Informacion economica sobre Cuba

El rompecabezas del mercado comunista
Estas son solo algunas ‘piezas’ sueltas
miércoles, abril 27, 2016 | Gladys Linares

LA HABANA, Cuba.- La comisión ministerial que aprueba el presupuesto
para la compra de artículos del hogar en CUC no contempla la adquisición
de insumos de repuesto, y cuando lo hace, aún son insuficientes para la
gran demanda existente

Desde hace algún tiempo la población se queja de la pésima calidad de
los artículos electrodomésticos y del hogar que se venden en las
diferentes cadenas de tiendas en divisas. Un punto neurálgico es además
la ausencia total de piezas de repuesto para estos.

A elevadísimos precios se ofertan, entre otros, ollas eléctricas y
arroceras, batidoras, ventiladores, televisores y lámparas recargables,
que se rompen al poco tiempo de comprados y para cuya reparación se
enfrenta la falta de piezas y componentes.

Tal es el caso de las ollas multipropósito eléctricas, cuyos repuestos
son muy difíciles de conseguir en los “consolidados” o talleres de
reparación, y cuando se encuentran (con los cuentapropistas) el arreglo
vale “casi tanto como costó el equipo”, según algunos clientes
descontentos. En Cienfuegos, asimismo, las resistencias de hornillas
eléctricas, escasas en consolidados, alcanzan los 120 pesos en la bolsa
negra.

Es por ello que algunos emprenden “innovaciones” un tanto peligrosas que
a veces llegan a provocar accidentes domésticos, aunque también es
cierto que muchos cuentapropistas reciclan piezas de equipos viejos y a
veces el arreglo sale algo más barato. Los compradores de equipos rotos
pregonan por los barrios. Esta actividad no está autorizada para el
trabajo por cuenta propia, pero aun así es frecuente escuchar: “¡Se
compran ollas arroceras, ventiladores, planchas, lavadoras, DVDs,
batidoras…!” Después generalmente se los revenden a los mecánicos, que
aprovechan las piezas en buen estado.

Aquí se pone a prueba la inventiva de los cubanos, que a partir de la
improvisación logran mantener en funcionamiento los equipos
electrodomésticos de muchos hogares. Me cuenta Nancy que llevó a
arreglar su olla multipropósito al consolidado de la Virgen del Camino,
porque se le partió el cordón eléctrico, pero no había. “El mecánico me
recomendó cambiar el chasis, porque está muy malo y la olla podría
explotar, pero tampoco hay”.

Ella vive en Arroyo Naranjo, uno de los municipios afectados por el
programa de la “revolución energética”. Allí, la brusca imposición de la
electricidad para cocinar no solo trajo aparejado el aumento exagerado
del importe eléctrico, sino que Nancy también tiene que enfrentar la
escasez de piezas de repuesto y las llamadas “vías libres” de la Empresa
Eléctrica, que duran todo el día y no son más que apagones encubiertos.

Algunas personas, como Tomás Suárez, para quitarse todos estos problemas
de encima alquiló un balón de gas por 400 pesos, y lo compra lleno en
120 pesos. Dice que si lo ahorra, le sale más barato que la electricidad.

Grandes dificultades representan también los televisores “Panda”. Por
estos días, Alfredo Fuentes, un vecino, anda buscando un mando para el
suyo, pero están desaparecidos de las tiendas. A pesar de ello, Alfredo
está satisfecho porque logró que un particular le reparara la botonera
del “Panda” por 5 CUC.

Por otra parte, las batidoras constituyen un verdadero problema cuando
se rompen. A Pedro Veitía se le quemó el motor de la suya, lo mandó a
enrollar y se le volvió a quemar. “Lo que pasa es que el alambre y el
barniz que usan los enrolladores no son los idóneos”, me dijo. Cuando
Yunior Calzada, cuentapropista, compró su batidora Phillips, pensó que
había hecho una buena inversión (pues le costó bastante cara). Pero al
poco tiempo, el vaso, que es plástico, se agrietó y dejaba salir el
contenido. Pero como este está unido a la cuchilla, lo único que Yunior
pudo hacer fue venderla para piezas de repuesto, porque nunca encontró
un vaso nuevo en ninguna parte.

Ante la falta de insumos para los equipos, siempre es mejor culpar al
embargo económico antes que reconocer que los compradores
internacionales son favorecidos “revolucionarios” sin la requerida
capacidad para tal profesión. Pues si no, ¿cómo justificar que se
compren bombillos ahorradores domésticos de 220 V y que se le oferten a
la población, cuando la corriente usada en los hogares cubanos es de 110 V?

Y esto, por solo citar unos pocos ejemplos. Por desgracia, hay más.
Muchos más.

Source: El rompecabezas del mercado comunista | Cubanet –
www.cubanet.org/mas-noticias/el-rompecabezas-del-mercado-comunista/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
April 2016
M T W T F S S
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives