Informacion economica sobre Cuba

Ancianos cubanos, entre la miseria y el abandono
Lunes, Octubre 14, 2013 | Por Leonardo Calvo Cardenas

LA HABANA, Cuba, octubre,www.cubanet.org –Las autoridades han asegurado
que el envejecimiento de la población y la disminución de la natalidad
nos igualan a los países desarrollados. ¡Qué cinismo! El último Censo de
Población y Vivienda solo demuestra la profunda crisis socioeconómica
que ha convertido la existencia de cada cubano en un duro vía crucis.

El colapso del modelo estatista totalitario, el bajo poder adquisitivo,
el altísimo costo de la vida y la crisis habitacional, las villas
miserias, la violencia, disuaden a las jóvenes parejas de tener hijos.

Son muchos los jóvenes que se abstienen de formar una familia porque
ponen todas sus esperanzas en abandonar el país. De encontrar en el
exterior, la realización personal que se les cierra en Cuba.

Hay más de dos millones de compatriotas regados por el mundo.

Pero lo más golpeados por nuestra crisis, son los ancianos. La debilidad
de la economía cubana no puede garantizar calidad de vida a nuestros
viejitos, que después de haber trabajado durante décadas, sufren
pensiones de miseria y la ausencia de protección social.

Nuestros ancianos

Golpea ver a nuestros ancianos y discapacitados, lanzados a la economía
informal, o a la mendicidad, mientras el alto liderazgo no cambia su
discurso de supremo benefactor paternalista.

La frustración se trasluce en cada testimonio: Arturo Ponciano (79 años)
se retiró hace trece años de la construcción. Con hablar pausado se
pregunta cuándo podrá descansar si no es en la tumba “Tanto trabajo
duro, tantas obras de choque, misión internacionalista incluida para
tener que seguir luchando en la calle, zapateando la venta de dulces,
luchando con la necesidad de la gente y los inspectores insaciables”.

Aurora (habanera de 71 años) dice que se sentía fuerte todavía cuando se
jubiló de la tabaquería después de treinta y ocho años de trabajo…“pero
ya no aguantaba la presión y persecución de los jefes para evitar el
robo de materiales, ni el comportamiento agresivo de los jóvenes (tan
diferentes a lo que éramos antes). Aurora se siente frustrada lo que
gana de jubilación no le alcanza ni para comprar una chuchería
(golosina) a sus nietos.

Después de calmar su pánico por creer que yo era un inspector que venía
a ponerle una multa o a quitarle su dinero, Nina, de 74 años. dice que
se siente agotada luego de caminar, cada mañana, kilómetros al sol como
vendedora ambulante…” Si no lo hago no sé cómo voy a vivir. Mientras me
queden fuerzas seguiré empujando el carrito de caramelos, palomitas de
maíz y “chicharritas” que al entrar la tarde se hace tan pesado.

Berta Lina, oficinista jubilada de 69 años asegura que el gobierno habla
mucho pero en realidad abandona a los viejos a su suerte después de
trabajar tantos años, “los policías no producen nada, ganan mucho más
que los demás y ni siquiera pagan la guagua y la los jubilados ni eso le
rebajan. “Mi hermana menor vive en Bélgica hace muchos años y la gente
no se imagina los beneficios que gozan los ancianos en ese país”… “Y yo,
trabajando en casas particulares. donde gano al día más que lo que me
pagan de jubilación”.

Manolo, maestro jubilado y viudo de 81 años dice que sus dos hijos están
muy bien posicionados laboralmente y su hija que vive en Estados Unidos
no lo deja de ayudar. Manolo afirma “mi suerte no me impide reconocer lo
duro que es ver tantos ancianos en la indigencia o tratando de vender lo
que pueden para sobrevivir” …”yo regresé de mi visita a Estados Unidos
por mis nietos, pero digan lo que digan allí no se ve a ningún viejo en
esa condición lamentable”.

Wilfredo, teniente coronel retirado de 73 años reconoce que “es muy duro
al final del camino aceptar que esta revolución a lo que entregó toda su
vida y sus esfuerzos resultó ser una mentira y un fracaso”… “Muchos
viejos aunque estén sufriendo las consecuencias de ese fracaso se niegan
a admitir la dura realidad”

Hay ancianos, que a simple vista se observa que su mal estado físico es
prematuro. A estas alturas ni la familia ni el gobierno parecen
preparados para enfrentar los retos de tan amplio segmento de la
población entrando a la tercera edad.

Al parecer a las autoridades cubanas les interesa más la situación y
necesidades socioeconómicas de los pueblos hermanos de los países del
ALBA que el destino de los ancianos de la Isla. Por nuestra parte los
cubanos que en cada vez mayor cantidad nos acercamos a la tercera edad
nos preparamos para, si el milagro no se realiza, sufrir más al final
del camino

Montesinos3788@gmail.com

Source: “Ancianos cubanos, entre la miseria y el abandono | Cubanet” –
http://www.cubanet.org/?p=51217


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives