Informacion economica sobre Cuba

Guantánamo: vistazo al monopolio estatal ESTECSA
9 computadoras para acceder a internet en toda la ciudad. Hay largas
colas para contratar servicios. El nuevo correo electrónico en el
celular hay que configurarlo en computadoras del gobierno
miércoles, abril 16, 2014 | Roberto Jesús Quiñones Haces

GUANTÁNAMO, Cuba.- Desde el pasado 8 de marzo, ETECSA comercializa el
servicio de correo electrónico mediante los teléfonos celulares, pero
entrar a alguno de estos locales para realizar cualquier trámite se ha
convertido en una pesadilla.

Sobre el acceso a Internet, éste se ha vuelto más difícil porque una vez
hecho el contrato para revisar el correo electrónico desde un móvil es
imprescindible configurarlo desde una de las máquinas, lo cual obliga al
cliente a sentarse frente a una computadora. Pero el caso es que
Guantánamo, una ciudad con más de 150 mil habitantes, sólo cuenta con
nueve computadoras para este servicio y el de Internet, seis en el tele
punto de Los Maceo y Aguilera y tres en el tele punto de Ahogados, entre
10 y 11 norte, siendo ésta la causa fundamental de las deficiencias que
actualmente presenta el servicio de Internet aquí.

Con el objetivo de profundizar en el asunto, el lunes 14 de abril visité
los tres tele puntos en horas de la mañana.

Calle Ahogados entre 10 y 11 Norte, Reparto Caribe

Aproximadamente las 9:20 a.m., pregunté en la cola sobre la causa de la
demora. Irma López, profesora jubilada, me dijo que esta es la tercera
vez que va en menos de una semana para hacer el contrato que le permita
revisar el correo desde su móvil, y considera que el trabajo no está
bien organizado.

-Ante la gran cantidad de personas que ha solicitado ese servicio,
ETECSA debió tomar medidas para que la permanencia del público en las
colas fuera mucho menor de lo que es-, dijo la señora López.

Una joven que se identifica como Yaíma coincide con López y dijo que ha
venido cuatro veces y este es el día que menos personas ha visto
haciendo la cola, por eso se ha quedado. -Sin embargo- comentó- no sé si
me dé tiempo a realizar el contrato, pues llevo aquí más de 30 minutos,
tengo todavía cinco personas delante y debo regresar a las 10 a.m. a la
casa para darle una medicina a mi mamá.

Otro joven que se identificó como Pablo considera que el trato que
ofrecen las trabajadoras de este tele punto es bueno, pero no se
aprovechan bien las posibilidades de este local.

-¿Por qué?-, pregunté.

-Puedes comprobar que hay sólo tres trabajadoras atendiendo al público,
una cobra la factura telefónica, otra vende bonos de recarga y la otra
es la única que realiza los contratos para revisar los correos en los
celulares, lo cual provoca esta cola-, expuso Pablo.

En Beneficencia y Paseo

Allí conversé brevemente con un joven que dijo llamarse José Lorenzo,
trabajador por cuenta propia:

-Cerré mi lugar de trabajo para venir a comprar una línea de teléfono
móvil, pero llevo aquí más de media hora y todavía tengo como cuatro
personas delante”.

En Los Maceo y Aguilera

En este telepunto, el más amplio de los tres, cualquier ciudadano poco
observador que llegue creerá que no hay cola, pero sí la hay, aunque no
vea a nadie en el portal, porque ante la ausencia de un toldo, la cola
se hace al frente, en la acera y portales de la tienda La Tijera.

Usando un subterfugio logré entrar al salón, donde la cola para pagar el
teléfono es de quince personas y la del contrato para revisar el correo
desde los celulares es de unas veinte. En otra cola, seis jóvenes
esperan que una máquina se desocupe para acceder a Internet.

Al menos. ya estamos dentro, me dice uno que se identifica como Pedro
Alain, estudiante de medicina, que esperaba desde hace cuarenta minutos
para sentarse frente a una PC y configurar su correo.

Alina, joven artista, me dice que ella va a revisar su correo en ese
tele punto, pues sus padres y dos hermanos viven en el extranjero.

-Antes iba a revisarlo en la casa de un particular que me cobraba menos,
pero allí la conexión es muy lenta. Y termina diciéndome:

-El precio de la hora de conexión es muy caro y creo que los dirigentes
de ETECSA deben hacer algo, pues Guantánamo necesita una sala de
navegación más amplia y con muchas más máquinas.
Hablé con una trabajadora de ETECSA con la que tengo buenas relaciones y
le informé sobre mis indagaciones. Ella comenta:

-Es cierto que desde que se comenzó a ofertar el servicio de correo
electrónico a los móviles ha habido gran afluencia de público a nuestros
tele puntos, sobre todo a éste, lo que ha creado dificultades a los
clientes habituales de Internet, pues la configuración del servicio de
correo electrónico en los móviles hay que hacerlo desde una de nuestras
máquinas.

-¿Y qué posibilidad hay de aumentar el número de computadoras?

-Hasta donde sé, por el momento no hay ninguna- respondió sin permitir
que su nombre trascendiera a la prensa independiente.

Source: Guantánamo: vistazo al monopolio estatal ESTECSA | Cubanet –
http://www.cubanet.org/noticias/guantanamo-vistazo-al-monopolio-estatal-estecsa/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives