Informacion economica sobre Cuba

Los límites de las renovables en Cuba: El Capital
marzo 13, 2014
Erasmo Calzadilla

HAVANA TIMES — En enero del año 2010 nació The Oil Crash un interesante
blog que analiza y divulga información relacionada con la crisis
energética que se nos viene encima. Hace poco lo descubrí y quedé
prendado y asustado.

Prendado, por la manera tan noble, inteligente y bonita de presentar los
temas. Asustado porque, antes de escucharlo, pensaba que el crash
todavía demoraba un par de décadas; ahora no estoy tan seguro.

Su creador es Antonio María Turiel, un hombre de ciencias (licenciado en
Matemáticas, doctor en Física Teórica, Científico Titular) que razona
con prudencia (ni especula ni filosofa, en el peor sentido de esa
palabras) y extrae sus datos de fuentes oficiales.

La fe en la ciencia y la tecnología es otra manera de ser analfabeto
funcional. Entre los tecno-optimistas existe un grupo de ilustrados que
acepta la cercanía del pico energético pero cree que las renovables
podrán llenar el vacío.

Para demostrar lo absurdo de esa idea publicó Turiel “Los límites de las
renovables: El Capital”. No importa que España sea un país del primer
mundo y vanguardia en el uso de energía “limpia”, por mucho que se
esfuerce no podrá suplir con ella la demanda energética actual.

Mi intención en este post es analizar si Cuba, que cuenta con
condiciones mucho más favorables (bajo consumo energético, abundante sol
durante todo el año y magnífico clima), está en condiciones de acometer
la hazaña.

Línea de razonamiento que seguiré

El autor de The Oil Crash comienza haciendo un estimado de toda la
energía consumida en España. A continuación calcula la potencia de
aerogeneradores que debería instalarse para satisfacer esa demanda.
Luego estima el costo de dicha instalación, que es enorme, y analiza
hasta qué punto pueden los ibéricos darse “el lujo”.

En Cuba

Nuestro consumo de combustibles fósiles como portadores energéticos
equivale a unas 7 millones de toneladas de petróleo.

Conociendo que el 58% de esta cantidad se emplea para producir los
17.000 Gwh que Cuba consume al año, una regla de tres nos permite
calcular a cuánta electricidad equivalen las 7 millones de toneladas. O
sea, si destinásemos todo ese combustible a la generación de energía
eléctrica obtendríamos, con la tecnología actual, 29.300 Gwh anuales.

Calculemos ahora la potencia que debe ser instalada para generar toda
esa energía. Dividiendo los 29.300 Gwh entre las 8.766 horas de un año
obtenemos el valor: 3,3 Gw.

El resultado no es disparatado si lo comparamos con los 200 Gw que
obtiene Turiel para España; país cuya población cuadriplica la nuestra y
cuyo PIB es unas 26 veces mayor que el de islita caribeña.

Ahora bien, producto de la inconstancia del viento, los aerogeneradores
poseen un factor de carga de 20%. Eso significa que para mantener un
flujo constante de corriente debe haber una capacidad instalada cinco
veces superior a la estimada teóricamente. En nuestro caso particular
obtenemos que la capacidad instalada debe ser de (3,3 x 5) 16,5 Gw.

Si cada vatio instalado se cotiza a 4 dólares (Turiel estimó $4,12),
podemos calcular el monto total: (16,5 x 4) $66 mil millones; cifra muy
parecida a nuestro PIB, que es de unos $60 mil millones.

Analicemos ahora hasta qué punto es viable en Cuba la faraónica empresa.

Cruzada Energética

Imaginemos que, por un milagro de la santísima virgen, la alta dirección
del país percibe lo delicado de la situación y decide impulsar el
cambio. O mejor, supongamos que repentinamente la gente cobra conciencia
y emprendemos juntos y unidos una verdadera Revolución Energética.

Si nos apretásemos el cinturón en plan economía de guerra y destinásemos
el 10% de nuestro PIB ($6.000 millones anuales) a la compra e
instalación de los equipos, demoraríamos 11 años (tres veces menos que
España) en generar con renovables toda la energía que producimos hoy.
Once años es demasiado tiempo, pero focalicemos una meta más modesta:
generar con renovables toda la electricidad que produce actualmente
Cuba. Al mismo ritmo de trabajo tardaríamos menos de un quinquenio en
conseguir la proeza. ¿Imposible?

Conclusión

Teniendo en cuenta que:

– La transición energética es demasiado cara, aquí solo se tuvo en
cuenta el coste de los generadores y de la instalación sin tener en
cuenta la formación y los salarios del personal calificado, los costes
de oportunidad que acarrea semejante despliegue de recursos y el de
retroceder en otras áreas de la economía. Tampoco incluimos el enorme
costo que implica el recambio de todos los motores y calderas que
funcionan con combustible, admitiendo que fuese esto posible.

– El petróleo barato, imprescindible para impulsar el desarrollo de la
energía “limpia”, ha rebasado su cenit y decaerá precipitadamente.

– Los líderes de la nación lucen muy optimistas con la disponibilidad de
combustibles fósiles. De las renovables se habla mucho pero se hace muy
poco.

– La conciencia popular sobre estos temas y la economía familiar de los
cubanos están, ambos, a nivel del suelo. Resulta extremadamente difícil
que, por decisión propia, la gente se someta a los rigores del cambio.

– Cada minuto perdido multiplica la probabilidad del fracaso.

En base a lo anterior concluyo que suplir con fuentes de energía
renovable toda la energía producida a partir de combustibles fósiles no
será posible; ya es demasiado tarde. La meta de producir con renovables
la demanda eléctrica actual no luce tan descabellada pero haría falta
una proeza. ¿Cuál es la alternativa? Decrecer.

Notas:

Todos los datos son aproximados. Los PIB de Cuba y de España fueron
tomado de la Wikipedia (estimado por el Banco Mundial para el año 2012).
El resto de los datos, excepto cuando se hace la salvedad, los obtuve de
la página oficial de la ONEI, Cuba, y corresponden a los años 2011 y
1012. (última actualización)
Otras muchas “razones” hacen imposible la sustitución total de
combustibles fósiles por fuentes de energía renovables, entre ellas la
escasez de materiales. Siguiendo a Turiel y por motivos didácticos me he
concentrado esta vez en el aspecto económico.
El análisis esta hecho para aerogeneradores porque es la fuente
renovable con más retorno energético (TRE). Las otras darían peores
resultados, a la larga.
Soy enteramente responsable por todo lo que aquí se dice.

Source: Los límites de las renovables en Cuba: El Capital – Havana Times
en español – http://www.havanatimes.org/sp/?p=94401


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives