Informacion economica sobre Cuba

¿Se prepara Cuba para exportar almendrones?
Empresas estadounidenses comprarían estos viejos automóviles. “Dicen que
van a dar entre 20 y 60 mil dólares”
miércoles, mayo 6, 2015 | Ernesto Pérez Chan

LA HABANA, Cuba. -En las últimas semanas, al menos en la capital cubana,
han crecido los rumores entre los dueños de autos antiguos sobre la
posibilidad de que algunas empresas norteamericanas apuesten por la
compra de esas “reliquias” rodantes que en Cuba conocemos como
“almendrones” y que en su mayoría sirven en la transportación pública.

Aunque ningún medio de prensa nacional o extranjero ha divulgado
noticias al respecto, algunos preparan sus viejos automóviles para un
negocio que, posiblemente, sería mucho más rentable que el llamado
“boteo”, un servicio muy similar al de los taxis pero que se rige por
tarifas asociadas a tramos de recorrido invariables.

Según Manuel Paredes, chofer de un Buick de 1957 que aún conserva
algunas piezas originales, se comenta que una empresa estatal cubana
sería la encargada de adquirir los autos, ya sea mediante la compra o el
cambio por otro carro moderno, para después revenderlo a clientes en el
mercado norteamericano con los que ya, en privado, ha ido estableciendo
algunos convenios:

“Dicen que los van a comprar, pero que tienen que tener todas las partes
originales y la tapicería también. Si es así, no voy a poder vender
porque yo he tenido que hacer cambios para poder botear, (…) aunque ya
no es muy rentable. Ganas mil pesos y se te van dos mil en impuestos y
comprar piezas. Si me lo compraran así como está, lo vendo. Dicen que
van a dar entre 20 y 60 mil dólares. Yo por este pagué 12000 [dólares] y
aún no he recuperado ni la mitad”.

Para Randy Martínez, dueño de un Chevrolet Bel Air de la década de los
50, los comentarios sobre este posible negocio comenzaron poco después
que el Ministerio de Transporte recrudeciera el control sobre los autos
antiguos y amenazara con eliminar de la circulación aquellos que no
conservaran sus piezas originales o que sus pisos o carrocerías hubieran
sufrido transformaciones excesivas o peligrosas, lo cual ha obligado a
los dueños a invertir en costosas restauraciones o a vender muy por
debajo de los precios anteriormente establecidos por la demanda:

“Eso ha desvalorizado los carros”, nos dice Randy, “y ha obligado a
muchos choferes a endeudarse para poder seguir con el negocio del boteo.
Antes cualquier carro americano de petróleo, en buen estado, costaba más
de 15 mil dólares, ahora nadie quiere dar más de 9 mil porque hay que
meterle mucho dinero para que te lo dejen pasar el somatón [la
inspección]. Hay mucha gente comprando a esos precios porque dicen que
el gobierno los va a comprar o a cambiar por nuevos. También hay gente
de Miami que los quiere comprar por más de lo que valen por el hecho de
tener algo que todo el mundo sabe que va a desaparecer, por nostalgia o
por locura. […] También hay quien dice que los venderán a Hollywood para
películas y que no importa que los motores sean modernos, que lo que
quieren es la carrocería. Pero cuando el gobierno se ha puesto para los
almendrones es porque está planeando algo y si va a comprarlos como
dicen, primero tienen que bajar los precios y por eso es el fuego de los
inspectores”.

Marcos Hernandez, mecánico automotriz, afirma que los rumores deben ser
ciertos porque ya varios choferes se le han acercado buscando piezas
originales cuando antes solo le pedían adaptaciones de autos modernos o
piezas inventadas en el torno:

“Eso no es solo por el somatón [inspección] porque allí, que yo sepa, no
te piden que las piezas sean originales. El carro solo tiene que pinchar
bien y no tener piezas soldadas o remiendos. No importa si es un
Chevrolet con motor de Volga o de Peugeot. Lo que la gente dice es que
los americanos van a pagar bien los carros originales y andan como locos
detrás de las piezas. Antes los almendrones de petróleo costaban más,
ahora es al revés. El que tenga uno “original original” se va a poner
las botas y aquí en Cuba hay cantidad de gente que los tienen tirados en
los garajes porque ya no valían nada. El gobierno va a hacer como cuando
las tiendas del oro y la plata, que la gente vendió todo, hasta los
dientes. Después comenzaron a comprar las [máquinas de coser] Singer por
una pieza de platino que dicen que tenían. La cosa es sacarle dinero a
lo que sea (…). Aquí atrás vive un italiano, casado con una cubana, que
ya ha comprado como tres carros americanos. Eso es una inversión y
cuando el río suena es por algo”.

Los comentarios forman parte de la ola de expectativas que se han
forjado algunos cubanos a raíz del anuncio del futuro restablecimiento
de las relaciones entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos. Si
hay algo cierto en ellos, sin dudas ha de ser esa constante que todos
conocemos en la isla: los rumores siempre han sido una de las vías que
utiliza el propio gobierno no solo para sondear las opiniones de las
personas en la calle y comprobar el estado de las cosas sino para
sembrar lo mismo el miedo que las falsas y efímeras esperanzas, todo
depende de las circunstancias.

Source: ¿Se prepara Cuba para exportar almendrones? | Cubanet –
http://www.cubanet.org/destacados/se-prepara-cuba-para-exportar-almendrones/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives