Informacion economica sobre Cuba

Publicado el miércoles, 07.03.13

¿Existen cambios en Cuba?
NICOLÁS PÉREZ

Es sorprendente cómo se diferencian las opiniones anticastristas sobre
la actualidad cubana provengan de donde provengan. Si le preguntas al
pueblo llano de aquí o allá que le importa tres pitos si aguacate o
mamoncillo te dice una cosa. Si buscas una respuesta entre expertos en
el tema te dicen otra. Y está la versión de los incorregibles que les
sopla en el cerebro un odio cerval al castrismo, y que son necesarias
para lograr un balance sobre picar cerca sobre hacia dónde va Cuba.

Las preguntas sobre la realidad isleña varían según la época, la
pregunta actual es si existen o no cambios en la isla. Hay quienes
opinan que no se mueve una hoja y otros que existe un ciclón de reformas.

Ambos extremos exageran. Están habiendo cambios, pero ni radicales ni
rápidos. Y cuando se producen, obedecen a realidades económicas o
sociales que no admiten dilación.

¿Los escollos?: contradicciones, rémoras de medio siglo de totalitarismo
y un error geográfico. La contradicción es pretender que puedan existir
cambios económicos sin cambios políticos. Las rémoras son el bunker de
La Habana, viudas de un Fidel Castro que aún respira, y que rechazan la
más mínima reforma. Y por último, un error geográfico y de
idiosincrasia. Se están produciendo cambios reales en China y en
Vietnam, pero esos países no están en el continente americano ni a 90
millas de Estados Unidos. Y tampoco el cubano es chino o vietnamita.

¿Los cambios económicos actuales, que existen, son positivos para el
pueblo cubano? Indiscutiblemente que sí.

Pero veámoslos sobre el terreno. Uno relevante, se autorizó la
existencia del trabajador por cuenta propia. Un espacio liliputiense de
propiedad privada que ganó la sociedad civil. La medida creó 24,920
empresas en el 2012 y empleó a 387, 375 cubanos, pero esta no fue una
concesión a John Maynard Keynes, la movida se debió a estar obligados a
hacerlos de a Pepe por despedir a medio millón de trabajadores estatales
entre el 2010 y el 2011 y tener que buscar donde ubicarlos. Y por otra
parte, el trabajador por cuenta propia al estilo castrista es una medida
artificial porque está acosado por impuestos poco razonables y su
supervivencia se basa en comprar artículos en bolsa negra, lo cual es
vivir ilegalmente y al borde del abismo.

Otra medida que podría ser aplaudida: entre el 2008 y el 2010 un poco
más de un millón de hectáreas ociosas han sido entregadas a productores
de tierra, ¿pero cómo explotarlas si el campesino en ocasiones no tiene
capital ni para poder comprar un machete? ¿Cómo esto puede tener éxito,
si lo dice el periódico Granma, no yo, que agricultores han logrado
estupendas cosechas y se les ha podrido en los surcos porque el Estado
ha sido incapaz de facilitarles un transporte confiable para llevar el
producto a tiempo de las fincas a los mercados campesinos?

Hay otros cambios en Cuba que aplaudo: Cuba anuncia rebajas de la
telefonía móvil que es un acto innegable de libertad de comunicación.
Otro cambio positivo es la autodeterminación sexual.

Pero el resto de las reformas tienen un contenido ambivalente, que
apunta a que el exilio de Miami sostenga al gobierno comunista, tales
como la autorización de ventas de automóviles y viviendas para que
exiliados con neurosis de destino les compren a sus familiares en la
isla timón y techo para el día del regreso. El mismo objetivo, la
resolución en la Gaceta Oficial que deroga las limitaciones a la
importación no comercial (puro cuento) de equipos electrónicos y domésticos.

Pero la obra maestra de cómo un gobierno comunista puede vivir a costa
de sus enemigos jurados es la eliminación del permiso de salida para los
viajes al exterior, y dejando sin efecto el requisito de la Carta de
Invitación, lo cual tiene dos lecturas.

La primera positivísima, de nuevo libertad, la opción de abandonar la
isla y regresar, permitiendo incluso a la heroica disidencia recorrer el
mundo denunciando los horrores del sistema sin abandonar la lucha. La
segunda lectura: su carácter es de nuevo económico, se le ha dado al
cubano la posibilidad de viajar a Miami, permanecer dos años en el
exterior ganando dólares para regresar sin haber perdido la vivienda y
otras propiedades y engrosar con un éxito exiliado económico las arcas
de la dictadura.

No sé ustedes, pero si yo tuviera una madre, un hijo o un hermano en
Cuba dejaría el alma para que no sufrieran escaseces y miseria. Pero por
otra parte, si fuera comunista, sentiría una gran repugnancia, un
absoluto rechazo al sistema que defiendo, cuando explota los
sentimientos humanos del enemigo, para que me sostenga a mí y a un
marxismo leninismo obsoleto, absurdo e impracticable y que vive a diario
frente al precipicio. Verdades tristes, pero mondas y lirondas.

Nicop32000@yahoo.com

Source: “NICOLAS PEREZ DIAZ-ARGÜELLES: ¿Existen cambios en Cuba? –
Opinión – ElNuevoHerald.com” –
http://www.elnuevoherald.com/2013/07/03/1513573/nicolas-perez-diaz-arguelles-existen.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives