Informacion economica sobre Cuba

La Resolución 17, la más impopular entre los cubanos
ORLANDO FREIRE SANTANA | La Habana | 28 Ene 2016 – 9:45 am.

Hallar una fórmula que vincule el salario de los trabajadores con los
resultados productivos de empresas y entidades estatales ha sido una
obsesión para los gobernantes cubanos. De acuerdo con el discurso
oficialista, esa es la mejor manera de hacer que los colectivos
laborales contribuyan al encauzamiento de la economía.

En ese contexto, el 23 de abril de 2014 el Ministerio del Trabajo y
Seguridad Social emitió la Resolución 17, que establece la forma de pago
por rendimiento, en sus modalidades de a destajo y por resultados.

Casi desde el mismo momento de su puesta en práctica, la referida
resolución ha ocasionado más disgustos que satisfacciones. La elección y
el cálculo de los indicadores formadores del estímulo salarial han
constituido un dolor de cabeza para los dirigentes administrativos y
sindicales, y en muchas ocasiones con un saldo contraproducente: los
ingresos de los trabajadores indirectos (jefes, técnicos y otros
empleados administrativos) aumentan más que lo devengado por los obreros
directamente vinculados con el proceso productivo o la prestación de los
servicios.

Si se hiciese un balance de lo alcanzado hasta el presente con la
Resolución 17, no es aventurado afirmar que son mayoría los colectivos
laborales que han visto afectados sus salarios. A tal extremo, que una
disposición posterior aclaró que ningún trabajador podía recibir un
ingreso inferior a su salario escala —como ha sucedido en ocasiones—,
aun si los indicadores lo determinaban así.

Es de destacar que uno de los sectores más perjudicados con la
aplicación de esta resolución es el turismo. Así lo indican las
asambleas sindicales efectuadas en hoteles y otras dependencias
turísticas, donde los trabajadores han denunciado que perciben ahora
menos salario que antes de la existencia del mencionado cuerpo legal.
Una situación que debe de preocupar a las autoridades, pues no se trata
de trabajadores de un sector cualquiera, sino de uno de los puntales de
la economía del país.

Y, en lo adelante, para colmo de males, la Resolución 17 mostrará
también su feo rostro para los trabajadores de empresas y entidades
estatales que se hayan beneficiado con su aplicación. Según un informe
reciente de funcionarios de la Oficina Nacional de Administración
Tributaria (ONAT), a partir del segundo semestre del actual año aquellos
trabajadores que perciban ingresos por encima del salario escala debido
a la aplicación de dicha resolución, tendrán que pagar el impuesto por
los ingresos personales, además de la contribución a la Seguridad Social.

Hasta ahora los únicos trabajadores que pagan impuestos son los
empleados de firmas extranjeras que perciben sus salarios, o parte de
ellos, en CUC o pesos convertibles. El resto de los trabajadores
estatales tampoco aportaban a la Seguridad Social, la cual era sufragada
por las propias empresas y entidades.

El anuncio de la ONAT transcurrió durante la celebración de una Mesa
Redonda de la televisión cubana que trataba aspectos relacionados con la
actual campaña de Declaración Jurada por parte de los trabajadores por
cuenta propia. De inmediato comenzaron a llegar a la televisión
infinidad de correos electrónicos y llamadas telefónicas de muchas
personas preocupadas por semejante medida gubernamental.

Es lógico que así sea. Hasta aquellos trabajadores que perciben
estímulos salariales se hallan agobiados por la creciente carestía de la
vida. El peso cubano (CUP) —con el que se retribuye el trabajo en las
entidades estatales— apenas alcanza para enfrentar los altos precios de
los alimentos y otros artículos de consumo. Y la eufemísticamente
denominada “canasta básica” que oferta mensualmente el Gobierno, a duras
penas sirve para cubrir una semana.

En cualquier otro lugar del mundo, el anuncio del próximo pago de
impuestos por parte de los trabajadores desataría una ola de protestas.
Sin embargo, aquí en Cuba es casi seguro que eso no suceda, al menos
entre los sindicatos que componen la Central de Trabajadores de Cuba
(CTC). Su secretario general, el señor Ulises Guilarte de Nacimiento,
recorrerá toda la Isla para “concientizar” a los trabajadores acerca de
la necesidad de esos impuestos.

Source: La Resolución 17, la más impopular entre los cubanos | Diario de
Cuba – www.diariodecuba.com/cuba/1453912472_19778.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives