Informacion economica sobre Cuba

Los jinetes del reciclaje
Uno de los trabajos más duros y peor remunerados en la Cuba actual,
refleja la poca voluntad del gobierno cubano en apoyar la iniciativa privada
jueves, octubre 9, 2014 | León Padrón Azcuy

LA HABANA, Cuba -Hambrientos, mal vestidos, con los zapatos rotos, día
tras día salen a las calles a recoger latas, botellas y pomos vacíos
para mantener a su familia. Con un saco al hombro, o conduciendo una
rústica carretilla, recorren grandes distancias, trasladándose de un
municipio a otro, buscando con desespero su sustento.

Uno de ellos es Dionisio. Se encontraba anclado en una de las aceras de
la calle 25, en el Vedado, aplastando con un mazo metálico todas las
latas que había recolectado. “Salgo con mi carrito casi todos los días,
a las cuatro de la madrugada, desde el barrio de Luyanó hasta el Vedado.
Es duro el trabajo de recolectar lata a lata, pero gracias a Dios hoy
busqué con que alimentar a mis hijos”, me confesó.

El recogedor de materias primas es una categoría de trabajo por cuenta
propia que fue autorizada con las reformas económicas del gobierno de
Raúl Castro. Quienes lo realizan, además de asumir la dura tarea de
exponerse al sol, agua y sereno, y a expensas de contaminarse con alguna
enfermedad, debe portar una licencia y pagar todos los meses 200 pesos
de impuesto a la ONAT, para no ser multado o recluido.

La búsqueda minuciosa de estos envases se realiza en los tanques de
basura, en las aceras, en los troncos de los árboles, pero la mayor
recolección la obtienen en las inmediaciones de los centros comerciales
dolarizados, donde en muchos casos la gente las lanza en cualquier
parte, a falta de contenedores de desechos en la vía.

Bernardo Sevilla Pool es otro de estos recogedores. Vive en un modesto
cuartico con su pequeña hija, en el Vedado. “Lo peor –me comenta- es que
las ganancias no rebasan los 8 pesos por cada kilogramo de latas
recolectadas, que debemos entregar bien prensadas en los locales
habilitados por la Empresa de Recuperación de Reciclaje en cada municipio”.

Según Sevilla Pool, la mayoría de las veces tienen que hacer extensas
colas para concretar la entrega de la materia prima, y en ocasiones han
tenido que regresar a sus casas con la mercancía por falta de
presupuesto en estos locales para atender la demanda de recolectores.

Algunos de estos trabajadores, específicamente los que colectan botellas
plásticas, prefieren arriesgarse y ejercen sin tener licencia ni pagar
impuestos, pues les parece una condición abusiva. Alex, es un recogedor
de botellas plásticas que vive en el Vedado. “Recorro muchos kilómetros
cada día buscando estos envases. Después, los friego bien, y se los
vendo a clientes que los usan para envasar sus productos y me lo pagan
mejor que el Estado” dijo.

Más allá del mísero beneficio que el oficio representa para estos
jinetes del reciclaje, lo más lamentable son las pésimas condiciones en
que ellos desarrollan su actividad. Las circunstancias en las que están
obligados a negociar con el Estado hacen que la suya sea una de las
labores independientes más sacrificadas y menos remuneradas.

Source: Los jinetes del reciclaje | Cubanet –
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/los-jinetes-del-reciclaje/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives