Informacion economica sobre Cuba

EN NUESTRA OPINIÓN: Obama y su posible visita a Cuba

La policía cubana arresta con frecuencia a las Damas de Blanco durante
sus marchas de protesta cada domingo en La Habana. Picasa Cortesía
JUNTA EDITORIAL

Es muy probable que el presidente Barack Obama visite Cuba este año.
Algunos dicen incluso que podría ser el mes próximo.

Anticipándose a ese suceso –que será un viaje histórico y hará titulares
en los medios de todo el mundo–, disidentes cubanos han pedido al
mandatario norteamericano que condicione la visita al “cese inmediato de
la represión”, a que se conceda una amnistía a los presos políticos y a
que Obama se reúna con representantes de la oposición, según una
declaración de los disidentes recogida en el artículo Disidentes piden a
Obama presionar por cambios si viaja a Cuba, de Nora Gámez Torres [el
Nuevo Herald, 1 de febrero].

El Foro por los Derechos y las Libertades indicó en su página digital
que la visita de Obama debería dar lugar a un mejoramiento del clima
político y a la situación de los derechos humanos.

¿Ocurrirá ese mejoramiento? Los acontecimientos dejan mucho espacio para
el pesimismo. Solamente el domingo pasado, según denuncia la publicación
independiente cubana Diario de Cuba, hubo cientos de arrestos en la
isla. En Guantánamo y Camagüey, la policía detuvo a más de 170
activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y del Frente de
Resistencia Orlando Zapata Tamayo. En Santiago de Cuba, el líder
opositor José Daniel Ferrer fue arrestado por tres horas con otros 58
activistas. Y en La Habana, como ya es habitual cada domingo, la policía
arrestó a 15 Damas de Blanco durante su tradicional marcha en defensa de
los presos por la Quinta Avenida de Miramar.

Nada indica que el régimen cubano esté dispuesto a dar marcha atrás en
su represión contra los opositores. Esa actitud es absurda porque la
actividad de la oposición es totalmente pacífica, y los disidentes
deberían tener el derecho de expresar sus puntos de vista y formular sus
quejas libremente. Pero la ideología monolítica del régimen cubano no
acepta posiciones diferentes.

Si Obama por fin visita Cuba –como todo indica–, encontrará el
lamentable escenario de una economía precaria donde la supervivencia se
transforma en una batalla cotidiana, y de un ambiente político con
penosas restricciones a la libertad individual y la expresión amordazada.

En una entrevista con Yahoo el pasado diciembre, Obama dijo que le
gustaría hablar con todo el mundo, y que si ha habido avances en el
terreno de las libertades, le gustaría destacarlos. Señaló que si no han
ocurrido progresos, no tendría muchas razones para ir porque no le
interesa darle validez al actual estado de cosas.

Precisamente eso es lo que haría una visita de Obama a Cuba en estos
momentos: darle validez a una dictadura añeja y obsoleta que se aferra
al poder reprimiendo los anhelos de cambio. Ya estamos en el segundo año
del proceso de normalización de relaciones y es hora de que Obama exija
mejoras concretas y visibles en el campo de la libertad y los derechos
humanos en la isla. Su visita debe ser trascendental.

Source: EN NUESTRA OPINIÓN: Obama y su posible visita a Cuba | El Nuevo
Herald –
www.elnuevoherald.com/opinion-es/en-nuestra-opinion/article57968248.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
February 2016
M T W T F S S
« Jan   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives