Informacion economica sobre Cuba

Toda la apuesta hacia la inversión extranjera
No se vendarán activos, lo que implica que todas las propiedades
quedarán en manos del Estado
miércoles, abril 9, 2014 | Martha Beatriz Roque Cabello

LA HABANA, Cuba.- Es indiscutible que desde que Raúl Castro llegó al
poder, ha habido algunos movimientos, no los suficientes y con
resistencia al cambio. Prueba de ello es que las metas de desarrollo que
se trazaron para el quinquenio no se han cumplido, a pesar de que los
Lineamientos del VI Congreso del Partido aseguraban que las “reformas”
establecidas permitirían alcanzar incrementos notables. Una simple
mirada al Producto Interno Bruto (PIB), señalaría que el crecimiento
promedio ha sido de 2,8%, mientras estuvo planificado para un 5,1%
durante los años comprendidos entre 2011 y 2015.

Todo está apostado en estos momentos a la inversión extranjera; al menos
han comprendido la necesidad de una inyección de capital a la economía,
lo que habría que ver si los inversionistas se sienten seguros, a pesar
de algunas modificaciones de la anterior Ley.

Se ha planteado la solución desde el punto de vista político, no habrá
inversiones extranjeras de cartera, porque no se venderán activos, lo
que implica que todas las propiedades quedarán en manos del Estado. Los
tres ponentes en la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del
Poder Popular del 29 de marzo, que fueron Marino Murillo, Rodrigo
Malmierca y José Luis Toledo, dejaron bien claro que la Ley garantiza el
respeto de la soberanía del país, que una inversión extranjera bien
hecha no es regalar el país a pedazos y que hay que preservar la
independencia.

Cualquier lenguaje que utilicen tiene fuertes implicaciones políticas,
porque contradice lo que se hizo al principio de la “Revolución”: poner
todo en manos del Estado. Esta marcha atrás indica que se ha sido
ineficiente y ahora se necesita de los que poseen medios financieros
para sobrevivir. Aunque cabría preguntarse si no es todo una estrategia
para ganar tiempo, porque si mañana mismo comenzaran a llegar los
capitales en grandes cantidades, habría que esperar al menos 5 años para
que ese flujo madurara y surtiera efectos.

Para hacer deseable la colocación de dinero en la isla, se ha planteado
que, durante 8 años, los que acudan a hacer negocios estarán libres de
impuestos sobre utilidades. Sin embargo, se mantiene la entidad
empleadora, eliminando las escalas salariales; esto implica que no habrá
libre contratación de la fuerza laboral. Y si se aprobara una forma de
gestión no estatal, siempre tendría que participar el Estado con el fin
de regular la concentración de capital.
Otro de los aspectos que preocupa a la dirección del país es el
envejecimiento de la PEA (Población Económicamente Activa), por lo que
se planea que cuando se lleven a cabo los proyectos de inversión se debe
pensar en la reducción de la fuerza de trabajo.

Aunque se permitirán empresas con total capital extranjero, previa
autorización del gobierno, que analizará caso a caso cada proyecto,
existe la posibilidad de expropiación de los bienes. Para amortiguar
este aspecto desagradable de la legislación, se ha especificado que se
haría por lo que plantea la Constitución, pero pagando la debida
indemnización.

Para poner en vigor esta Ley, se creó un Reglamento y de forma adicional
7 Resoluciones de varios ministerios, que constituirán el marco legal.
Pero, al hablar de los obstáculos que tiene, se mencionó en primer lugar
al “bloqueo estadounidense” y otros factores como la deuda externa,
errores anteriores y escasez de divisa.

Si bien el nombre de la nueva Ley se refiere exactamente a la inversión
extranjera, habría que recalcar que el cubano emprendedor en su país no
tiene ninguna posibilidad. Baste decir que los graduados universitarios
dentro de las alternativas permitidas de trabajo por cuenta propia, se
convierten en una contradicción.

Mientras no se legisle en base a la expansión de la empresa privada y se
actué consecuentemente, no habrá un mensaje claro que permita creer que
se llevan a cabo transformaciones en la economía. Por el contrario, esta
nueva Ley está hecha para permanecer fijos en la obsesión de la
estatalización de los bienes, perpetuarse en el poder, conservar la idea
del socialismo y preservar la posibilidad de que la política domine la
economía.

La lentitud con la que se abren algunos espacios y la falta de expansión
en ellos, permite aseverar que este año va a ser muy difícil para los
cubanos y, si continúa el sistema, el próximo 2015 llevará a un alto
grado de depauperación a la economía.

Lo que sí está claro para los que seguimos los problemas económicos,
sociales y políticos del país es que al pueblo no le ha interesado para
nada esta Ley, por cuanto no percibe cuáles serán los beneficios que le
traiga, por mucho que se esfuercen los altos dirigentes en trasladar
esperanzas.

Source: Toda la apuesta hacia la inversión extranjera | Cubanet –
http://www.cubanet.org/opiniones/toda-la-apuesta-hacia-la-inversion-extranjera/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives