Informacion economica sobre Cuba

La ciudad nuclear abandonada de Cuba
La isla intentó tener una planta en Juraguá, a 260 millas de Miami, para
cubrir las deficiencias energéticas de la isla. El embargo de EE.UU. no
permitió que se terminara su construcción.
Por: Redacción Internacional

En 1976, en el apogeo de la Guerra Fría, la Unión Soviética diseñó los
planos para construir una planta nuclear con dos reactores en Juraguá,
un lugar justo al oeste de la bahía de Cienfuegos, en la costa sur de Cuba.

Cuando estuviera lista, las instalaciones revolucionarían la deficiente
red de energía eléctrica de la isla, pues un solo reactor sería capaz de
satisfacer el 15% de las necesidades energéticas del país. También
reduciría la dependencia de las importaciones de petróleo y promovería
la creación de cientos de empleos.

Para ver este sueño realizado, una pequeña ciudad tenía que estar a seis
millas de la planta -contaría con 4.200 viviendas destinadas a las
familias de los trabajadores de la construcción, científicos,
ingenieros, técnicos, etc. Los especialistas nucleares volarían desde
Moscú para supervisar el proyecto. La ciudad, que se conoció como Ciudad
Nuclear o “Nuclear City” fue inaugurada oficialmente el 13 de octubre de
1982.

Aunque el proyecto era muy prometedor, en 1989 la Unión Soviética
colapsó y la financiación de Moscú para la Ciudad Nuclear se esfumó,
para alivio de Washington. Recuerda Foreign Affairs que Juraguá está a
solo 260 millas al sur de Miami y EE.UU podía hacer poco para supervisar
la seguridad del proyecto, después de haber cortado las relaciones
diplomáticas con La Habana.

“La Habana luchó durante unos años para terminar la planta de energía,
agotando los recursos que tenía, hasta 1992, cuando fue desechado el
programa nuclear en la bahía de Cienfuegos. En 1996, Cuba y Rusia
discuten revivir el proyecto (que hasta ahora había costarles alrededor
$ 1.1 mil millones), mediante la búsqueda de otros países que estuvieran
dispuestos a invertir en el reactor”, señala Foreign Affairs.

Nunca sucedió, en parte, debido a que Estados Unidos promulgó una ley
conocida como la Ley Helms-Burton, que permitió a Washington sancionar
cualquier país que ayudara a Cuba a terminar la planta, dice el artículo.

Según reportes de prensa, Fidel Castro daba en 1972 la bienvenida a la
alianza: “Cuando las máximas instancias de Gobierno de Cuba y la Unión
Soviética acordaron el inicio de una cooperación para la introducción de
la energía nuclear en Cuba, se abría una oportunidad no solo ventajosa
para nosotros, sino también para la industria nuclear soviética:
desarrollar y perfeccionar su tecnología en un país con condiciones muy
diferentes al ámbito europeo, lo que le permitiría —como sucedió
realmente— ampliar sus mercados de exportación a otras regiones. En ese
contexto de ventajas mutuas para ambas naciones, comenzaron los pasos
para la construcción de la CEN de Juraguá”.

La prensa cubana reporta que en 1983 los trabajos de construcción y
montaje iban muy bien. Muchos trabajadores adelantaban las obras. “El
Contingente Nuclear Lenin, de la Empresa Constructora de Obras
Industriales sería el encargado de materializar los diseños y las
ejecuciones, bajo el mando de los rusos”, señalan los archivos. “Se han
invertido más de 100 millones de dólares, y construido una ciudad con
más de dos mil viviendas, una base industria, carreteras, líneas de
ferrocarril, un puerto para grandes pesos, una obra colosal”, decía
Fidel Castro en un discurso en 1992, de acuerdo con los archivos.

El 2 de septiembre de 1992 quedó paralizada temporalmente la
construcción de la mayor obra industrial que se haría en Cuba en el
siglo XX. Nadie nunca invirtió.

“Pero Ciudad Nuclear no murió allí. Hoy en día, aunque la ciudad es un
desastre de casas a medio construir y torres de hormigón sin terminar,
unos pocos cientos de cubanos, y un puñado de rusos, todavía lo llaman
hogar. Incluso después de la construcción fue abandonada y cuatrocientos
obreros rusos se fueron, muchos cubanos se quedaron. Algunos de los
rusos se quedaron, también, aprovechando el cambio de régimen y la
crianza de sus familias en el grupo de edificios terminados que corren
por las avenidas centrales de la Ciudad Nuclear”, dice Foreign Affairs.

El periodista de la revista que visitó Juraguá no encontró una ciudad
fantasma. “El mercado en el centro vende pollos vivos y verduras
frescas, ropa, zapatos, botellas de ron, latas de cerveza. La comunidad
tienen una escuela primaria, una farmacia, un parque infantil y una
clínica”. Pero aclara, “hay una gran pobreza”.
Según el reportaje los habitantes de esta ciudad trabajan en Cienfuegos,
una ciudad portuaria, a unas 25 millas de distancia. El 5% de los
cubanos es dueño de un coche u otro vehículo privado, pero para la
mayoría es difícil viajar entre las dos ciudades, “un paseo de cinco
horas bajo un sol abrasador”.

Según el artículo, al parecer los residentes de Ciudad Nuclear se
enfrentan a una elección: Retirarse a las ciudades cercanas como
Cienfuegos, Santa Clara, o La Habana, o simplemente pueden esperar y
esperar tiempos mejores.

“Esos días pueden venir , tal vez. El presidente estadounidense, Barack
Obama habla de la apertura de ofertas comerciales con Cuba. El
presidente ruso Vladimir Putin ha prometido para cancelar el 90 por
ciento de las deudas que Cuba una vez que adeudaba a la antigua Unión
Soviética, sobre 32 mil millones de dólares, a cambio de la reapertura
de su antiguo puesto de espionaje soviética en Lourdes, a las afueras de
La Habana ( una instalación que una vez había sido utilizado para
monitorear las llamadas telefónicas que salen del sureste de Estados
Unidos ). De una forma u otra, la suerte de Cuba va a cambiar en las
próximas décadas . Pero para Ciudad Nuclear , con su población
envejeciendo y casas en descomposición, estos cambios pueden llegar
demasiado tarde”, concluye Foreign Affairs.

Source: La ciudad nuclear abandonada de Cuba | ELESPECTADOR.COM –
http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/ciudad-nuclear-abandonada-de-cuba-articulo-559996


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives