Informacion economica sobre Cuba

Los mitos y los dulces sueños
[28-08-2013]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político

(www.miscelaneasdecuba.net).- Zulema Rosales ha creado en La Habana una
guardería para la élite. Se llama Dulces sueños, cuesta 85 CUC mensuales
y está en uno de los repartos exclusivos de la capital cubana.
Aparentemente, la propietaria es hija del general Ulises Rosales del
Toro, un hombre cercano a Raúl Castro con una larga e inútil historia de
batallas africanas y una pésima experiencia como gerente de la industria
azucarera.
La anécdota de Zulema Rosales me parece un dato esperanzador que liquida
dos mitos importantes.

El primero es que el Estado cubano —ese bodrio ineficiente y
totalitario— se reservaba en exclusiva la función de educar a los niños.
Tímidamente, comienza a asomarse la educación privada. No sé si esta
golondrina anuncia la primavera, pero ojalá que así sea. Supongo que
Raúl Castro añora los tiempos republicanos en que, junto a los buenos
institutos públicos, que los había, existían Ruston, Baldor, Belén,
Edison, Candler, La Salle, y otras docenas de excelentes instituciones
privadas a lo largo de toda la Isla. Una buena parte de la clase
dirigente cubana —comenzando por los Castro y sus hermanas— se educaron
en ellas. Todas las sociedades necesitan la variedad que ofrece la
educación privada. Hay pocas cosas más empobrecedora que la voz
monocorde del Estado repitiendo siempre la misma letanía y forzando a
una artificial y chata unanimidad.

El segundo mito que entierra esta experiencia es el mismo que irradia
cualquier empresa privada: en Cuba se van acabando por asfixia la
superstición marxista de la plusvalía y las (inexistentes) ventajas del
colectivismo. La señora Rosales hoy posee un pequeño negocio de
servicios educativos, y cuenta con empleados de cuyo trabajo vive, pero
si hay suerte, si hace las cosas bien y si no le cambian las reglas del
juego, obtendrá beneficios, ahorrará, aumentará su capital e invertirá
en nuevas instalaciones. Así crecieron casi todas las instituciones
educativas privadas en Cuba. La lógica del capitalismo es ésa. Me
imagino que su parvulario, además de instruir y cuidar a los niños,
también sirve para educar a los adultos del gobierno en la buena manera
de desarrollar a una sociedad. Hasta ahora no han hecho más que estupideces.

Tengo una amiga en Miami que hace cinco años comenzó con un parvulario
de élite dentro de la tradición pedagógica Reggio Emilia, parecida a
Montessori, y ya cuenta con cuatro, ha creado una franquicia, y piensa
crecer hasta donde se lo permitan sus fuerzas. Ha generado un magnífico
sistema de adiestramiento de maestros y control de calidad. Mi apuesta
es que, antes de una década, tendrá o dirigirá cien parvularios.

La joven disidente cubana Thais Pujol, expulsada de la Isla en los
noventa, a base de talento y esfuerzo ha creado en Valladolid, España,
una academia para mejorar el nivel de los estudiantes, y hace
maravillas. No sé si Ulises Rosales y su jefe Raúl Castro ya se han dado
cuenta, pero no hay sustituto para el fuego creativo de los
emprendedores. Hace 54 años que en Cuba los Castro secuestraron la
facultad de crear actividades lucrativas y así le va al país: escombros
y desilusión total moteados por la leyenda de vacas enanas y la promesa
de fabulosos cultivos de moringa.

Supongo que hay que referirse al agravio comparativo. ¿La señora Zulema
Rosales logró poner en marcha su escuela por ser la hija de un general?
¿Cómo obtuvo los permisos? ¿Por qué lo que ella ha hecho, que es
positivo, no está al alcance de cualquier cubano? ¿Estamos en presencia
de un privilegio?

Ese es un mal camino para lograr superar la miseria y dejar atrás esta
etapa de bobería, horror y destrucción de riqueza que ha sido el
socialismo. Los países prósperos y democráticos tienen leyes y reglas
neutras para que los ciudadanos puedan competir y perseguir sus sueños
libremente. La relación de fuerzas es muy fácil de entender: las
sociedades felices del planeta son aquellas en las que el Estado vive
del esfuerzo, desvelos y creatividad de los ciudadanos libres. Las
sociedades tristes y pobres son aquellas que viven del Estado y de las
arbitrarias decisiones de sus comisarios.

A ver si Raúl y sus amigos lo entienden de una vez.

Source: “Los mitos y los dulces sueños – Misceláneas de Cuba” –
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/521dd11e3a682e0ce8dffb5d


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
August 2013
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives