Informacion economica sobre Cuba

Nauta, una grieta abierta en el muro
Luces y sombras del servicio de correo electrónico en teléfonos móviles
medio año después de su lanzamiento
lunes, agosto 25, 2014 | Yoani Sánchez

“¿Usted viene a comprar tarjeta o a conectarse?”, me pregunta una señora
que pide el último en una oficina de Cubacel. Estoy allí desde temprano
para acceder al servicio de correo electrónico Nauta, tarea que realizo
dos veces al mes con la intención de borrar el contenido de mi buzón. En
Cuba, cada servicio digital termina en un acto físico, en un desplazarse
a algún sitio y hacer la cola que nos aguarda.

Una de las primeras lecciones que aprendimos los usuarios de Nauta es
que la cuota de 50 megabytes de almacenamiento del buzón se acaba pronto
y los correos no pueden ser borrados desde el terminal móvil. Hay que
ir, obligatoriamente, a una oficina para limpiar la bandeja de entrada
y, posteriormente, la papelera. Cuando se llama al número de atención al
cliente para preguntar el porqué de ese absurdo, una voz repetirá
“porque hay que hacerlo así, siempre tiene que ir a un Telepunto para
limpiar su cuenta”. ¡Maravillas de las soluciones analógicas cubanas en
la trepidante era de la informatización!

Sin embargo, no centraré este texto en los defectos de Nauta, sino que
prefiero ahondar en sus ventajas. Parto, eso sí, de que este correo
electrónico no tiene ninguna confidencialidad ni privacidad en manos de
la Empresa de Telecomunicaciones (ETECSA). Los medios oficiales han
publicado en sucesivas ocasiones conversaciones y SMS de clientes
privados del monopolio telefónico. El acceso a Internet sin censura,
desde cada casa que quiera contratarlo y a un precio en consonancia con
los salarios sigue siendo nuestra principal demanda de acceso. Pero voy
a dedicarme a las luces del nuevo servicio de correo electrónico,
conocedores todos de sus múltiples sombras.

Tengo que confesar que siempre fui muy escéptica sobre si Nauta lograría
funcionar desde los teléfonos móviles. Abrí mi cuenta a finales de
marzo, semanas después que la prensa oficial anunciara el nuevo servicio
a bombo y platillo. Mi suspicacia venía no solo de la convicción de que
la Seguridad del Estado iba a monitorear los buzones, sino también de
las dudas tecnológicas que me provocaba la nueva criatura. ¿Cómo van a
conseguir que funcione bien la mensajería por email si todavía no han
logrado la eficiencia en las llamadas y los mensajes de solo texto?

Con el servicio de Twittermail o Tweetymail ha sido posible comenzar a
tuitear a menor costo y se pueden escribir “ñ” y acentos
Algo de razón tenía. Nauta colapsó aún más las complicadas redes
telefónicas cubanas y el mensaje “el móvil que usted llama está apagado
o fuera del área de cobertura”, salta ocho de cada diez veces que
intento comunicar con alguien. Sin embargo, a pesar de la poca previsión
en aumentar las capacidades técnicas, Cubacel abrió una puerta de salida
y entrada de información, que hoy les costaría cerrar sin pagar un alto
costo político. Nauta no es Internet, pero usado con ingenio puede
acercársele bastante.

Más barato, más efectivo

Los tuiteros alternativos, por ejemplo, hemos respirado aliviados al
comprobar que donde antes debíamos pagar 1 CUC por cada SMS enviado a la
red del pájaro azul, ahora podemos hacerlo vía email, por un precio que
oscila entre 0,01 y 0,05 centavos de moneda convertible. Con el servicio
de Twittermail o Tweetymail ha sido posible comenzar a tuitear a menor
costo y con la enorme ventaja de poder escribir “ñ” y acentos.

Cada mañana y gracias a la solidaridad de varios amigos que viven en el
extranjero recibo las más importantes noticias nacionales e
internacionales. Eso, unido a las suscripciones que he hecho a sitios
que me interesan –tecnología, informaciones sobre Cuba, temas de
periodismo digital y naturaleza- hacen que a media mañana me sienta ya
bastante informada. Reenviar parte de ese contenido a otros usuarios
dentro de Cuba, logra entonces que la cadena noticiosa llegue más lejos.

Denuncias y reportes de organizaciones disidentes como la Unión
Patriótica de Cuba (UNPACU) también circulan ahora a través de los
buzones de Nauta. Esta entidad opositora aprovecha las ventajas
tecnológicas para difundir su trabajo, mientras otros grupos de la
sociedad civil rechazan la nueva herramienta argumentando: “ah… ese
Nauta es más de lo mismo”. Aunque más de un 90% de periodistas
independientes, activistas de derechos humanos y disidentes, cuentan con
un teléfono móvil; se podría asegurar que solo entre un 5 y un 10% está
usando el servicio de correo electrónico. ¿Desconfianza? ¿Acomodamiento
a los viejos métodos de trabajo?

Se podría asegurar que solo entre un 5 y un 10% de periodistas
independientes está usando el servicio de correo electrónico
La parte de “inter” que le falta a “nauta”

Gestores de contenido como WordPress permiten la publicación en un blog
a través de correo electrónico, de manera que alguien con poco acceso a
Internet podría mantener actualizada su bitácora a través de Nauta. La
mismo ocurre con servicios para compartir fotos –como a la Flickr,
Twitpic– y la funcionalidad de imágenes en Facebook. Pequeños videos
publicados en YouTube completan el potencial de actualización
audiovisual de la nueva herramienta.

El breve tiempo que transcurre entre que se envía el mensaje y es
recibido por el destinatario, también se ha comportado con bastante
estabilidad. Con excepción de varias jornadas de supuestas reparaciones
o días muy nublados, Nauta tiende a ser más seguro incluso que el
sistema de SMS cuya confiabilidad ha descendido bastante desde febrero
pasado, como si el correo electrónico por móviles hubiera fagocitado el
“ancho de banda” destinado al resto de los servicios de la telefonía
celular.

El servicio es más económico que el de llamadas, pero Nauta no es
barato. Los más avezados clientes mantienen apagado el servicio de datos
y lo encienden solo cuando quieren enviar o recibir algo. “Nauta se come
los kilobytes y con ellos nuestro dinero”, aseguran los usuarios,
ansiosos por una bajada en los costos.

La posibilidad de adjuntar archivos -como documentos Word- para
enviarlos a destinatarios dentro o fuera de Cuba ha potenciado la
comunicación entre periodistas y activistas a lo largo de la Isla. Así,
Nauta se ha convertido en un buen vehículo para hacer llegar notas,
reportajes, fotos o columnas de opinión a diversos destinatarios.

Así como la autorización en el año 2008 para que los cubanos pudiéramos
contratar una línea de telefonía celular abrió potencialidades
impredecibles, el correo electrónico en el móvil todavía pude deparar
más sorpresas. Ninguna ampliación en las comunicaciones por pequeña y
vigilada que sea puede mantenerse bajo total control. Siempre hay
usuarios que se atreven más y le buscan las “cosquillas al gato”. El
verdadero potencial de Nauta está aún por explorar, pero hasta ahora
parece ser una de esas grietas que se le ha abierto al muro. Nos
corresponde a nosotros usarla, empujarla y convertirla en ventana de
comunicación.

Source: Nauta, una grieta abierta en el muro | Cubanet –
http://www.cubanet.org/tecnologia-2/nauta-una-grieta-abierta-en-el-muro/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives