Informacion economica sobre Cuba

¿Mejor o peor que antes de 1959?
7 febrero, 2017 11:22 pm por Santiago Emilio Márquez Frías

Manzanillo, Granma, Dr. Santiago Emilio Márquez, (PD) A Aldo de Jesús
Palma Maleta, de 90 años, cuando se le escucha hablar sobre su vida y la
de su familia, enseguida se comprende que está entre las personas que
viven en una pobreza extrema.
Es vecino de la calle Pedro Figueredo #162 entre Sol y Plácido, en
Manzanillo, Granma. La casa, de madera, está en muy mal estado. Está
situada en un promontorio, en una zona frecuentada por muchas personas
ya que cerca existe un agromercado llamado “La Kaba”.

Dentro de la casa no hay divisiones. Aunque en otros tiempos había
cuatro cuartos, hoy es una sola habitación. Refiere el anciano que su
casa se fue derrumbando poco a poco, por no tener dinero para arreglarla.

El anciano ha perdido a dos de sus hijos. Le queda uno, de 44 años, que
se alcoholizó y no ha podido recuperarse.

En una esquina del local sucio y mal oliente se encuentran varias hojas
de periódicos que les sirven de colchón al anciano y a su hijo Aldo
Julio Palma Tamayo. En otro rincón, la esposa del anciano, Margarita
Tamayo Pérez, de sesenta y ocho años, duerme en el suelo abrazada a un
flacucho perro.

La fetidez es insoportable, se expande por todo el lugar. Brota de un
hoyo profundo, lleno de heces fecales expuestas al aire libre, por la
falta de servicios sanitarios.

Aldo de Jesús tiene una chequera de ciento noventa y dos pesos (moneda
nacional). De ese monto utiliza cuarenta y cinco pesos para pagar la
comida en el comedor que le asignaron, conocido como “Las Variedades”.
Como no puede caminar, alguien -cuando se acuerda- le trae la comida.

Algunas veces el anciano matrimonio se alimenta de lo poco que su hijo
enfermo recoge en los basureros. Y el perro come también.

En ocasiones han pasado varios días sin tener qué comer.

Solo tienen un plato y una cuchara para los tres

Al aire libre lavan con un porrón de agua. Aprovechan cuando llueve para
bañarse. Los tres padecen de escabiosis y pediculosis.

No tienen entrada de agua y tampoco electricidad, se iluminan solo con
la luz solar.

Cada sesenta días son visitados por una trabajadora social del Consejo
Popular No. 4. Les ofrece ropas, vasijas, sabanas, colchón y camas; pero
todo se queda en el ofrecimiento, porque nunca han recibido cosa alguna.

Solo me viene a la mente una pregunta: ¿Estas personas viven mejor o
peor que los pobres de los que habló Fidel Castro en 1953 en su alegato
“La Historia me Absolverá”?
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Santiago Emilio Márquez; móvil:
+53523574953
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Source: ¿Mejor o peor que antes de 1959? | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/mejor-o-peor-que-antes-de-1959/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
February 2017
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives