Informacion economica sobre Cuba

Los trabajos que resucitan en la Cuba de Raúl Castro
Fernando Ravsberg
BBC Mundo, La Habana

Detectives privados, hoteles de mascotas, prestamistas, buses de
turismo, ópticas, “tramitadores de viajes” o psicólogos a domicilio, son
algunos trabajos por cuenta propia poco conocidos hasta hace poco en
Cuba, pero no por eso menos rentables que las tradicionales “paladares”
o los hospedajes.
Gracias a la iniciativa privada, que ha venido ganando terreno desde las
reformas impulsadas por el gobierno desde 2008, hoy un cubano puede
conseguir un crédito para montar un negocio, ir de vacaciones en un
autobús particular, poner a su perro en manos especializadas, dejar a su
pareja vigilada y pagar un psicólogo si el resultado de la investigación
le resulta traumático.

Algunos están autorizados, otros se enmascaran con licencias de
similares y muchos sobreviven al margen de una ley que autoriza el
trabajo autónomo sólo en 200 oficios. Nadie sabe a ciencia cierta si son
una avanzadilla de lo que vendrá o servirán para mostrar los límites de
la reforma.
Iniciando su gobierno, Raúl Castro proclamó que en Cuba habría igualdad
de oportunidades pero no de ingresos, con lo que despenalizó moralmente
la riqueza y permitió a quienes tienen dinero gastarlo abiertamente.
Esto creó nuevas necesidades.
Ahora que ya pueden hospedarse en hoteles o viajar al extranjero, los
nuevos emprendedores cubanos deben pensar donde dejar el perro, casi
siempre de raza. Por US$6 diarios hay un hotel donde lo atenderán a
cuerpo de rey, con buenos alimentos, paseos por la costa y atención
veterinaria.

Seguridad y asesoramiento
Varias agencias de investigación y seguridad ofrecen sus servicios,
garantizando “una amplia experiencia anterior”. Sus empleados son
capaces de “proteger” una fiesta, investigar los desfalcos de una
empresa o vigilar al conyugue supuestamente infiel.
Es una paradoja, porque todavía se recuerda un episodio ocurrido hace
varios años en que detectives privados británicos fueron arrestados en
Cuba al ser descubiertos mientras vigilaban a un empresario extranjero.
Habían sido contratados por una esposa celosa que temía a los atractivos
de las cubanas.
También están resurgiendo los prestamistas particulares, casi
desaparecidos por décadas, ofreciendo el capital que hace falta para
invertir en “ese negocito” que nos hará ricos. En la Cuba
prerrevolucionaria se les llamaba “garroteros”, en referencia a los
métodos que utilizaban para convencer a los morosos.

Y para asistir a esos empresarios autónomos que están haciendo dinero,
un contable a quien llamaremos “Juan” -porque no quiere ver publicado su
nombre- ofrece llevarles los números por US$60 mensuales. Tiene “un
programa capaz de hacer a la vez hasta 20 diferentes contabilidades, una
para los impuestos, otra para los socios y una real para Ud.”, según
cuenta a BBC Mundo.
Los nuevos inversores tienen consultorías que los asesorarán sobre cómo
recorrer los intrincados caminos de la burocracia para abrir un negocio,
y otras que le explicarán qué hacer para comprar propiedades saltándose
los límites de la ley de vivienda.

Cuentapropistas de la salud
A pesar de que la salud pública cubana es gratuita para toda la
población, están surgiendo trabajadores autónomos en los sectores donde
se percibe algún déficit, a través de embrionarias clínicas dentales,
ópticas y hasta consultas de psicología a domicilio.
Lograr que venga a la casa un psicólogo especializado “en atender niños
autistas de entre 2 y 12 años”, cuesta US$5 diarios. Un profesional del
ramo le explicó a BBC Mundo que utiliza “la terapia de tarjeta, basada
en lo que debe saber según la situación” del pequeño, que es valorada en
un test previo.

Por un precio igual de módico, otros de sus colegas están dispuestos a
hacer psicoanálisis a domicilio, mientras que la escasez de prótesis
dentales ha permitido que florezca un jugoso negocio, que se provee de
productos enviados desde el extranjero.
“Aquí Ud. tiene todo lo que pueda pagar”, nos dijo “Homero”, un
optometrista que tampoco quiso ser identificado por su nombre real,
mientras nos ofrecía espejuelos con “las mejores armaduras”. Nos explicó
solícito que “para distancia corta o larga cuestan 25 CUC (pesos cubanos
convertibles, equivalentes al dólar estadounidense menos 10% de
impuestos), bifocales 30 CUC, progresivo natural 50 CUC, y progresivo
fotosensible 150 CUC”.
Viajes y turismo
Las reformas migratorias trajeron consigo nuevas oportunidades que Oscar
y Julia tampoco dejan pasar. Ellos se definen como “tramitadores”: “por
15 CUC resolvemos el DF 160, (un formulario) para visa americana. Por 5
CUC sacamos turno para solicitar pasaporte en la embajada de España”,
prometen.

Y como para viajar al extranjero se necesitan idiomas, se multiplican
las academias particulares que los enseñan. En el céntrico barrio
habanero del Vedado hay una que tienen varias casas contratadas como
aulas. Hoy en Cuba se puede aprender inglés, portugués, francés, ruso,
chino, alemán, catalán y holandés.
Mientras, Josvani y su esposa tienen un negocio redondo: hacen viajes
turísticos dentro de la isla. Son por cuenta propia aunque usan el bus
de la empresa donde él trabaja como chofer, compran el diesel en el
mercado negro a US$0.30 y cobran US$40 por persona para visitar Trinidad.
Para “fiestar” se alquilan disfraces, parques inflables para el cumple
de los niños y a la novia se le puede regalar una serenata con mariachis
de verdad. Pero si se busca más emoción hay cursos de buceo y una guerra
de paintball, a 10 metros del malecón de La Habana.

Source: “Los trabajos que resucitan en la Cuba de Raúl Castro – BBC
Mundo – Noticias” –
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/09/130911_cuba_cuentapropistas_yv.shtml


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
September 2013
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives