Informacion economica sobre Cuba

Políticos, analistas y exiliados opinan sobre la apertura de las embajadas
DDC | Madrid | 1 Jul 2015 – 12:33 pm.

No augura nada bueno ‘para los derechos humanos y el legado de Obama’,
dice Frank Calzón, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre.

Tomás Rodríguez, director de Agenda Cuba:

Rodríguez expresó su satisfacción por el anuncio oficial de la apertura
de embajadas y citó al papa Juan Pablo II cuando dijo que “lo que hace
falta es que el Gobierno cubano se abra al mundo”. “La apertura de
embajadas en La Habana y Washington es ya una realidad”, aseveró.

Sylvia Iriondo, presidenta de la Organización pro Derechos Humanos en
Cuba (MAR por Cuba):

“El régimen castrista no ha cambiado. Apuesta a que los cambios
provengan de la administración del presidente Obama. ¿De qué sirve la
apertura de embajadas mientras que en Cuba se sigan violando los
derechos del pueblo cubano y aumenta la represión?”.

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia:

Sánchez cree que los pasos dados por Obama “van en la dirección
correcta”, pero “solo” planteados desde la obligación de “darle voz al
pueblo cubano y la libertad de los presos políticos” y terminar con la
persecución de los disidentes.

“Que se hagan amigos dos enemigos” es una acción pragmática y plausible,
pero “insuficiente” a la luz de los hechos: “El dictador cubano continúa
golpeando a los opositores, deteniéndoles y dividiendo a la familia
cubana”, apostilló Sánchez.

Por otro lado, sostuvo que la apertura de la sede diplomática
estadounidense en La Habana “sería muy útil”, siempre y cuando, aclaró,
no se restrinja el libre movimiento de los diplomáticos dentro de la Isla.

Antonio Díaz Sánchez, secretario general del Movimiento Cristiano de
Liberación (MCL):

Díaz Sánchez aseguró que abrir una misión diplomática estadounidense en
La Habana significa “dar un espaldarazo a un Gobierno tiránico que ha
negado las libertades y derechos humanos”.

Además, precisó Díaz, la apertura de las sedes diplomáticas a partir del
20 de julio es el pistoletazo de salida para la entrada de inversión y
capital extranjero, “en un ambiente de no derechos y donde prima la
falta de libertad y el totalitarismo”.

Observatorio Cubano de Derechos Humanos:

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) consideró este
miércoles que el anuncio de la apertura de embajadas en Washington y La
Habana “es otro paso circunscrito al proceso encaminado a la
normalización de las relaciones entre los dos gobiernos, algo que ha
sido interpretado por la comunidad internacional de positivo”.

No obstante, agrega, “este proceso no ha producido hasta el momento
ningún cambio sustancial en la cotidianidad de los cubanos, si bien se
suma a la esperanza que necesitan quienes durante generaciones han visto
sus derechos cercenados, su calidad de vida disminuida y estas propias
esperanzas más de una vez frustradas”.

Por tal motivo, el Observatorio reitera que “todo proceso de diálogo o
negociación con el Gobierno de Cuba debe poner sobre la mesa el respeto
a los derechos y las libertades de los cubanos”.

El OCDH considera que “se debe avanzar hacia un escenario de reformas
legales, políticas y económicas que conduzcan hacia un diálogo entre
todos los cubanos, que respete, garantice y confirme la diversidad y
pluralidad política del país”.

Marco Rubio, senador republicano:

Marco Rubio mostró su “oposición” al restablecimiento de relaciones
diplomáticas con Cuba anunciado por el presidente de Estados Unidos,
Barack Obama, y dijo que durante la negociación ha aumentado la
represión en la Isla.

Rubio criticó que “durante toda la negociación, mientras el régimen
Castro ha aumentado su represión al pueblo cubano, la Administración
Obama ha continuado mirando al otro lado y ofreciendo concesión tras
concesión”.

“Es hora de finalizar nuestras concesiones unilaterales a este odioso
régimen”, agregó Rubio, quien cuestionó que no se hayan conseguido
cesiones por parte del régimen cubano en materia de derechos humanos y
las peticiones sobre las propiedades confiscadas durante la revolución
cubana a estadounidenses.

Jeb Bush, exgobernador de Florida y aspirante a la candidatura
republicana a la Casa Blanca:

Jeb Bush seguró este miércoles que la reapertura de embajadas en La
Habana y Washington solo legitima “aún más el régimen brutal de Castro”.

“Me opongo a la decisión de abrazar aún más el régimen de Castro con la
apertura de una Embajada en La Habana”, afirmó Bush en un comunicado en
el que utiliza la fiesta del 4 de julio, Día de la Independencia de
Estados Unidos, para atacar la apertura de las legaciones.

“Mientras los estadounidenses se preparan para celebrar el aniversario
de nuestra libertad de la tiranía y el compromiso con los principios
democráticos, no es poca ironía que el presidente Obama se prepare para
abrir una Embajada en La Habana”, dice.

En su nota, considera “dudosos logros diplomáticos” los pasos dados por
Obama en la normalización de relaciones con Cuba y destaca que las
relaciones entre ambos países deberían estar condicionadas por el avance
de la “causa de los derechos humanos y la libertad de los cubanos”.

“La detención continua de los disidentes y las continuas violaciones de
los derechos humanos sugieren que la política de la Administración
falla”, dice el exgobernador de Florida.

“Espero que el Congreso estadounidense realice un escrutinio de las
concesiones hechas a La Habana antes de considerar (la aprobación) de un
embajador”, concluye Bush.

John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes de EEUU:

El político republicano considera que el anuncio da “legitimidad” a lo
que denominó “brutal dictadura comunista” de los hermanos Raúl y Fidel
Castro.

“La Administración Obama está ofreciendo a los Castro el sueño de la
legitimidad sin obtener una sola cosa para el pueblo cubano que está
siendo oprimido por esta brutal dictadura comunista”, indica Boehner en
una nota de prensa.

“Las relaciones con el régimen de los Castro no deberían ser revisadas,
y mucho menos normalizadas, hasta que los cubanos disfruten de la
libertad, y ni un segundo antes”, recalca el dirigente republicano.

Directorio Democrático Cubano:

“La apertura de una sede diplomática castrista en los Estados Unidos
sin que la dictadura castrista haya efectuado la más mínima apertura
política y continúe con una represión brutal en contra de la oposición
cubana, solo contribuye a la consolidación y legitimación del régimen
opresor”.

“Aunque sucesos como este sean difíciles para los amantes de la
libertad, es este el momento de intensificar la lucha. El Directorio
Democrático Cubano insta a todas las fuerzas de la resistencia dentro y
fuera de Cuba a redoblar sus esfuerzos. La esperanza radica en la
decisión de lucha del pueblo cubano”.

Ric Herrero, director de #CubaNow:

“El anuncio de hoy es un paso trascendental en la transición de la
política de aislamiento y confrontación a otra centrada en ayudar a los
cubanos y avanzar en los intereses de Estados Unidos”.

“No hay otro camino mejor para influenciar en el futuro de Cuba que
jugar un rol activo y constructivo en su presente. Avanzando, sea en
derechos humanos, migración, comercio, colaboración policial, tendremos
la presencia para mostrar, promover nuestro valores y ayudar a los
cubanos a construir un mejor futuro para ellos”.

“Con una embajada estadounidense en Cuba desmentiremos a los
intransigentes del Gobierno de Castro que preferían las excusas para
despistar sus errores, y los líderes latinoamericanos para mantenerse al
margen de los derechos de los cubanos”.

La oposición en el Congreso a la normalización “debería reconocer que la
libertad de movimiento y protección de nuestro cuerpo diplomático está
más garantizado teniendo un embajador y una embajada en la Isla, no
teledirigida por Washington”. Herrero urge al presidente Obama “a
nominar rápidamente un embajador para Cuba, que el Senado debería
confirmar a toda prisa”.

Frank Calzón, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre:

“La muy esperada apertura de la embajada norteamericana en La Habana
como parte de la normalización de relaciones entre los dos países
incluye importantes concesiones al general Raúl Castro que difícilmente
podrán ser aceptadas por administraciones norteamericanas en el futuro”.

Entre otras concesiones está “el pago al Gobierno cubano por los
servicios dentro de la misión norteamericana de cientos de empleados
cubanos que reportan a los servicios de inteligencia castristas”.

Además, “el Departamento de Estado no ha respondido a las preguntas del
Congreso sobre si el régimen se ha comprometido a respetar la valija
diplomática” estadounidense.

“Más de un senador se ha quejado de la falta de transparencia en las
negociaciones con La Habana, la falta de consulta con el Capitolio y la
presencia de un fuerte operativo policiaco que dificulta a los cubanos
el acceso a la nueva embajada”, ubicada en el mismo edificio donde ha
estado hasta ahora de la Sección de Intereses.

“Lamentablemente, el anuncio ocurre a pocos días del arresto de 226
disidentes pacíficos, cosa que no parece interesarle a la Casa Blanca”.

“La normalización ocurre bajo circunstancias sin precedentes si se
revisa la diplomacia americana en la región en años recientes y no
augura nada bueno ni para los derechos humanos en la Isla ni para el
legado de Obama hacia Cuba”.

“En realidad, la nueva política no es más que un reciclaje de la vieja
política de hace más de medio siglo, cuando los derechos humanos no eran
importante para Washington y los intereses económicos yanquis campeaban
por sus respetos. Los archivos están llenos de fotos de sonrientes
presidentes norteamericanos con dictadores latinoamericanos de uniforme.
No creo que al presidente Obama le guste que incluyan su foto con Raúl
Castro en la colección de fotos de sus predecesores con Trujillo,
Somoza, Batista y otros hombres fuertes”.

James Williams, presidente de Engage Cuba:

“Aplaudimos este importante paso para acercar a Estados Unidos y Cuba, y
urgimos al Congreso a apresurar el día en que viajeros y compañías
estadounidenses tengan la libertad de comprometerse con uno de sus
vecinos más cercanos”.

“Abrir embajadas en Washington y La Habana es un importante paso hacia
el día en que los estadounidenses puedan tomar sus propias decisiones
sobre a dónde quieren viajar y nuestras empresas puedan competir con las
del resto del mundo” en el mercado cubano.

“Estamos haciendo historia dejando claro que el compromiso
estadounidense no es una concesión, es una muestra de fortaleza y el
mejor camino para promover nuestros valores y crear oportunidades para
los pueblos estadounidense y cubano”.

“Hoy es un gran día para los pueblos de Cuba y Estados Unidos, que
buscan un futuro más brillante para los dos países. Después de 54 años
de política fracasada de Guerra Fría, mejores días están por venir,
finalmente”.

Carlos Curbelo, congresista republicano por Florida:

El presidente Obama podrá “marcar otro elemento en su personal
construcción de su legado, pero no va a promover nuestros intereses
nacionales y temerariamente confiere legitimidad a una dictadura militar”.

“Este movimiento deplorable se suma a la larga lista de concesiones
unilaterales que el Gobierno cubano ha recibido de la Administración
Obama como recompensa por haber cruelmente mantenido un rehén
estadounidense (Alan Gross) durante cinco años”.

“Nuestro país merece una política exterior que ponga a Estados Unidos
primero y que recompense a nuestros aliados, no a dictadores
responsables de la muerte de los ciudadanos estadounidenses y por el
robo de la propiedad de Estados Unidos”. (Martí Noticias)

Eric Langer, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la
Universidad de Georgetown:

“Por fin se termina la guerra fría en el Hemisferio (…) Creo que esta
decisión supone un primer gran paso en la nueva relación de Estados
Unidos con Cuba en particular, pero también de Washington con el resto
de las naciones de América latina”. (El Universal, México)

Ben Cardin, senador demócrata por Maryland:

La apertura de embajadas es parte del “enfoque de sentido común (del
Gobierno) para con Cuba”. Sin embargo, La Habana debe reconocer que está
fuera de tono con la comunidad internacional en materia de derechos humanos.

“Los arrestos y las detenciones de disidentes deben cesar, y hace falta
una genuina pluralidad política”. (AP)

Ileana Ros-Lehtinen, congresista republicana por Florida:

“La apertura de la embajada en Cuba no le brinda ningún beneficio al
pueblo cubano y es solo otro intento trivial del presidente Obama para
conseguir un legado”.

“Desde el anuncio de Obama el 17 de diciembre, el Departamento de Estado
ha fracasado al no condenar el incremento de la represión ya que el
régimen de Castro se siente motivado a continuar sus ataques en contra
del pueblo”.

“Luchadores por la libertad tales como las Damas de Blanco, Jorge Luis
Pérez García (Antúnez), Yris Pérez Aguilera y otros líderes
pro-democráticos son habitualmente acosados, golpeados y encarcelados
mientras la Administración Obama continua dándole la espalda al pueblo
cubano en búsqueda de alcanzar la meta de proveer cuantas concesiones
sean posibles al régimen castrista”.

“Esta Administración ha demostrado que al tomar decisiones, la
politiquería es más importante que la política exterior de nuestro país”.

Source: Políticos, analistas y exiliados opinan sobre la apertura de las
embajadas | Diario de Cuba –
http://www.diariodecuba.com/cuba/1435750429_15457.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives