Informacion economica sobre Cuba

Industria cubana del Níquel: ¿mito o realidad?
[18-06-2014 12:07:17]
Héctor Maseda y Roberto Díaz Vázquez
Grupo Decoro

(www.miscelaneasdecuba.net).- Uno de los recursos naturales de mayor
potencialidad para Cuba lo constituyen las tierras lateríticas que
caracterizan la región oriental de Moa, provincia de Holguín, que
contienen en sus entrañas, elevados porcientos de hierro (Fe), níquel
(Ni), cobalto (Co) y otros minerales importantes. Sin embargo, este
sector económico de la industria minero-extractiva cubana atraviesa, por
etapas, las inestabilidades del mercado internacional y dificultades con
sus socios económicos foráneos.
Es justo señalar que Cuba posee la mayor reserva de níquel del mundo y
es su sexto productor mundial. Ocupa el segundo lugar en el planeta en
reservas de cobalto y produce el 10% de este mineral en el mercado
internacional. En el año 2000 logró un nivel histórico de producción de
sulfuro, óxido o concentrado de níquel con setenta y un mil 400
toneladas y vende este mineral más cobalto a más de 30 naciones
convertidas en grandes, medianos o pequeños clientes.

La entidad cubana encargada de su extracción, procesamiento, beneficio y
ulterior comercialización es el Grupo Empresarial Cubaníquel que incluye
varias empresas subordinadas: productoras, de servicio, terminales de
puertos y otras con actividades colaterales. Es una institución
empresarial que supera el medio siglo de experiencia en esas operaciones
mercantiles y miles de millones de dólares en activos y medios.

El sulfuro de Ni tiene una gran demanda en el mercado internacional y es
un componente imprescindible para la obtención de acero inoxidable, así
como en las aleaciones que elevan la resistencia material a la corrosión
(la industria automovilística,…). Por su parte, el Co es fundamental
para la fabricación de motores de la industria aeronáutica y otras
aplicaciones en tratamientos especializados del sector médico, la
industria química y la militar y diversas aplicaciones productivas y de
servicios.

El níquel cubano está catalogado en el mercado mundial con categoría II
por su elevado por ciento de pureza. Cuba le vende concentrado de Ni a
más de treinta países. En la actualidad esta industria extractiva posee
tres plantas: la “René Ramos Latourt”, Nicaro; la “Pedro Soto Alba”,
Moa; y la “Ernesto Che Guevara”; todas en la provincia de Holguín por su
proximidad a los yacimientos de estos minerales. Su producción oscila
alrededor de las 70 mil toneladas anuales. Para finales de 2013 se
pretendió –de acuerdo con los planes de producción- superar la cifra
record obtenida unos años antes ascendente a 90 mil toneladas/año. Como
no se divulgaron los resultados de tan ambiciosos planes se ignora su
cumplimiento o no, aunque sí existe el proyecto de construir una cuarta
planta con capacidad productiva similar a las anteriores, pero con
tecnología más avanzada para alcanzar la ansiada meta productiva
gubernamental de cien mil toneladas anuales de Ni más Co.

Económicamente la explotación industrial de ambos minerales le ha
representado al gobierno cubano en el año 2007 ganancias que variaron
entre los mil 570 y mil 700 millones de dólares anuales. Sin embargo,
como las leyes del mercado son fluctuantes de acuerdo con la oferta y la
demanda del mercado internacional, se produjo una reducción apreciable
en las utilidades de años posteriores por la caída de precios hasta la
primera mitad del año 2012. Pero ya para el segundo semestre de ese año
volvieron a recuperarse éstos al subir, lo que representó para Cuba
ingresos anuales superiores a los mil 650 millones de dólares anuales.

En medio de estas altas y bajas bursátiles, la empresa canadiense
Sherritt International Corporation convertida por sus millonarias
inversiones en la principal accionista foránea en la industria del Ni y
el Co en Cuba y encargada de colocar el mineral cubano en el mercado
foráneo; se vio involucrada en posibles y escandalosos desvíos de fondos
entre los inversionistas (además de verse relacionada en transacciones
no autorizadas o contratadas con las autoridades cubanas y los
funcionarios cubanos encargados de la supervisión de las negociaciones
entre la entidad canadiense y las cubanas. La “Sherritt…” amenazó con
liquidar -o ya lo hizo- sus activos y participación en esta industria y
retirarse definitivamente a su país. Evidentemente constituyó un hecho
lamentable.

Para varios analistas económicos las autoridades cubanas no se han
quedado de brazos cruzados y afirman que en las nuevas negociaciones
señalan a Rusia y China como las nuevas y potenciales inversionistas en
nuestra industria niquelífera. Existen informaciones que afirman
empresarios rusos le han propuesto a las autoridades cubanas la creación
de una nueva planta procesadora de ambos minerales y con la
modernización de las tres ya existentes, incrementar la producción del
Ni más Co en cualquiera de sus variantes. La inversión en la referida
nueva planta implicará un capital no menor a los 370 millones de dólares.

De concluirse satisfactoriamente estas nuevas negociaciones con
empresarios rusos, Cuba tendría la posibilidad de vender su mineral sin
necesidad de intermediarios (papel al parecer desempeñado por la entidad
canadiense y que reducía las ganancias nacionales) en el mercado
internacional y su ganancia sería superior. Con esta variante operativa
de comercialización se garantizaría a la parte cubana no sólo mayores
utilidades sino que aumentaría su papel como negociador y pasaría a ser
parte importante en los mercados de carácter estratégico-militar.

China es un gran consumidor de metales no ferrosos -como el níquel-; uno
de los principales productores mundiales de la industria automotriz y
como muestra intenciones de ganarse un espacio en la industria
armamentista, debe haberle propuesto a las autoridades cubanas su
disposición a convertirse en comprador del Ni más Co cubano y, al mismo
tiempo, participar en la extracción y beneficio de estos minerales al
proponer la construcción de dos nuevas pequeñas plantas purificadoras,
cuya inversión total alcanzaría los 240 millones de dólares.

De concluirse satisfactoriamente estas nuevas inversiones foráneas de
capital, medios técnicos y capacitación que mejorarán apreciablemente la
industria extractiva de níquel y cobalto, tendrá posibilidades este
sector de convertirse en una fuente estable de ingresos para Cuba en la
actualidad; si no incurren en el error nuestros altos funcionarios y
algunos extranjeros en la materia, al transformarse en corruptos
especialistas en el desvío de millonarios recursos destinados a la
industria minero extractiva cubana y llevarlos a su patrimonio personal
y de sus cómplices de cuello y corbata.

Source: Industria cubana del Níquel: ¿mito o realidad? – Misceláneas de
Cuba –
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/53a164d53a682e0f9c46f8e7#.U6FscPmSwx4


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives