Informacion economica sobre Cuba

En caída libre Venezuela y sus acólitos
[19-07-2013]
Dr. Darsi Ferret

(www.miscelaneasdecuba.net).- Resulta increíble lo que es capaz de hacer
unas simples células malignas. La corriente populista de América Latina,
el parásito castrismo habanero y los chavistas con su socialismo del
siglo que estamos viviendo, andan barranco abajo y con pronóstico crítico.
La causa de esta deriva no es otra que la muerte repentina del caudillo
venezolano, Hugo Chávez, vencido por su penosa enfermedad. La cuenta es
muy simple; sin Chávez no hay chavismo. De hecho, el madurismo ha
logrado ir sorteando estos meses a duras penas gracias a las
incongruencias y pésimo liderazgo opositor de Capriles, que en vez de
encabezar el malestar y los reclamos de la mayoría venezolana, se lanzó
equívocamente a desestimular las reacciones populares luego del fraude
electoral oficialista.

Sin embargo, y a pesar de esos incovenientes, se aprecia la precariedad
en el poder de Nicolás Maduro, a quien su ilegitimidad y falta de
liderazgo y carisma personal, lo enfrenta a una grave crisis económica,
política y social. La falta de billete para soltarlo a la ligera hace
que cada día disminuya también el interés de los países de la región por
corresponderle a la cúpula venezolana.

La actual situación de la hasta hace poco preminencia regional de la
tierra de Bolivar puede sintetizarse con algo así como la frase conocida
por los cubanos antes de 1959: “sin azucar no hay país”, u otra más
pedestre: “Tin tiene Tin vale; Tin no tiene, Tin no vale”. Y por dejar
de poseer, en Venezuela escasea desde la comida hasta el papel
sanitario. ¿Y los petrodólares? Bien, ¿y tú?

En el plano interno, el modelo chavista es un monstruo indomable e
incorregible. Se basa en un diseño estatista que combate y cercena la
libre empresa, las leyes del mercado, las iniciativas privadas e
irrespeta el derecho de propiedad, además de apabullar las libertades
individuales. Con sus prácticas populistas regidas por las
nacionalizaciones de empresas y la confiscación arbitraria de
propiedades privadas, ahuyenta la imprescindible inversión extranjera y
elimina la vigorosa y productiva clase empresarial.

Lo peor es que la planificación central, basada en criterios políticos,
genera una corrupción galopante, en medio de una ineficiencia e
improductividad acelerada. El poco dinero que producen lo tienen que
invertir en sostener los incosteables programas sociales heredados de su
anterior gobernante, que constituyen los lazos con su menguada base de
apoyo popular. Sin las “Misiones”, que constituyen un agujero sin fondo
para la economía, no hay afinidad ni identificación ideológica con los
“rojos rojitos”.

Y se sabe que la petrolera PDVSA, el motor de la nación, que produce el
95% de las divisas del país, la han llevado a un gasto que casi duplica
sus exiguas producciones.

Así que se puede asegurar que el ceboruco de Maduro, con los integrantes
de la Mara Salvatrucha que le acompañan en el poder, están en la cuerda
floja pendiendo de un hilito. Y se observa que es pésimo malabarista.

A su alarde cazuelero de que le daría asilo político al ex analista de
inteligencia filtrador de documentos, Eduard Snowden, ya EEUU salió y le
respondió con firmeza de que tomaría serias medidas contra esa acción,
como la retirada a los funcionarios de su gobierno de visas de entrada
al territorio norteamericano, así como el cese de la venta de gasolina y
otros productos. Esa declaración basta para que Snowden busque otro
lugar donde refugiarse, pues en Venezuela no se atreverán a recibirlo,
más allá de los dicursillos bravucones.

A los Castro y demás gobernantes populistas del patio, sin los
petrodólares también se les acaba la existencia. El entierro será colectivo.

Source: “En caída libre Venezuela y sus acólitos – Misceláneas de Cuba”

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/51e90e413a682e13b07d6465


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives