Informacion economica sobre Cuba

El último informe de la ONEI revela la desalentadora situación del
sector productivo estatal
OSMAR LAFFITA ROJAS | La Habana | 18 de Agosto de 2016 – 04:58 CEST.

De acuerdo al último informe “Organización institucional, principales
entidades”, de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI),
en Cuba funcionan 1.996 empresas, el mayor número de ellas (382)
localizadas en el sector del comercio. Le siguen la Agricultura y
Ganadería con 360, la industria manufacturera (336), la Construcción con
167, y los hoteles y restaurantes (46).

De acuerdo a la estructura impuesta por el Estado, la dirección de estas
empresas recae primeramente en los ministerios, las Organizaciones
Superiores de Dirección Empresarial (OSDE), y por último, las Uniones de
Empresas. Cada una de estas estructuras se ajusta a las directrices del
Gobierno. Tales directrices tienen como basamento la planificación
centralizada que le es impuesta a las empresas de manera vertical. Así,
a los directivos les toca cumplir los planes productivos y de servicios
que les imponen.

El primer Lineamiento de los 247 aprobados en abril en el VII Congreso
del Partido Comunista advierte que “la planificación seguirá siendo la
vía principal para la dirección de la economía, garantizará los
equilibrios los macroeconómicos y los objetivos y metas para el
desarrollo económico”.

Pero veamos los hechos, que hablan más que las palabras y las consignas.

Las 13 empresas azucareras pertenecientes al Grupo Empresarial AZCUBA,
no cumplieron con el plan de la zafra 2015-2016, que estaba fijado en
dos millones de toneladas.

Tampoco cumplió lo planificado la producción agrícola del trimestre
enero-marzo. La producción de tomate, viandas, maíz, frijol, arroz, papa
y leche de las empresas agrícolas estatales estuvo entre el 1,6 y el 1,3
por ciento.

A pesar de que “las empresas estatales son el corazón y el núcleo básico
de la economía cubana”, de acuerdo a la doctora Ileana Díaz Fernández,
estas entidades siguen a la zaga.

La centralización vertical, en la que se basa el sistema empresarial
cubano, actúa como una camisa de fuerza. La autonomía de las empresas
estatales continúa como asignatura pendiente.

El Estado le da la espalda al asunto y se resiste a poner fin al control
de la “perversa y contrarrevolucionaria burocracia”, que se alimenta
parasitariamente de los excesos centralizadores.

A las empresas, a las que centralmente se les asignan los recursos, les
tienen prohibidos los mecanismos independiente de relaciones mercantiles
de compra venta. Aunque sus almacenes estén abarrotados de productos
ociosos, como ocurre en la mayoría de ellas, se les prohíbe venderlos de
acuerdo a las leyes de oferta y demanda, y esas mercancías ociosas
inciden negativamente en los costos finales de la producción. Aunque
haya pérdidas, esto se ventila en las instancias superiores y no en las
empresas.

Para reducir la burocracia en los ministerios, eliminar las trabas y
hacer más expeditas las orientaciones del Gobierno, se crearon la
Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) que en la
práctica son mini ministerios. Esto ha provocado que un gran número de
empresas se ha convertido en Unidades Empresariales de Base (UEB), las
cuales no tienen ninguna facultad porque no tienen personalidad jurídica.

Tenemos el caso que colosos azucareros como el Uruguay en Sancti
Spíritus, el Antonio Guiteras en Las Tunas, el Mario Muñoz Monroy en
Matanzas, y el 30 de Noviembre en Artemisa, con capacidad potencial de
100.000 toneladas de azúcar y con un promedio de 600 trabajadores, no
son empresas sino UEB.

Ni en las reuniones del Consejo de Ministros ni en el parlamento se
informa de los montos destinados en el presupuesto de la nación para
garantizar el funcionamiento de las empresas estatales. Parece que
dichas asignaciones son secreto de Estado.

Se ha podido conocer por informaciones brindadas por los ministerios de
Economía y Planificación, Agricultura y Finanzas y Precios, que los
montos destinados por el Estado por concepto de subsidio a las empresas
que reportan perdida rondan los 40 millones de dólares.

El mayor número de las empresas que reportan graves problemas de
rentabilidad se localizan en el Ministerio de la Agricultura y en el
Grupo AZCUBA.

Es muy malo el desempeño de las empresas del Ministerio de la
Agricultura aun después de la reestructuración efectuada hace dos años.
Su titular, Gustavo Rodríguez Rollero, informó al pleno de la Asamblea
Nacional, en julio de 2014, la reducción del 41 por ciento del personal
del Ministerio, lo que significó 600.000 dólares ahorrados en salarios.

La reestructuración en el Ministerio de la Agricultura conllevó la
desaparición de la empresa compradora y distribuidora Unión Nacional de
Acopio. Sus 1.900 mercados y placitas de ventas fueron trasferidos al
Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), y luego se revirtió la medida.

A pesar de la escasez de datos y los informes imprecisos e incompletos
que brinda la ONEI, se puede comprobar que más del 80% de la producción
agrícola del trimestre enero-marzo correspondió a los campesinos y
cooperativas. Las empresas agrícolas estales estuvieron muy por debajo
de sus potencialidades productivas.

Source: El último informe de la ONEI revela la desalentadora situación
del sector productivo estatal | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1471449319_24674.html


Related Articles:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate (from Es)
Chinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives