Informacion economica sobre Cuba

Retorno al fracasado igualitarismo voluntarista
LUNES, 05 DE AGOSTO DE 2013 03:52
ESCRITO POR OSMAR LAFFITA

Cuba actualidad, Capdevila, La Habana, (PD) Todo parece indicar que al
periodista Pedro de la Hoz, que forma parte del grupo más selecto del
periódico Granma, se le ha asignado el reprobable papel de vocero de los
sectores más ultra-ortodoxos e inmovilistas, que se ocupan de sabotear
los tímidos intentos del gobierno cubano de hacer un poco más viable su
fracasado modelo económico neo-estalinista mediante la implementación de
los 318 lineamientos económicos aprobados en el VI Congreso del Partido
Comunista.

La propiedad estatal de la mayoría de los centros productivos y de
servicios, regidos metodológicamente por la inviable planificación
centralizada, ha probado ser ineficiente y generadora de corrupción.

Pero ahora tenemos a Pedro De La Hoz como paladín de los grandes
sectores de la población dedicados a la creación de la riqueza, dado que
dichos bienes y servicios contribuyen a la satisfacción de los más
necesitados, que en Cuba son la mayoría.

Uno de los soportes del igualitarismo voluntarista que impuso al pueblo
cubano el régimen de Fidel Castro por más de 45 años, fue por sobre
todas las cosas la capacidad de entrega colectiva que tenía como soporte
las búsqueda de una falsa y demagógica prosperidad, por encima del
bienestar individual, que se consideraba un maleficio burgués.

En los 6 años de gobierno de Raúl Castro, se le ha dado una implacable
batida a todas las rémoras del destructor igualitarismo, el cual se
refleja, por ejemplo, en una libreta de abastecimiento donde los
productos normados duran cuando más una semana. Las gratuidades, con las
excepciones de la educación y la salud, han pasado a ser historia. El
equilibrio del déficit fiscal se resuelve en la esfera de la circulación
regida por la despiadada subida de precio de los productos más
perentorios para la población.

Ante la cada vez mayor precariedad material de la población, De La Hoz,
en su artículo “Prosperidad es cultura” publicado en el periódico
Granma, el 18 de julio, se baja con la filípica de que resulta un error
asociar prosperidad con crecimiento material.

Parece que después de un largo viaje espacial, De La Hoz aterriza y se
desayuna con las interrogantes acerca de que la posibilidad de tener, de
acumular y ostentar, supla a la capacidad de amar y compartir. Eso,
según él, conduce irremediablemente al surgimiento de un individuo
diferente, ajeno a las necesidades de la población y del sacrificio que
exige la sociedad colectivista.

Para reafirmar su utópica y desfasada teoría igualitarista, la emprende
contra aquellos que por los bienes materiales que poseen producto del
dineros que reciben por concepto de remesas, por las ganancias de sus
pequeños negocios privados, o por la venta de las cosechas obtenidas en
las parcelas de tierras que explotan, han elevado su nivel de vida de
manera exponencial. Pero se calla y no dice nada de las ganancias
obtenidas por aquellos delincuentes de cuello blanco en los negocios
ilegales que realizan al amparo de los cargos que ocupan en ministerios
y empresas.

Es llamativo que De La Hoz se aparezca como enemigo de la riqueza
individual, que según afirma, conspira contra la proliferación y el
afianzamiento los valores espirituales. Explica que por ese desmedido
afán de ganar más y más, la solidaridad ha pasado a ser anatema. Achaca
a los que actúan con el solo fin de buscar su bienestar particular y no
de la mayoría, un mezquino egoísmo enfermizo.

El periodista silencia que los pequeños negocios privados a los que
atribuye la culpa por el surgimiento de los nuevos ricos, fueron
autorizados por el gobierno a finales de 2011 para descongestionar las
sobresaturadas plantillas de organismos y empresas estatales, resultado
del antieconómico pleno empleo.

A finales de mayo del presente año, unas 450 000 tenían licencia para
trabajar en las 181 actividades autorizadas por el gobierno.

De La Hoz silencia que en los 6 años de gobierno de Raúl Castro, los 3,5
millones de trabajadores que ocupan diferentes plazas en los organismos
ministeriales y empresas no han sobrepasado los17 dólares mensuales que
devengan de salario mensual. El marcado retroceso en la producción de
bienes ha impedido -entre otras causas- poner término a la doble
circulación monetaria que acaba de cumplir 20 años, y poder subir los
salarios a un mínimo de 40 dólares mensuales, lo que de todos modos
estaría muy por debajo del índice de pobreza, que es de dos dólares diarios.

Tal parece que el periodista de Granma quiere retroceder a los
estándares de vida existentes en los años 60, 70 y 80 del siglo pasado,
donde prácticamente existía una uniformidad de los alimentos, el
vestuario, etc., porque todas las mercancías solo se adquirían por la
libreta de abastecimiento.

Resulta insultante para los cubanos que se ganan la vida honradamente en
sus pequeños negocio que han sido autorizados por el gobierno cubano,
que sean catalogados por De La Hoz como nuevos ricos, y símbolos
negativos del consumismo.

El mundo está en la sociedad de la información, pero a la población
cubana le falta mucho para llegar a ella. En estos momentos, en Cuba
solo 74 personas poseen una computadora de mesa o una laptop por cada
mil habitantes. De ellos, solo unos pocos tienen el privilegio de poder
conectarse a Internet. Como el gobierno conoce que solo un segmento
reducido de la población dispone de dólares, abrió en el mes de junio
118 nuevos centro de conexión a Internet a un costo de 4,50 dólares la
hora. No se conoce que de la De La Hoz haya hecho un artículo sobre el
particular, porque según su igualitarista visión, tal medida está
dirigida a los nuevos ricos que sí tienen posibilidades de pagar tan
altas tarifas.

Como los dueños de estos pequeños negocios privados gran parte del
dinero que destinan a mantener la actividad comercial proviene de las
remesas que le envían sus familiares radicados en el exterior, esto les
posibilita no solo usar ropas que son el último grito de la moda, sino
disponer de un stock para vender de manera legal. Con dicho dinero estos
nuevos propagadores del gusto y el modo de vida propio del siglo XXI,
compran equipos electrónicos y electrodoméstico de última generación,
acceden a Internet, han aprendido a balancear sus alimentación y han
dejado a un lado el consumo de la pésima comida que adquiere el resto de
la población en la canasta básica y la red de establecimientos
gastronómicos propiedad del Estado.

El dinero que disponen les permite hacer vida social. Ya son comunes
entre ellos los encuentros de familiares y amigos los fines de semana,
donde se hace una buena comida, acompañada de bebida, música y bailes.
Como es natural, con los17 dólares mensuales que devengan mensualmente
la mayoría de los cubanos ni soñar con esto.

Con el dinero que disponen estos pequeños empresarios, trabajadores de
firmas extranjeras radicadas en Cuba, empleados de misiones
diplomáticas, cumplen con los deseos de sus hijos y familiares y les
costean sus fiestas de cumpleaños o de graduación. Algo que no pueden
hacer la mayoría de los cubanos.

Pero todo eso y más lo hacen con un dinero que no le roban a nadie y
esos artículos los adquieren en la red de Tiendas Recuperadora de Divisa
(TRD), que al cierre del pasado años por concepto de estas ventas
reportaron saldos de cientos de millones de dólares.

Todo esto ha sido posible por el imparable envío de remesas de los
cubanos residentes en el exterior a sus familiares en Cuba, pero
sospechosamente De la Hoz, el periódico Granma y el resto de la prensa
oficial nunca se refieren a este asunto, lo cual indica que su patrón,
el gobierno cubano, se lo tiene prohibido.

De La Hoz no quiere reconocer que la actual asimetría económica
existente en la población cubana, generadora de desigualdades, no se le
debe atribuir tanto al despliegue del negocio privado, como al envío de
remesas del exterior.

El periodista de Granma considera que los nuevos negocios privados han
propiciado el surgimiento de los nuevos ricos, pero silencia que la
verdadera causa de estas desigualdades es la desastrosa política
económica aplicada en estos últimos 6 años por el gobierno cubano, que
ha provocado la mendicidad casi generalizada de la población y el
estancamiento del progreso y bienestar de la familia cubana.

Para Cuba actualidad: ramsetgandi@yahoo.com

Source: “Retorno al fracasado igualitarismo voluntarista | Cuba noticias
actualidad.Periodismo independiente.” –
http://www.primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/8211-retorno-al-fracasado-igualitarismo-voluntarista.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
August 2013
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives