Informacion economica sobre Cuba

Baracoa: Los empleados de farmacias van a acabar ‘cobrando por gusto,
porque cada vez tienen menos que vender’
MANUEL ALEJANDRO LEÓN VELÁZQUEZ | Guantánamo | 28 de Abril de 2017 –
20:59 CEST.

Mientras intentan lidiar con las consecuencias del huracán Matthew, los
habitantes de Baracoa enfrentan otros problemas, como una crisis en la
distribución de medicamentos en las farmacias y la falta de algunos
reactivos en los hospitales.

“Me dicen que no hay reactivo para mi análisis. Tengo que hacerme
pruebas de glicemia porque a mis 83 años de edad casi no me levanto de
la flojera y el médico dice que puede ser la diabetes”, se queja Dignora
Lobaina Cádiz.

Arasai Sourt, una joven de 18 años de edad, afirma estar en la similar
situación. “En mi familia hay diabetes y como tenía la glicemia por el
suelo me ingresaron en el hospital Octavio de la Concepción de la
Pedraja. A la semana me dieron el alta porque se acabó el reactivo”, relata.

En cuanto a los medicamentos “no disponibles”, los farmacéuticos
mencionan la Dipirona, Nitrazepam, Difenhidramina (Benadrilina),
Clordiazepóxido, Mandelamine, Metocarbamol, Meprobamato, Alprazolam y
otros controlados por tarjetón, como el salbutamol y la aspirina.

Algunas personas aseguran que han dormido fuera de las farmacias cuando
se han enterado de que las han surtido.

“Los medicamentos para la presión llegan en pequeñas cantidades y se
acaban rápido y entonces la gente duerme en las farmacias para poder
alcanzar”, dice una vecina de Baracoa. “Los dependientes dicen que el
Meprobamato y la Mandelamine no van a venir más porque no hay materia
prima para su producción en Cuba, pero no saben por qué los demás no
llegan ya que ellos los ponen en los pedidos”.

Graciliano Laffita se queja de que, aunque algunos medicamentos están
“en falta”, los revendedores los tienen, como sucede en otras partes del
país.

“Venden el Nitrazepam a 10 y 15 pesos por un blíster, el Mentolán a 10
pesos el tubo, la Dipirona y la Difenhidramina a 10 pesos el blíster. El
Rocephin, que es un antibiótico fuerte, cuesta cinco CUC en la calle
mientras que en los hospitales no hay”, detalla. “Venden hasta productos
de la farmacia internacional como el Omega 3, que en la calle está 15
pesos (moneda nacional) cada capsula”.

“Las colas en esta ciudad para medicamentos son tan largas como las que
se hacen para comprar comida”, dice un joven estudiante. Señala la falta
de psicofármacos para tratar a personas con trastornos psiquiátricos.

Los empleados de las farmacias van a terminar “cobrando por gusto porque
cada vez tienen menos que vender”, dice Randy Caballero. A su juicio, en
una ciudad que fue arrasada por un huracán no deberían faltar medicinas.

Source: Baracoa: Los empleados de farmacias van a acabar ‘cobrando por
gusto, porque cada vez tienen menos que vender’ | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1493405950_30731.html


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives