación de los subsidios y las gratuidades. Guillotina en mano,
degüella todo lo que huela a igualitarismo.

Ese es el caso de la libreta de abastecimiento. Cuando Raúl Castro
asumió el gobierno en el año 2008, la libreta tenía 28 hojas, pero como
consecuencia de esa política, actualmente solo tiene 20 por la imparable
supresión de productos.

En estos últimos seis años desaparecieron de la libreta de
abastecimiento los artículos de aseo personal. Se le unieron
posteriormente el café, los cigarros, los tabacos, la frazada de piso,
el vino seco, el vinagre, el pescado y los productos del agro. Se redujo
el gramaje del arroz, el azúcar (blanca y cruda), los granos, los
huevos, el keroseno y el alcohol.

Para poder bañarse, lavarse la cara y la boca, y completar la dieta de
arroz, frijoles, aceite, azúcar, cigarro o tabaco y café, se impone
hacer una sola comida, ducharse lo menos posible, ingerir los alimentos
hervidos, reducir al máximo el consumo de café y eliminar el pernicioso
hábito de fumar. De lo contrario, tendrá que disponer de más de 20
dólares para adquirir estos artículos que se venden en las Tiendas de
Recuperación de Divisas (TRD), los establecimientos estatales de
comercio minoristas y en la red de establecimiento particulares. Sus
precios oligopolicos, donde están prohibidas la las rebajas, no están al
alcance de la mayoría de la población.

La libreta de abastecimiento genera dolores de cabeza al gobierno
cubano. Todo apunta a que en estos momentos no existen las condiciones
para la eliminación de la libreta. Eso quedó evidenciado en la recién
concluida Asamblea Nacional del Poder Popular. El zar de la economía,
Marino Murillo, cuando se refirió a diversos temas relacionados con la
actualización del modelo económico, parece que olvidó o no tenía
autorización para referirse a la libreta de abastecimiento.

Existe una especie de determinismo social en el hecho de que segmentos
importantes de la población asumen que con los misérrimos salarios que
devengan les es realmente difícil comprar esos alimentos a precios de
mercado.

Como resultado de ese fatídico igualitarismo populista, centenares de
miles de jubilados y trabajadores a fin de mes lo que devengan no
sobrepasa los 14 dólares. Si bien la mayoría de ellos reconocen que con
la libreta no se puede vivir, admiten que sin ella tampoco pueden vivir.

Es esa y no otra la razón por la que el gobierno de Raúl Castro no ha
guillotinado de una vez por todas la libreta de abastecimiento.
Para Cuba actualidad: ramsetgandhi@yahoo.com

Source: “El agonizante símbolo del igualitarismo populista | Cuba
noticias actualidad.Periodismo independiente.” –
http://www.primaveradigital.org/primavera/destacados/117-politica/8101-el-agonizante-simbolo-del-igualitarismo-populista.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives