Informacion economica sobre Cuba

Cochear se pone difícil en Santiago de Cuba
Los transportistas se niegan a continuar pagando licencias
Martes, abril 25, 2017 | Ezequiel Fuentes Morales

SANTIAGO DE CUBA, Cuba.- Emelio Matos, más conocido como “Tato” entre
sus amigos de la comunidad de Veguita de Galo en Santiago de Cuba, se
levanta temprano cada mañana para salir a cochear la ruta entre la
Terminal de Trenes y La Barca de Oro, la de mayor flujo de pasajeros en
el Consejo Norte del Distrito José Martí.

Cuenta que hace casi un año las autoridades del Consejo de la
Administración Municipal (CAM) en la urbe trasladaron la antigua piquera
de coches del Paseo La Alameda para la nueva Terminal de Trenes y
Ómnibus en el reparto Agüero-Mar Verde.

“La cosa se ha puesto difícil”, comentó el joven. “La mayor cantidad de
pasajeros son de las cercanías de La Alameda y ahora han tenido que
cambiar la forma de transportarse”.

La directiva sobre circulación, vigente desde el 1 de junio del pasado
año en la ciudad santiaguera, controla las piqueras y el tránsito de
coches con pasajeros en las principales avenidas del centro histórico de
la añeja urbe, además de otras disposiciones a cumplir en lo
higiénico-sanitario.

Martha Delgado, trabajadora de la Oficina del Historiador de la Ciudad,
declaró a CubaNet que las medidas tomadas redistribuyen las piqueras de
coches por Tracción Animal. “La Alameda es un lugar emblemático de esta
ciudad y esa cantidad de coches en el inicio del paseo afeaba el entorno
totalmente remozado por las celebraciones de los cinco siglos de la
villa. Ahora están en mejor lugar, donde cargan más pasajeros”, puntualizó.

Para Mariano, cochero con más de veinte años en el oficio, “tirar pasaje
bajo esta medida es no ganar nada de dinero”.

“Nos han restado pasajeros y, aunque los tramos son más cortos, la mayor
cantidad de personas va hacia La Alameda, y solo podemos transitar
vacíos porque, si tenemos gente montada, cogemos una buena multa”, murmuró.

Una especialista del Plan Maestro de la Ciudad, que prefirió el
anonimato, señaló que esta disposición intenta preservar los lugares
céntricos por su alto valor urbano y ambiental, “los cocheros no
cuidaban la zona, los caballos defecaban en plena vía y algunos de estos
cuentapropistas no tenían un recolector para estos desechos”. Señaló
que, con las nuevas disposiciones que se están acometiendo en la ciudad,
el sector privado se verá más beneficiado.

La retocada Alameda Michaelsen es un importante enclave turístico, donde
significativos lugares de recreación son rehabilitados por estar a la
entrada marítima de la ciudad, cercano al joven malecón santiaguero y al
puerto de la urbe que recibe a visitantes foráneos todo el año.

Magda Padrón, vecina de la calle Barracones, una de las vías más
cercanas a la emblemática arteria, dice estar conforme con la
regulación. “Nos han quitado un peso de encima, porque ya no tenemos esa
peste a orina de caballo y las calles permanecen más limpias”.

Un joven cochero que vive en la localidad de Altamira indicó que la
nueva piquera a casi tres kilómetros de la anterior, “no da resultados”
porque “muchas personas que cogían los coches de La Alameda hasta la
terminal de trenes y viceversa, ahora no tienen otro medio de
transportación, ya que muchos se trasladan con bultos grandes y los
coches eran un alivio para ellos”.

También apuntó que se tardan más en llenar el vehículo, pero un gran
número de pasajeros van para lugares que ellos tienen prohibidos transitar.

Javier Rodríguez, inspector del Ministerio del Transporte (MITRANS),
apuntó a este diario que las sanciones serán drásticas para los que
incumplan. “Se aplicarán multas de 700 o 1500 pesos la primera vez, y en
caso de reiteración se le decomisará el vehículo con el animal”.

También mencionó que existe un cuerpo de inspectores que se encuentran
en la calle velando porque se cumpla la normativa, “pero más que un
cambio de lugar, la decisión es aislarlos por completo”, selló.

La Alameda santiaguera ha sido catalogada como el principal paseo
público de la ciudad que da cara a la bahía, además de ser un importante
escenario de las festividades carnavalescas y, desde hace unos años,
locación principal de la tradicional “Quema del Diablo”, del Festival
del Caribe. Además de la construcción del malecón, la instalación de
antenas wifi y la llegada de la 3G como experimento, se ha convertido en
un punto clave donde confluyen residentes de todas las áreas periféricas.

Junto a la desaparecida piquera La Alameda, también se encontraba un
punto de concentración para los bicitaxistas, el cual no ha sido
cambiado y ya muchos cuentapropistas que se ganan la vida pedaleando,
comentan ver el “paño mejor”.

“Es un alivio para nosotros”, refirió uno de los bicitaxistas que no
quiso que le tomaran fotos. “Ganamos más dinero y podemos transportar a
todo el mundo sin limitación, ahora somos los reyes del lugar”, sonrió.

Aunque la medida no regula la transportación de pasajeros en bicitaxis,
el inspector del MITRANS confesó que la regulación se está revisando
tras varias quejas de vecinos y cocheros cuentapropistas, que alegan una
disminución en sus ingresos. “Se prevé que también se cambien a los
bicitaxistas, porque es una razón lógica, los coches afean el entorno,
pero una aglomeración de estos triciclos también”, enfatizó.

A casi un año de esta normativa, los cocheros santiagueros han decidido
negarse a continuar con sus patentes arguyendo que sus ganancias han
disminuido. Otros, como “Tato”, se hallan renuentes al pago de la
Seguridad Social y esperan que el CAM reflexione en torno al
procedimiento de aislamiento que, según dice el Rodríguez, “ha llegado
para quedarse”.

Source: Cochear se pone difícil en Santiago de Cuba CubanetCubanet –
www.cubanet.org/mas-noticias/cochear-se-pone-dificil-en-santiago-de-cuba/


Related Articles:

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
Please help us to to pay for more powerful servers. Thank you.
Peso Convertible notes
Peso Convertible
Archives