Informacion economica sobre Cuba

La nueva semántica del castrismo
Ahora que tenemos más deberes que derechos, como estamos obligados a
pagar impuestos, quieren que seamos “ciudadanos”
Viernes, septiembre 16, 2016 | Luis Cino Álvarez

LA HABANA, Cuba.- Los castristas, en su afán por controlarlo todo, no se
conforman con haber implantado un esperpéntico metalenguaje orwelliano,
recargado de eufemismos, del que han hecho uso y abuso durante más de 57
años y de haberse apropiado de términos como la patria, la nación y la
soberanía nacional.

En los últimos diez años, para el reacomodo post-fidelista en el
capitalismo de estado, se han desinhibido y echado a un lado el pudor
que les impedía utilizar términos como democracia, derechos humanos y
sociedad civil. Sólo que los interpretan, con desenfado, a su modo y
conveniencia.

Así, para ellos, la democracia es la que existe en ese sanedrín de focas
y cotorrones amaestrados para aplaudir y votar a mano alzada que es la
Asamblea Nacional, donde no hay votos en contra ni abstenciones (solo
una vez se abstuvo Mariela Castro), ni jamás se exige explicaciones al
gobierno, y la de las votaciones por los delegados del Poder Popular que
son previamente escogidos por las comisiones de candidatura del Partido
Único; la sociedad civil son las llamadas organizaciones de masas,
todas dependientes del gobierno, y los derechos humanos… para qué hablar
de eso.

A veces, a través de alguna nota en el periódico Granma, órgano oficial
del Comité Central del PCC, habla esa entidad supra-estatal que todavía
se hace llamar Gobierno Revolucionario. Pero los castristas se han
vuelto tan afectos a la institucionalidad que ahora se muestran
interesados en dejar sentado que no es lo mismo el Estado que el
Gobierno, siempre que esa diferencia, no afecte la hegemonía del
Partido, que es inmortal. Como a muy pocos le importan esas sutilezas,
lo hacen a ver si consiguen confundir a la gente, para que cuando se
vayan a quejar y hablar mal “de esto”, que cada vez lo hacen más, no
sepan si lo hacen de uno o de otro, o de ambos.

Tan dados como son a emplear la jerga bélica para casi todo, lo mismo en
política que para referirse a la zafra azucarera que a las campañas de
fumigación contra los mosquitos, supongo que consideren que por el
dominio de estos términos están en guerra a muerte con disidentes,
opositores y miembros de la sociedad civil, la verdadera, a los que
califican de acuerdo a dicha jerga, como “mercenarios del gobierno
norteamericano”.

Lo que no quieren recuperar son los términos relacionados con la libre
empresa. En eso son más marxistas-leninistas que Lenin. Prefieren,
aunque suene feo, hablar de “cuentapropistas” para referirse a los
dueños de negocios privados y a la propiedad privada, que dicen
reconocer como una de las formas de propiedad del modelo económico
cubano, prefieren llamarla “forma de propiedad no estatal”, “propiedad
personal”, o “propiedad común sobre los medios de producción”, siempre
entendido el Estado-Partido-Gobierno como el gran dueño de todo. Y
siempre alertas con estos emprendimientos privados, que ya advirtió el
nuevamente ministro de cultura Abel Prieto que con eso de empoderar a
los emprendedores, los yanquis le serruchan el piso y le preparan una
cama camera a la revolución y el socialismo. Como dijo que se trata de
ver quién se lleva el gato al agua, lo más probable es que se ahogue el
felino…

Ahora quieren que nos consideremos ciudadanos. Antes éramos, quisiéramos
o no, compañeros. Aún los que de ningún modo lo eran. Hasta los que
replicaban airados: “compañeros son los bueyes”. Ahora, desde hace
varios años, la palabra compañero solo es usada, en ocasiones oficiales,
entre los castristas recalcitrantes. Y por los escolares de corta edad,
hasta que empiezan a decir “asere” y “puro”, porque “señor” es solo
para los extranjeros.

Hasta hace muy poco, solo eran los policías los que nos llamaban
“ciudadano”, e invariablemente lo hacían con cara de perro, voz de
carcelero y en condiciones incómodas que casi siempre auguraban lo peor.

Ahora que tenemos muchos más deberes que derechos, como estamos
obligados a pagar impuestos, quieren que seamos, como si cualquier cosa,
“ciudadanos”.

¡Dialéctica que es la semántica castrista!

luicino2012@gmail.com

Compartir:

Source: La nueva semántica del castrismo | Cubanet –
www.cubanet.org/destacados/la-nueva-semantica-del-castrismo/


Related Articles:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
September 2016
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate (from Es)
Chinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives