Informacion economica sobre Cuba

El agridulce camino del sirope a granel
VICENTE MORÍN AGUADO | La Habana | 5 Abr 2016 – 6:38 am.

Recorremos una porción significativa de los vericuetos por donde
transita día a día el sirope de esencia de frutas, “extracto” le llaman
también, un producto vendido a granel, de gran demanda.

“Vienen los muchachos de la escuela, hambrientos por la edad y porque la
merienda escolar es poca cosa. Entonces ¿cómo los lleno?, pues les pongo
el ‘pepino’ de sirope, agua fría, unos panes con lo que sea adentro y ya
está”, dice una compradora.

“Bien frío, dulce, ahorramos azúcar de la poca que dan en la cuota, es
un salvavidas diario, no solo para los muchachos, también para nosotros
los mayores”, añade. “Lo malo es que no alcanza, se acaba pronto porque
están los compradores con sus tanques de hasta 50 litros y a veces pasan
días sin que surtan”.

Visitamos seis puntos de venta en los municipios Centro Habana y La
Habana Vieja: Salud entre Campanario y Lealtad; Árbol Seco, complejo de
mini mercados; Sol y Muralla; Agramonte y Corrales y, Villegas entre
Muralla y Teniente Rey.

Además del plato fuerte llamado sirope, ofertan indistintamente refresco
con leve contenido de gas, el cual se esfuma escasos segundos después de
servido porque los enormes tanques de almacenamiento carecen de
condiciones para preservar el CO2. Los sabores frecuentes son Piña,
Naranja, Cola y Limón. Adicionalmente hay vino dulce moscatel y una
combinación de alcohol con limón y azúcar que llaman Daiquirí.

Los dependientes repiten, cansados, la misma explicación cuando el
público requiere el producto en falta: “En la fábrica no hay azúcar;
cuando entra, un buchito, nos avisan y viene la pipa”.

Hace 70 años éramos en primer exportador mundial, ahora somos
importadores con destino a la demanda nacional.

Así y todo, hay puntos más surtidos, como el de la calle Salud, debido a
que algunos administradores gestionan mejor y logran que les provean
primero. Definitivamente es un negocio, porque la mercancía a granel se
mide en aproximados, lo cual permite a los vendedores sacar dividendos.

El cliente debe llevar su envase. Predominan los “pepinos”, pomos
plásticos de litro y medio, originalmente empleados en refrescos
gaseados vendidos a 1.50 CUC en las llamadas tiendas recaudadoras de
divisas.

La medida cuesta 10 pesos moneda nacional si es sirope y dos pesos
cuando se trata del refresco. El equivalente a una botella de ron, en
vino o daiquirí, se vende a 12 pesos.

La higiene deja mucho que desear porque en los puntos de venta no hay
condiciones mínimas; se trata de antiguos derrumbes habilitados para
esas funciones, algún caserón antiguo deshabitado o tal vez lo que fuera
el portal de una industria venida a menos.

La nueva modalidad son los compradores al por mayor. Hay quiénes se
llevan de una vez seis tanques de 50 litros cada uno, ante la mirada
ansiosa del vecindario que espera su turno para comprar tal vez dos
“pepinos” destinados a su hogar.

Un dependiente le replica al cliente molesto por la demora y la
posibilidad de que se acabe el sirope: “No estamos en el derecho de
hacer nada al respecto, la venta es libre, son trabajadores por cuenta
propia”.

Desde el público critican: “Compran el extracto para hacer refresco
gaseado y lo venden en sus cafeterías”.

Requerido por los que esperan, uno de los eventuales revendedores se
defiende: “No existe comercio mayorista para nosotros, si queremos
vender refrescos, tenemos que comprar aquí. Además, el azúcar está muy
cara en la calle”.

El gaseado que venden los cuentapropistas, de mejor calidad, cuesta dos
pesos el vaso. El sirope se multiplica por cuatro al ligarlo con agua.
La pregunta es ¿de dónde sacan el dióxido de carbono? La única respuesta
está en el mercado negro porque la fabricación de gases industriales es
monopolio estatal.

Tal y como suele ser norma en Cuba, estamos ante una rara combinación de
lo legal con lo ilegal, de la vista fina con la vista gorda. Monopolios
estatales, gente desesperada por un alimento energético relativamente
barato dentro de un mercado cada día más caro. Definitivamente estos
productos no son tan deliciosamente azucarados, más bien combinan, al
estilo chino, el agridulce.

Source: El agridulce camino del sirope a granel | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1459834723_21442.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
April 2016
M T W T F S S
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives