Informacion economica sobre Cuba

Cuba capitalista

Por Carlos Gabetta | 19/04/2014 | 00:06

En diciembre de 1989, durante una reunión informal en La Habana, tuve

oportunidad de preguntar a Fidel Castro por qué nunca se refería a los

problemas inherentes al socialismo, tal como se lo concebía y practicaba

en la URSS y en Cuba. Abrió grandes los ojos y repreguntó: "¿Y qué

problemas tiene el socialismo, chico?". La productividad, por ejemplo,

comandante, contesté. Lo que siguió fue un enfurecido y apenas velado

discurso de Fidel contra la URSS (aludió despectivamente a "los

tecnócratas de la Lomonosov", la universidad estatal soviética), que

dejó entre perplejo y helado al pequeño grupo que lo escuchaba.

Luego se supo que Mijaíl Gorbachov, nombrado poco antes presidente de la

desfalleciente URSS, acababa de comunicar a Fidel que la ayuda soviética

se reduciría hasta límites insoportables para Cuba. El anuncio del

"período especial", eufemismo con que se nombró a la grave crisis

económica cubana que siguió a la debacle de la URSS en 1991, le había

sido formulado a Fidel poco antes de aquella reunión informal en La

Habana. De allí el furor del comandante.

En 1989, a treinta años de la Revolución, fuentes confiables estimaban

que Cuba había recibido 80 mil millones de dólares de ayuda de los

países socialistas, entre préstamos, precios subvencionados y otros, sin

incluir la ayuda militar. Aun reduciendo esa cifra a la mitad, una suma

extraordinaria para un país como Cuba. Sin embargo, seguía siendo

básicamente monoproductor y monoexportador y aún no podía alimentar a su

población. El número de camas y los ingresos por turismo eran casi

exactamente iguales a los de antes de la Revolución. El país no se había

desarrollado en el sentido cabal del término, a pesar de que la ayuda

soviética representaba un ingreso equivalente, en términos relativos, a

la renta colonial obtenida por los países industrializados.

Simplemente, en la Cuba de 1989 se agotaba el mismo régimen que

agonizaba en la URSS: Partido Unico, asimilación del Estado por el

Partido, censura y represión de la disidencia y economía ciento por

ciento planificada desde el Estado.

Paradojas de la historia. No es del caso aquí volver sobre los notables

progresos en materia educativa y sanitaria; en cierto desarrollo

tecnológico y científico, logrados por la Revolución Cubana. Son

incontestables, y lo mismo puede decirse, con las variantes del caso, de

la URSS, de China y de la mayoría de los países de "socialismo real".

Con lo bueno y con lo malo, esos países ya no son lo que eran. Han

salido al menos del feudalismo cultural, viviendo su ingreso a la

modernidad detrás de un modelo de "socialismo" que acabó por fracasar.

Signo pues de los tiempos, y detrás de la URSS, China y los demás, Cuba

emite ahora señales concretas de una apertura capitalista. Sean cuales

sean los pasos siguientes y su velocidad, la "apertura" no puede ser

otra que capitalista. Todo el mundo lo es ahora, y si el "socialismo

real" se hundió, la socialdemocracia navega al garete en la crisis

estructural del capitalismo

(http://www.perfil.com/ediciones/columnistas/-20124-670-0045.html), sin

atinar a propuestas válidas. El socialismo democrático sigue pues

esperando su hora, y no hay razones para la impaciencia: al capitalismo

le llevó tres siglos democratizarse, y esto sólo en unos pocos países.

¿Cuál será pues el rumbo político de Cuba? Paradojas de la historia, los

países ex "socialistas" han devenido un paraíso capitalista, en la

medida en que ofrecen servicios manuales e intelectuales de calidad y

bajísimo costo, sometidos además a estricto control político. China y

Vietnam dan actualmente el ejemplo. Pero la sociedad cubana no es

oriental y Cuba, como México, "está tan lejos de Dios y tan cerca de los

Estados Unidos", donde millares de cubanos del exilio hociquean la

oportunidad de regresar y/o hacer negocios. Venezuela, la URSS del

momento para Cuba en materia de ayuda, está en graves dificultades,

igual que los demás populismos latinoamericanos…

No hay más remedio que esperar, y ver qué pasa.

*Periodista y escritor.

Source: Cuba capitalista –

http://www.perfil.com/columnistas/Cuba-capitalista-20140419-0004.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives