Informacion economica sobre Cuba

La escasez de los precios topados
Los consumidores se ven obligados a acudir a establecimientos donde rige
la oferta y la demanda
jueves, marzo 3, 2016 | Orlando Freire Santana

LA HABANA, Cuba.- Después del berrinche de Raúl Castro del pasado mes de
diciembre, cuando afloró en una de las sesiones de la Asamblea Nacional
del Poder Popular que los precios de los productos del agro subían sin
cesar, la opinión pública temió que se toparan los precios en todas las
formas de comercialización existentes.

Sin embargo, hasta el momento la cordura parece prevalecer. Los mercados
agropecuarios de oferta-demanda (MAOD), los carretilleros –aún con
ciertas limitaciones de movilidad–, las placitas arrendadas, y los agros
que funcionan bajo el sistema de cooperativas no agropecuarias,
continúan vendiendo sus productos a precios libremente formados. Sólo en
los mercados agropecuarios estatales (MAE) se están topando los precios.

Esa fue la estrategia original de los tanques pensantes del raulismo:
fortalecer los MAE para que pudieran competir con las otras formas de
comercialización, y al final que no les quedara más remedio a estas
últimas que bajar los precios.

En aras de lograr ese fin, a mediados de enero la Empresa Provincial de
Mercados Agropecuarios de La Habana decidió aumentar el número de MAE en
la ciudad. Según informó el periódico Tribuna de La Habana en el
artículo “Mover el dominó”, de 52 MAE existentes al cierre de diciembre,
ya la cifra alcanzaba a 60, y las perspectivas eran de seguir creciendo.
Incluso fueron habilitados estos nuevos MAE en locales donde antes
funcionaban otras modalidades de comercialización no estatal.

Sin embargo, una vez más, la realidad arruina los planes de la
maquinaria del poder. Una visita realizada este último fin de semana al
MAE de 27 y A, en el barrio capitalino del Vedado, permitió comprobar la
desolación que reina en ese lugar. Es cierto, los precios están topados,
y por tanto son más asequibles al bolsillo de la población. Por ejemplo,
el tomate está a cinco pesos la libra, y la malanga a cuatro; casi la
mitad de lo que cuestan en los mercados donde rige la oferta y la demanda.

Pero, ¿de qué sirven esos precios si las tarimas permanecen vacías o con
surtidos de pésima calidad? La malanga hacía más de una semana que
brillaba por su ausencia, mientras que unos tomates totalmente verdes se
mosqueaban ante la indiferencia de las pocas personas que intentaban
llevar algún alimento a sus hogares. Una de ellas emitió su punto de
vista: “Imagínense, estos mercados estatales tienen que esperar a que un
comercializador del gobierno, al estilo de la antigua empresa de acopio,
les traiga la mercancía. Así jamás veremos bien surtidas estas tarimas”.

Al día siguiente, en el MAOD de la calle Egido, en el municipio de
Habana Vieja, era difícil abrirse paso entre los numerosos compradores
que, aun anhelando que los precios fueran inferiores, preferían un
mercado donde las ofertas fueran variadas y de calidad.

En este caso el problema no es tanto de producción como de
comercialización. Es decir, de quien se encarga de trasladar los
productos desde el surco a la mesa de los consumidores: si el Estado o
los comercializadores privados. Los gobernantes de la Isla debían
consultar el libro La riqueza de las naciones, escrito hace más de
doscientos años, pero de una total vigencia. En esas páginas el
economista inglés Adam Smith señaló que “al buscar satisfacer sus
propios intereses, todos los individuos son conducidos por una mano
invisible que permite alcanzar el mejor objetivo social posible”.

¿No es mejor hacerla la vida menos difícil a esos comercializadores
privados, con menos impuestos y menos represión contra ellos en sentido
general? Entonces, quizás los precios comiencen a disminuir.

Source: La escasez de los precios topados | Cubanet –
www.cubanet.org/actualidad-destacados/la-escasez-de-los-precios-topados/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives